Publicidad

Todos los detalles de Orange Cash, la renovada apuesta del operador por los pagos móviles

Todos los detalles de Orange Cash, la renovada apuesta del operador por los pagos móviles
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los pagos móviles se van extendiendo poco a poco. Viendo que en este sector parece haber negocio, hasta ahora limitado a los propios bancos y cajas, los operadores han ido presentando opciones para que sus, no pocos, clientes abandonen sus tarjetas de toda la vida y saquen su móvil a la hora de pagar en un comercio.

Así ya conocimos en 2013 la opción de Vodafone, con Pass y Wallet, y en 2014 la tarjeta prepago de Orange, Cash. Pero ahora esa tarjeta bancaria prepago de los franceses se pasa al móvil, con un renovado servicio que permitirá prescindir del plástico para integrar la tarjeta en el smartphone.

Del plástico a la SIM. Ese es el camino que recorre ahora Orange Cash, para integrarse verdaderamente en el móvil. En su lanzamiento el servicio del operador naranja permitía un control absoluto de la tarjeta desde la aplicación, permitiendo incluso transferencias de dinero entre usuarios, pero a la hora de pagar era necesario sacar la tarjeta.

SIM NFC y smartphone compatible

Lo primero es que todo cliente de Orange que quiera usar este servicio tendrá que disponer de una tarjeta SIM con NFC, si no la tienen solo tienen que solicitar una gratuita en una tienda Orange, y un smartphone compatible, entre los que actualmente se encuentran más de 40 modelos de HTC, LG, Sony, Samsung o la marca propia de Orange.

Teniendo ambas cosas toca instalar la aplicación , imprescindible para poder hacer uso de Orange Cash. En ella hay que introducir las tarjetas bancarias que queramos asociar al servicio, con las que podremos recargar el monedero virtual. Realmente es como si tuviésemos una cuenta o bote en el móvil.

Orange es un monedero virtual con el pagar en tiendas u online

De ese monedero virtual es de donde saldrá el dinero para pagar en comercios, tiendas online o para transferir dinero entre usuarios. Una vez efectuada una recarga esa cantidad estará disponible para todas las operaciones disponibles. En el caso de querer pagar en una tienda basta con acerca el smartphone al datáfono e introducir el PIN para pagar.

Para las compras online la aplicación Orange Cash se encarga de crear una tarjeta virtual para cada compra que queramos realizar. Se introduce el importe de la compra a realizar, de manera que tendremos una tarjeta con una numeración única para esa compra concreta, algo que seguro que contentará a los más desconfiados a la hora de comprar en Internet.

Por último también es posible transferir saldo de un usuario de Orange Cash a otro usuario del mismo servicio sin coste. Lo que si es posible con personas que no sean usuarios del servicios es solicitarles dinero. Para ello la aplicación genera un link y un código para poder hacer el ingreso.

Un paso más para competir con los bancos

El paso dado por Orange, al cambiar la tarjeta bancaria prepago que antes era Cash por un servicio integrado en el móvil, va claramente en el sentido de buscar negocio en el ámbito de los pagos, hasta ahora dominado por los bancos y algunas grandes superficies. Recordemos que los franceses ya tienen su propio banco en Polonia, que llegará antes de 2018 a Francia y España.

Pero al fin al cabo Orange Cash llega bastante tiempo más tarde que Vodafone Wallet, sin grandes diferencias entre ellos, pero con la ventaja de que ya hay más de medio millón de comercios que cuentan con datáfonos contactless. De momento Orange tentará a sus clientes con 16 euros de regalo, 10 con la primera compra y dos de devolución en cada una de las tres primeras compras. Veremos que aceptación tiene el renovado servicio del operador, pero la competencia en los pagos es dura.

Más información | Orange Cash

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir