Compartir
Publicidad

Vodafone refuerza su apuesta por la convergencia con la compra de la fibra de Liberty en cuatro países

Vodafone refuerza su apuesta por la convergencia con la compra de la fibra de Liberty en cuatro países
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 2013 Vodafone decidió salir del mercado americano, vendiendo el 45% de Verizon que le pertenecía. 130.000 millones de dólares de caja hizo el operador, que en parte fueron destinados al programa Spring para mejorar sus infraestructuras en Europa. Vodafone siempre ha apostado fuerte por las redes móviles pero el triunfo de la convergencia le ha obligado a poner la mirilla en las redes fijas, adquiriendo cableras como ONO y Kable Deutschland.

Y en ese afán por hacerse fuerte en una Europa cada vez más convergente, Vodafone protagoniza hoy la que podría ser la mayor operación de compra del sector de las telecomunicaciones del año en el viejo continente. Tras meses de constantes rumores, hoy el operador británico ha anunciado un acuerdo con Liberty para hacerse con sus infraestructuras fijas en Alemania, República Checa, Rumanía y Hungría a cambio de 18.400 millones de euros.

España fue uno de los primeros países donde la convergencia se hizo fuerte. El lanzamiento de Movistar Fusión en octubre de 2012 obligó a Vodafone y Orange a pisar el acelerador en el lado fijo, lo que les llevó a comprar ONO y Jazztel, por sus extensas redes de cable y fibra. Ese éxito de la convergencia se ha ido expandiendo por toda Europa, y Vodafone ha sabido reaccionar a ese cambio del mercado.

La compra anunciada hoy le convierte en el operador con más fibra en Europa: 54 millones de hogares pasados, aunque pueden llegar al doble gracias a los acuerdos mayoristas que mantiene, como el firmado con Telefónica en España. Especialmente fuerte será su posición en Alemania, donde quieren plantar cara a Deutsche Telekom, llevando conexiones Gigabit a 25 millones de hogares para 2022.

Operadores europeos más grandes

Las autoridades europeas siempre son reticentes a facilitar las operaciones de compra-venta entre operadores, por miedo a que se reduzca la competencia en los países afectados, pero eso también choca contra la insistencia de Bruselas en contar con operadores más grandes y fuertes. En numerosas ocasiones se ha comparado el tamaño de los operadores europeos con los americanos, que multiplican por varias veces su valor en bolsa a grandes como Telefónica, Deutsche Telekom, Orange o la misma Vodafone. Es por ello que esta operación dejará satisfecho a los que reclaman que los operadores europeos se hagan más grandes.

En Xataka Móvil | La primera subasta de espectro para 5G en Reino Unido se salda con Telefónica y Vodafone como ganadores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio