Publicidad

OPPO acelera el paso para construir sus propios procesadores y no depender de tecnología norteamericana

OPPO acelera el paso para construir sus propios procesadores y no depender de tecnología norteamericana
6 comentarios

El bloqueo que Huawei sufre por parte de los Estados Unidos, y en el que empieza a implicarse el propio gobierno chino, ha evidenciado el poder real del gobierno norteamericano en materia tecnológica, pues sus diferentes movimientos han dejado en fuera de juego a la multinacional china en muchos mercados. Huawei, sin poder acceder a los servicios de Google para Android y sin poder fabricar más chips con TSMC al haberse bloqueado los nuevos pedidos, tiene ante sí un interesante obstáculo a superar.

Los compatriotas de Huawei, sin embargo, están tomando buena nota de lo que está ocurriendo y algunos ya toman medidas para no acabar convertidos, cuando les llegue su turno, en el próximo Huawei. OPPO es el último en mover ficha en este complejo tablero de patentes, licencias y empresas multinacionales, y parece que la compañía de BBK Electronics acelera sus planes internos para diseñar sus propios procesadores.

OPPO quiere un equipo de desarrollo de procesadores en Shanghai

Shanghai La ciudad de Shanghai

Tal y como cuentan en Nikkei, OPPO ya expresó su deseo de crear sus propios procesadores el año pasado, en 2019. No se hizo público de qué procesadores se hablaba, si de cerebros para sus teléfonos móviles o si de chips accesorios para el teléfono pero no principales, manteniendo sus pedidos a sus principales proveedores, como MediaTek o Snapdragon hablando de CPUs.

Sin embargo, parece que la guerra abierta entre Estados Unidos y Huawei ha acelerado los planes del gigante chino, pues en los últimos días está acelerando diversos trámites relacionados con la creación de un centro especializado en diseño procesadores en Shanghai, una de las ciudades más importantes de China y uno de los pilares del país a nivel comercial.

Según cuenta Nikkei, en OPPO están llevando a cabo diversas contrataciones tanto de ejecutivos como de ingenieros y las canteras a las que recurren para hacerlo son las de MediaTek y Unisoc. Diseñar y fabricar sus propios procesadores haría que OPPO dependiese mucho menos de proveedores norteamericanos como Qualcomm o Broadcom, y les permitiría enfocar sus esfuerzos de desarrollo en tareas clave para la empresa.

"Oppo ha estado reclutando agresivamente talento de chips desde el año pasado cuando se dieron cuenta de que poseer la capacidad de diseño de chips le dará más control sobre su cadena de suministro", cuentan fuentes de Nikkei.

Lo que aún no se vislumbra al final del camino de OPPO es si acabará confiando la fabricación de sus diseños de chips a terceros, como ha hecho Huawei con el TSMC que ahora ya no le acepta más pedidos, o si se decidirá a crearlos por él mismo. Recordemos que OPPO forma parte de un conglomerado mucho mayor que abarca a marcas como Vivo, OnePlus o Realme, entre otras, por lo que construir una fábrica de procesadores que nutra a toda la familia no sería una locura.

Vía | Nikkei

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios