Publicidad

Precios bajos o mantener el empleo: Francia quiere reducir el número de operadores con red propia

Precios bajos o mantener el empleo: Francia quiere reducir el número de operadores con red propia
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Consolidación, la palabra de moda entre los dirigentes políticos y de grandes empresas de telecomunicaciones en Europa. Estos siempre comparan el mercado europeo de telecos con el de Estados Unidos para recordarnos que por este lado del charco tenemos un "exceso" de operadores, exceso que también quiere recortar al parecer el gobierno francés.

Y es que el ministro francés de Industria, Arnaud Montebourg, ha pronunciado su intención de que el mercado de telecomunicaciones de su país se reduzca, pasando el número de operadores con red propia de cuatro a tres, ante los despidos anunciados en uno de ellos y la bajada de precios del móvil en 2013, un 27%.

El mercado francés de telefonía móvil contaba con tres grandes operadores, Orange, SFR (ahora en manos de la cablera Numericable) y Bouygues Telecom, hasta la llegada hace dos años y medio de Free. El nuevo operador entró en el mercado como un elefante en una cacharrería, arrasando con todo. Con una tarifa que ofrece llamadas ilimitadas y 3 GB por 20 euros, 16 euros para los clientes de Internet fijo, Free se hizo en menos de medio año con el 4% del mercado, más de dos millones y medio de líneas.

Free provocó una importante bajada de los precios del móvil en Francia, desde su irrupción más de un 40% y un 27% en el 2013 según el regulador francés, totalmente beneficiosa para los usuarios pero dicha bajada no ha gustado al ministro de Industria, que se ha mostrado favorable a que el número de operadores con red propia en Francia se reduzca de cuatro a tres.

Primero el empleo, luego los precios

Las declaraciones del ministro francés buscan estabilizar un mercado que con la fuerte bajada de precio de los últimos años sufre para mantener el empleo que genera. De hecho uno de los historicos en Francia, Bouygues Telecom, anunció recientemente su intención de despedir a más de 1.500 trabajadores, un 17% de su plantilla.

Bouygues está sufriendo la bajada de márgenes que ha supuesto la irrupción de nuevos competidores y lleva meses buscando su salvación, que podría llegar en forma de fusión con Orange, aunque parece que el acuerdo está estancado. En este impas Bouygues ha anunciado un plan de reformas con el que pretende volver en dos o tres al beneficio que obtenía antes de la llegada de Free.

La opinión del ministro de Industria francés no se ha de tomar solo como una opinión política con su cierta relevancia, y es que tenemos que tener en cuenta que el Estado francés aún mantiene el 27% de las acciones de Orange, por lo que podría empujar a esta a fusionarse con el operador en problemas.

Pero detrás de todo este lío está el que anteponer, unos precios de telefonía bajos o el mantenimiento del empleo. Un mayor número de operadores favorece claramente la bajada de precios, véase el ejemplo español con la llegada de Yoigo y los virtuales, pero al parece al menos en Francia puede perjudicar el empleo. Veremos como acaba el caso francés, a vigilar por lo que pueda pasar en otros mercados.

Vía | Le Monde

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir