Publicidad

Pepephone confirma el acuerdo y asegura haberse sentido como "un muñeco de trapo"

Pepephone confirma el acuerdo y asegura haberse sentido como "un muñeco de trapo"
19 comentarios

Publicidad

Publicidad

Anoche saltaba la bomba. Tras más de medio año de espera Pepephone decidía dar plantón a Yoigo para arrendar directamente con Movistar su red, incluyendo la tan deseada red 4G. Las razones eran obvias, el posible cambio a Yoigo llevaba un retraso de más de medio año y además no tenía visos de solucionarse rápidamente, tras llegar a afirmar Yoigo que podría recurrir a Europa.

Pero hoy ya tenemos la confirmación de la firma del acuerdo con Movistar por parte de Pepephone. En declaraciones a Europa Press su director general, Pedro Serrahima ha confirmado que hoy se sellará el acuerdo que llevará a sus clientes a contar con la cobertura de Movistar a partir de diciembre, asegurando además haberse sentido como "un muñeco de trapo" durante estos meses.

Serrahima ha sido muy claro en sus primeras declaraciones tras conocerse que su compañía cambiaba de planes. En sus propias palabras Pedro ha asegurado que Pepephone se vio envuelta en una batalla entre Yoigo y Movistar en la que ellos pintaban poco pero de la que se vieron perjudicados. Y es que tras firmar un acuerdo con los primeros para el uso de su cobertura Movistar se negó a prestar su red para cubrir las lagunas de la cobertura de Yoigo.

Finalmente eso ha acabado con Pepephone tomando la vía más directa, la de firmar directamente un acuerdo con Movistar, dejando de lado a Yoigo. Según Serrahima habían pactado unos plazos con este operador que han sido incumplidos, al no contar estos ni con la cobertura ni la plataforma necesaria para albergar al virtual de los lunares a cualquier otro.

Nueva fecha prevista: diciembre

De esta manera el máximo dirigente de Pepephone ha confirmado los plazos especulados para su paso a Movistar, esperando que la migración de la red de Vodafone a la de Movistar se lleve a cabo para diciembre. Sin duda alguna no será ni una tarea sencilla ni económica, ya que se tendrán que cambiar las tarjetas SIM de las 465.000 líneas actuales del operador, cuyo coste asumirá la compañía.

Al menos esto vale para poner fin a la incertidumbre que ha reinado en torno a Pepephone en los últimos meses, situación que ha llegado a provocar que estos perdiesen líneas mediante portabilidad por primera vez en su historia en agosto. Ahora solo cabe esperar a que se produzca la migración y ver el camino que pueden tomar otros virtuales y el resto de operadores con red, que de momento no prestan su 4G a ninguna otra compañía.

Vía | Europa Press

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir