Compartir
Publicidad
Del OnePlus 6 al OnePlus 6T: todo lo que ha cambiado
Otras

Del OnePlus 6 al OnePlus 6T: todo lo que ha cambiado

Publicidad
Publicidad

Ha llegado el momento largamente esperado, tanto por la propia industria de los smartphones como por los seguidores de una marca que lleva años mejorando sensaciones como es OnePlus. Ahora tenemos ya entre nosotros al nuevo OnePlus 6T, el nuevo teléfono de la firma china, gama alta por especificaciones pero no por precio, y que supone un nuevo salto frente a su hermano, ahora pequeño, el OnePlus 6.

Hace tan solo seis meses, el OnePlus 6 debutaba portando la que por entonces era una de las mejores configuraciones que podían incluirse en un teléfono móvil, siempre con algunos matices. Ahora su sucesor está aquí, siguiendo la línea de dos teléfonos por año de su constructor. ¿Cuánto han cambiado las cosas en estos seis meses? ¿Tanto como para que ya no merezca la pena acudir la modelo más antiguo? Veamos la evolución de un teléfono a otro. Acompañadnos.

Más pantalla y menos ceja

Oneplus 6t

El cambio más significativo que se ha producido con la llegada del nuevo OnePlus 6T está en el apartado estético, aunque también influye ligeramente en cuanto al uso del propio dispositivo. Este cambio no es otro que en materia de pantalla, donde el fabricante ha variado la forma del 'notch', y de paso ha estirado un poco la diagonal. Nada exagerado, pero lo suficiente para ganar superficie y algunos píxeles con el salto.

OnePlus ya se había subido al tren de las cejas, y ahora la hace lo más estrecha posible

OnePlus ha decidido apostar de nuevo por la pantalla AMOLED, manteniendo el alto nivel de calidad de la pasada generación de sus teléfonos. La salvedad es que aquí no tenemos 6,28 pulgadas sino que llegamos a las 6,41 pulgadas. 0,13 pulgadas de diferencia con las que ganamos 60 píxeles del altura, pasando ahora a tener 2.340 x 1.080 píxeles, y un ratio 19,5:9 propio de teléfonos sin apenas marcos.

El 'notch', como decíamos antes, se reduce a la mínima expresión. OnePlus sigue así el camino de sus hermanos de Vivo y coloca una ceja 'waterdrop' o 'raindrop' a su pantalla. Un pequeño 'notch' suficiente para albergar la cámara frontal. Podemos esconderlo si queremos, aunque se trata de un diseño realmente discreto que permite aprovechar los laterales para iconos y notificaciones.

Esta pantalla tiene truco: puede leer huellas

Huellas

Otra de las evoluciones entre ambos teléfonos ha llegado con el lector de huellas dactilares. Ya estaba presente, como en teléfonos anteriores, pero lo teníamos en la espalda. Bajo el flash, bajo el sistema de cámara trasero, situado en vertical y centrado con respecto a la anchura del dispositivo. Ahora la cámara trasera no tiene más acompañantes que el flash, pues el lector de huellas ha viajado al frontal. ¿Al marco inferior? No, está bajo la pantalla.

La huella ya no se apoya en la parte trasera del teléfono, sino sobre la pantalla

Según parece, en OnePlus han apostado por la idea de Synaptics para su lector bajo la pantalla, un lector óptico que opera a través del propio cristal, en contraposición al de Qualcomm, que funciona por ultrasonidos y modela nuestra huella en tres dimensiones. Tal vez requiera algo de adaptación, pues apoyar el dedo sobre la pantalla para desbloquear el teléfono no es todavía un gesto natural, pero con un poco de tiempo podremos adaptarnos. El OnePlus 6T se suma, por tanto, a la lista de teléfonos con lectura de huellas bajo el cristal.

Por supuesto, seguimos pudiendo desbloquear el teléfono gracias al reconocimiento facial, y sin añadidos en forma de hardware. Como el que ya se introdujese en el catálogo del fabricante a través del OnePlus 5T, la cámara frontal del teléfono puede mapear nuestro rostro y usar nuestra cara de igual forma que el lector de huellas dactilares emplea nuestro dedo: una llave para acceder al teléfono móvil, y también para autorizar pagos móviles con él.

RIP, puerto de auriculares

Auriculares

Nueva generación, nuevo cambio, y para los amantes del puerto de auriculares será sin duda una decepción. OnePlus ha decidido imitar a otros fabricantes que empiezan a desechar la presencia de este puerto y lo ha borrado de su configuración. El nuevo OnePlus 6T saca el sonido a través del puerto USB tipo C, aunque tal vez no te afecte si ya cuentas con auriculares Bluetooth para tu día a día. OnePlus, de hecho, anuncia sus nuevos Bullet con puerto USB C.

El jack de auriculares se va en el nuevo OnePlus 6T, que lo confía todo al USB C y al Bluetooth

Por suerte, en la caja del teléfono encontraremos el tan preciado adaptador para poder seguir usando nuestros antiguos auriculares con jack de 3.5mm. Conectar este adaptador implicará que tendremos algunas ventajas a la hora de personalizar el sonido, aunque tampoco demasiadas. No puede decirse que este salto adelante, a nivel generacional, haya sido especialmente sensible en materia de sonido. El jack de auriculares se quita, por tanto, para ganar espacio interior.

Sin cambios en cerebro y cámaras

Cerebro y cámaras del OnePlus 6T

Si hay algo que no ha variado entre generaciones, eso ha sido el apartado fotográfico, aunque también el corazón del teléfono. Sin nueva generación de procesadores a la que echar el guante, el Snapdragon 845 repite su presencia a bordo del nuevo OnePlus 6T, como también estuvo en el OnePlus 6. También tenemos los 128GB de almacenamiento base, con opción a 256GB en el modelo superior. En la RAM, lo mismo con 6GB y 8GB, a gusto del consumidor.

Echando un ojo al apartado de cámaras nos pasa exactamente lo mismo. Inmutabilidad entre generaciones. Un sensor trasero de 16 megapíxeles f/1.7 acompañado por otro de 20 megapíxeles, también f/1.7. El primero con estabilización óptica y con enfoque PDAF y también Dual Pixel. El segundo, con autofocus. En el frontal, tampoco hay variaciones. 16 megapíxeles f/2.0 para nuestros selfies y videoconferencias.

Eso sí, en cuanto a baterías sí tenemos una pequeña alegría entre tanta repetición. El nuevo OnePlus 6T es un poco más grande que el OnePlus 6, 2 milímetros más de altura y 0,4 en grosor, con un modelo 0,5 milímetros más estrecho. A cambio, 400 mAh adicionales para la batería. De 3.300 mAh saltamos a una pila interna de 3.700 mAh con las mismas bondades que su hermana de la generación anterior. Mantenemos la carga rápida de OnePlus, con su cargador de 20W (5Vx4A) y que debe darnos un 50% de autonomía en media hora.

El último paso adelante, Android Pie

Android Pie

Está claro que el OnePlus 6 también recibirá su correspondiente actualización, pero el OnePlus 6T se sube al escenario vestido con su traje de Android 9.0 Pie, convenientemente disfrazado, aunque muy poco, tras OxygenOS 9.0.3. Llegan así las ventajas de Pie a OnePlus, como el modo de Bienestar Digital o la batería inteligente.

Os dejamos, por último, con la comparativa cruda entre las especificaciones de uno y otro teléfono. Para que podáis ver, en negro sobre blanco, qué es lo que ha cambiado entre ambos teléfonos en estos seis meses. Así podréis decidir si os compensa el salto de uno a otro, o tal vez para afinar mejor la compra del que podría ser vuestro primer OnePlus.

OnePlus 6

OnePlus 6T

Pantalla

AMOLED de 6,28 pulgadas
Aspecto 19:9
Resolución de 2.280 x 1.080
Gorilla Glass 5

AMOLED de 6,41 pulgadas
Aspecto 19.5:9
Resolución de 2.340 x 1.080
Gorilla Glass 6

Procesador

Snapdragon 845 a 2,8GHz
GPU Adreno 630

Snapdragon 845 a 2,8GHz
GPU Adreno 630

RAM

6GB/8GB

6GB/8GB

Memoria interna

128GB/256GB

128GB/256GB

Cámara trasera

16 megapíxeles f/1.7 OIS y PDAF
20 megapíxeles

16 megapíxeles f/1.7 OIS y PDAF
20 megapíxeles

Cámara frontal

16 megapíxeles f/2.0

16 megapíxeles f/2.0

Batería

3.300 mAh con carga rápida de 20W

3.700 mAh con carga rápida de 20W

Sistema operativo

Android 8.1
OxygenOS

Android 9.0
OxygenOS

Otros

Bluetooth 5.0, GPS, LTE, IP68
Jack de auriculares

Bluetooth 5.0, GPS, LTE, IP68

Precios

6GB/64GB: 519 euros
8GB/128GB: 569 euros

6GB/128GB: 549 euros
8GB/128GB: 579 euros
8GB/256GB: 629 euros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio