Publicidad

Hasta siempre, Nokia

Hasta siempre, Nokia
119 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es un día triste para toda una generación. Aquella que creció de forma paralela a una empresa, Nokia, que hoy dice adiós de forma definitiva a su división de dispositivos y servicios. Porque hoy Nokia (Devices and Services) deja de existir para fusionarse de forma completa con Microsoft.

La noticia no nos coge de sorpresa, desde luego. El proceso llevaba meses en marcha, pero eso no cambia el hecho de que esa marca que ha sido acompañante de millones de usuarios con cientos de millones de teléfonos móviles vendidos deja paso a una nueva era.

Debo confesar que nunca fui un Nokia-adicto, aunque conozco a verdaderos fans de una marca que renegaban de cualquier otro terminal que no presentase esa palabra en su diseño y que no tuviese aquel característico tono de llamada --que, por cierto, procede del Gran Vals del guitarrista español Francisco Tárrega--.

Nokia 1100
El Nokia 1100, símbolo de toda una generación, vendió la friolera de 250 millones de unidades en todo el mundo.

Pero tanto si fuisteis usuarios fieles de la marca como si no lo fuisteis, Nokia y sus dispositivos, con sus aciertos y sus errores (que también los tuvieron), quedará como leyenda del aún joven mercado de la movilidad. Resulta curioso que una marca que ha logrado un dominio tan increíble del mercado de los terminales móviles durante tantos años no haya generado el tradicional odio que suelen generar los grandes en todo tipo de industrias.

Hoy hay que decirle adiós a muchos grandes momentos y, sobre todo a muchos grandes terminales. Y por supuesto, es también el triste adiós al "Connecting people". ¿Quién conectará ahora a la gente como lo hizo Nokia durante décadas?

Lo decía mucho mejor que el que suscribe un empleado de Nokia que se despedía ayer de la que fue su empresa durante años y para el que la labor realizada durante todo ese tiempo ha sido ciertamente prodigiosa. Como él afirmaba:

La historia de Nokia es la historia de más de 1.000 millones de seres humanos cuyas vidas han sido tocadas, e incluso transformadas, por la posibilidad de estar conectados a cualquiera, en cualquier lugar, por primera vez.
[...]
La Nokia que conocimos termina hoy, pero su impacto en la industria y en el mundo perdurará durante los años venideros.

Que así sea.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir