Publicidad

Samsung empieza el año con mal pie: sus beneficios caen un 60% con respecto al año pasado

Samsung empieza el año con mal pie: sus beneficios caen un 60% con respecto al año pasado
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

El primer trimestre del año es generalmente el más flojo para los surcoreanos, aunque a veces ocurre como en 2018, cuando los semiconductores empujaron los beneficios a cifras récord. No en 2019. Las ventas de semiconductores caen un 30% con respecto al año pasado y arrastran un descenso del 60% en beneficios para todo el negocio de Samsung.

Sin el colchón de los semiconductores, Samsung lamenta que a pesar de una "demanda sólida" de los nuevos Samsung Galaxy S10, la divisón de smartphones e IT también haya bajado con respecto al año pasado: un 40% menos de beneficios que durante el primer trimestre de 2018.

Los semiconductores se desinflan

La división de semiconductores de Samsung es año tras año la segunda más importante cuanto a ventas, solo superada en el cómputo global por la división de móviles. En los últimos trimestres los semiconductores han acortado distancias con móviles, hasta tal punto que en el tercer trimestre de 2018 se quedó a las puertas del sorpasso.

Ahora bien, si hablamos de beneficio neto, la cosa cambia. Los semiconductores supusieron durante el cómputo global de 2018 el 75% de los ingresos. La caída de beneficios de los semiconductores es importante, pasando de los 11,55 trillones de won en Q1 2018 a los 4,12 trillones del primer trimestre de 2019. Aun así, siguen siendo el 66% de los ingresos de trimestre.

Resultados

Entre las causas de este decline se encuentran, según Samsung, una menor demanda por chips NAND y DRAM debido a incertidumbres macroeconómicas, estacionalidad y ajustes de inventario en centros de datos. La compañía es optimista y espera que la situación mejore, si bien lentamente, en el segundo trimestre.

La división de móviles cae ligeramente

Esediez

Por otro lado, la división de móviles e IT tuvo uno de sus mejores trimestres durante Q1 de 2018, pero la historia no se repite un año más tarde. Se vuelven a cifras de ventas de 2016, con 27,20 trillones de won en ventas, un 5% menos que el año pasado.

No es un gran descenso, pero el problema es que Samsung tiene un menor margen de beneficios que hace un año. Mientras que la división ha bajado un 5% en cifras de ventas, los beneficios han bajado casi un 40% o 1,5 trillones de won.

La "demanda sólida" por los nuevos Samsung Galaxy S10 han permitido a la división recuperar un poco de terreno con respecto al anterior trimestre, aunque no ha sido suficiente para combatir la deceleración del mercado de smartphones.

Reorganizar las gamas pasa factura: incremento en costes de producción y gastos en márketing

Samsung menciona en su informe también la importancia de la reorganización de sus gamas, con los gastos añadidos que suponen la inclusión de nuevas características y el márketing necesario. No se menciona directamente, pero parece claro que se refieren a la nueva serie Galaxy A y Galaxy M.

Para el futuro, los surcoreanos preven un incremento ligero de la demanda en el siguiente trimestre, alimentada por nuevas innovaciones como el Samsung Galaxy S10 5G o el Galaxy A80 y la continua reorganización de sus líneas de producto. Para la segunda mitad del año, Samsung espera aumentar las cifras de ventas impulsadas por todas las gamas, desde Galaxy A hasta el Note.

Más información | Samsung

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir