Publicidad

La CNMC no le pondrá fácil a Telefónica la compra de Canal+

La CNMC no le pondrá fácil a Telefónica la compra de Canal+
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

La anunciada compra de Canal+ por parte de Telefónica, que ya posee un 22% de la compañía actualmente, crearía una gran video company que los rivales del operador sin ninguna duda quieren frenar. Ya no es que Movistar se vaya a quedar con gran parte del pastel de la televisión de pago en España, sino también es cuestión de derechos y canales.

Por esa concentración de derechos que se produciría, actualmente Movistar cuenta con exclusiva con todo el mundial de motociclismo y los derechos de pago para la Formula1 y Canal+ con los de la Liga de Campeones, parece que la CNMC no se lo pondrá muy fácil según cuentan en El Confidencial. Condiciones que en el caso de ser muy estrictas podrían llegar a anular la transacción.

Telefónica o su marca Movistar tiene una clara ambición, convertirse en una video company. En ese sentido se ha ido haciendo con distintos derechos deportivos, incluso creando canales propios. La compañía sabe que ese es el punto más débil de sus rivales, no la televisión en si sino el precio de los contenidos deportivos, por lo que la compra de Canal+ es totalmente estratégica.

Además de quedarse con Canal+ Liga y Canal+ Liga de Campeones, aunque los derechos de la Liga de Campeones pasarán a Gol Televisión en la temporada 2015/2016, Movistar tendría una clara ventaja: poder ofrecer televisión de pago allá donde su cobertura fija no lo permita mediante satélite. Toda una estrategia pero que la CNMC parece no estar dispuesta a permitir de cualquier manera.

Acceso mayorista, la posible opción de la CNMC

Después de que Europa dejase en manos de la CNMC la supervisión del proceso de compra, lo que en principio favorecería Telefónica por la dureza habitual de la Comisión, parece que la compañía no lo tendrá tan fácil como podrían esperar en un principio, según fuentes conocedoras del proceso en declaraciones a El Confidencial.

El proceso aún está en un momento muy inicial y se prolongará durante meses pero la idea parece ser que pasaría porque Movistar/Telefónica tendría que dar un acceso mayorista a sus rivales a parte del contenido de la plataforma de Canal+. La parte más preocupante sería la de posible apertura a otros operadores de canales que emitan en exclusiva partidos de Liga o Copa.

Precisamente el contenido deportivo es el que suele motivar muchas contrataciones de televisión de pago por lo que la obligatoriedad de ofrecer un acceso mayorista a los canales deportivos sería un duro palo para la transacción. De hecho, según las mismas fuentes, Movistar se abría reservado la opción de cancelar la compra si las condiciones establecidas son duras, previo pago de 58 millones de euros a Prisa.

Aun así parece que este asunto irá para largo, todo el que conozca mínimamente a la CNMC sabe de su velocidad para estas cosas, pero desde Movistar no deberían estar muy tranquilos.

Vía | El Confidencial

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir