Compartir
Publicidad

¿Merece la pena tratar de recuperar el móvil robado?

¿Merece la pena tratar de recuperar el móvil robado?
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahí está el ladrón. Le estás viendo. Has activado la cámara de forma remota y tienes no solo una foto del caco, sino la posición aproximada de tu teléfono. Puedes borrar los datos y bloquear el móvil --y dejarlo en el pasado--, o puedes tratar de recuperarlo. Arriesgarte, y, quizás, perder algo más que un móvil.

Las aplicaciones y servicios para tratar de recuperar nuestro teléfono tras un robo o extravío se han convertido en algo muy útil en el segundo caso, pero si estáis pensando en enfrentaros al caco de turno para tratar de que os devuelva el móvil, quizás deberíais pensároslo dos veces.

Es lo que apunta un reciente artículo en The New York Times en el que varios usuarios de móviles contaban su experiencia a la hora de recuperarlos tras diversos robos. Esos servicios, destacan sus responsables, permiten actuar al usuario cuando la policía no lo hace.

El problema es que lo de convertirse en detective y justiciero por cuenta propia puede tener consecuencias muy desafortunadas. Lo afirman allí las autoridades que están preocupadas porque la gente puede ponerse en peligro, "corriendo riesgos desproporcionados por algo que se puede reemplazar fácilmente". El fiscal de distrito de San Francisco George Gastón lo explicaba muy bien:

Este es un nuevo fenómeno. No se trata únicamente de correr tras la persona para coger el teléfono. Le da la oportunidad a la gente de tomarse la justicia por su cuenta, y pueden meterse en problemas muy serios si van a lugares a los que no deberían ir.

Los casos son variados, y por supuesto en algunos casos los propietarios de esos teléfonos acaban recuperando los teléfonos, pero en otros ha habido disputas que han podido acabar realmente mal, y se relatan los casos de una persona que acabó en una pelea de la que salió malherido o de otra que al intentar recuperar su teléfono acabó atacando a un hombre inocente que sospechaba tenía su móvil.

Mejor no arriesgarse

Este tipo de incidentes son cada vez más frecuentes en Estados Unidos, y en nuestro país podría ocurrir lo mismo. Como ya mencionamos en nuestro repaso a los pasos a seguir si nos roban el móvil, su recuperación es compleja, y hacer que las autoridades nos ayuden, -como ya explicaban hace tiempo en El Confidencial- es igualmente difícil, ya que entre otras cosas que localicemos el teléfono no significa que un juez dé su visto bueno para aprobar una intervención por parte de los cuerpos de seguridad. Y sobre todo, no significa que todo el proceso se haga lo suficientemente rápido.

Esa es la razón de que varias empresas hayan tratado recientemente de poner en marcha una iniciativa para instalar en todos sus teléfonos los "kill switch" (algo así como "interruptores de la muerte") que permitirían convertir al teléfono en un pisapapeles de forma remota. Eso haría que los ladrones no tuvieran incentivo en el robo de teléfonos, dado que al poco el propietario podría inutilizarlos remotamente.

Esos sistemas podrían evitar buena parte del problema. Puede que los móviles sean para mucha gente dispositivos especialmente valiosos --no tanto por su valor económico, que en algunos casos es ciertamente elevado, sino por los datos que almacenamos en ellos--, pero ¿realmente lo son tanto? Un portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles, Andrew Smith, lo resumía en una conclusión contundente.

Es tan solo un teléfono. No vale la pena que pierdas tu vida por él.

En Xataka Móvil | Me han robado el móvil. ¿Y ahora qué hago?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio