Compartir
Publicidad

¿Qué fue de las carcasas intercambiables?

¿Qué fue de las carcasas intercambiables?
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un domingo más navegamos en la nostalgia para traeros recuerdos que, aunque parezcan muy lejanos, no hace tanto que formaron parte de nuestras vidas. La semana pasada os hablamos de los ya extintos politonos para el móvil y hoy venimos con otro asunto que a más de uno le traerá muchos recuerdos: los móviles con carcasas intercambiables.

Si fuiste orgulloso propietario de uno de estos móviles personalizables, recordarás cómo el mercado de las carcasas proliferó de forma descontrolada ofreciendo estos accesorios en todos los colores y estampados imaginables. Desde banderas de países hasta emblemas de equipos de fútbol, toda imagen era susceptible de acabar en la carcasa de un móvil por aquella época.

 

En 1998 comienza el boom de las carcasas

Antes de esta moda, los teléfonos eran algo sobrio, en colores oscuros y sin nada que los diferenciase entre sí, pero con la llegada de las carcasas, el mundo de los móviles adquirió un aire más desenfado, más juvenil. La personalización de los teléfonos permitía a la gente tener un móvil que se identificase con su personalidad o sus gustos, convirtiéndolo más que en una herramienta de comunicación, en un accesorio más como podría ser un sombrero o una joya.

Uno de los primeros teléfonos que incluyó la posibilidad de las carcasas intercambiales fue el Ericsson a1018s. Las carcasas de este móvil solo correspondían a la parte del teclado, pero por aquel entonces ya era toda una revolución el simple hecho de poder personalizar nuestro apreciado "ladrillo".

Ericsson

Con Nokia el asunto se puso serio

Fue la compañía finlandesa la que terminó de revolucionar el mercado de las carcasas dejando en nuestras manos la posibilidad de personalizar modelos tan míticos como el Nokia 3210 o el 3310, dos de los móviles que más gente tuvo a principios de los 2000. Pero fue un poco antes cuando Nokia comenzó con este asunto.

El primer teléfono Nokia al que podíamos cambiarle la carcasa fue el Nokia 5110 que fue lanzado en 1998. Con este teléfono Nokia incluyo las carcasas Xpress-on, disponibles en siete colores distintos y distribuidas por la propia compañía. El 23 de septiembre de 1998 Nokia anunció la primera edición limitada de estas carcasas en dos colores especiales, Silver Bells Xpress-On y SnowFlake Xpress-On.

Como podemos ver, en estos teléfonos las carcasas dejan de cubrir solo la base del teclado para pasar a formar parte de todo el cuerpo, por lo que la personalización comienza a ser total. Del Nokia 5110 salieron más versiones, todas ellas personalizables, como el Nokia 5146, pero donde realmente comenzó la locura fue con los Nokia 3210 y 3310.

Con la llegada de estos dos teléfonos en los años 1999 y 2000 respectivamente, se armó la verdadera revolución de las carcasas. Ya no solo Nokia vendía los "vestidos" para sus móviles, sino que se comenzaron a vender por todas partes. Había carcasas de todo: con tribales, con los dibujos animados de moda en el momento (Winnie de Pooh y compañía), con los logotipos de todas las marcas conocidas e incluso personajes de las series más punteras.

Buffy

Nokia 3200 el súmmum de la personalización

Pero si hay un teléfono que recordamos como el más personalizable de todos los tiempos ése es sin duda el Nokia 3200, lanzado a finales de 2003. Fue un teléfono que recibió muchas quejas porque sus teclas fusionadas con la carcasa eran bastante incómodas pero, esto no le desmerece de ser el teléfono que más se podía personalizar del momento.

Nokia1 Jpg435baaa6 Ccbd 475f Ad5d 84783b7c7335original

El Nokia 3200 tenía una carcasa transparente con dos ranuras, una delante y otra detrás, en las que podíamos meter o bien plantillas prediseñadas que incluía el teléfono o que crearlas nosotros mismos. ¿Cómo? Pues muy fácil, cogíamos una foto que nos gustase y con mucho mimo y cuidado la recortábamos para que se adaptase a la carcasa del Nokia 3200 et voilá!, ya podíamos tener a nuestra pareja o nuestro perro en la carcasa del móvil.

1456847841 Nokia Brands

No las echamos de menos

Claramente las carcasas nos traen añoranza de lo que era nuestra vida tecnológica casi veinte años atrás, pero si lo pensamos fríamente, esto es como cuando ves una foto tuya de hace diez años y dices ¡pero cómo podía llevar esas pintas! Están muy bien ahí, en el pasado.

Nosotros la verdad preferimos quedarnos con los terminales actuales, con sus cuerpos unibody resistentes que no se pueden desmontar ¿y vosotros?, ¿echáis de menos las carcasas intercambiables? ¿teníais algún móvil de este tipo?

En Xataka Móvil | ¿Qué fue de Ericsson?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio