Compartir
Publicidad
ZTE Axon 7 Mini, primeras impresiones: un diseño de altura para un terminal no tan mini
Otras

ZTE Axon 7 Mini, primeras impresiones: un diseño de altura para un terminal no tan mini

Publicidad
Publicidad

ZTE ha aprovechado la IFA de Berlín para presentar en sociedad al nuevo hermano pequeño del ZTE Axon 7, el actual flagship de su línea Axon y que conocimos hace unos meses. Ya llevamos varios años con la tendencia de sacar hermanos pequeños de los líderes de catálogo y nos topamos con un nuevo Mini, el ZTE Axon 7 Mini, esta vez construido por el fabricante chino y, en diseño, a imagen y semejanza del ZTE Axon 7 que vimos presentado hace algún tiempo.

Se esperaba que fuese una versión "Compact" al más puro estilo de los terminales de Sony pero finalmente ZTE ha apostado por reducir todas las especificaciones, potencia incluida, para embeberlas en el cuerpo de su nuevo dispositivo. No es que los rumores y las filtraciones no hubiesen anunciado este hecho pero quizá algunos pensábamos que nos toparíamos con algún añadido que convirtiese al Axon 7 Mini en un gran pequeño terminal. Aún así, el smartphone funciona bastante fluido pese a tratarse de una gama media.

Una construcción impecable

Axon 7 Mini acabados

Cuando pensamos en una gama media tendemos a imaginar que los materiales son los que llevan años dominando el mercado de los smartphones, y sobre todo pensamos en los acabados. En este caso el ZTE Axon 7 Mini ha apostado por la misma construcción que su hermano mayor y eso es algo que le hace destacar frente a buena parte de su competencia. Un smartphone con un cuerpo unibody de aluminio en los mismos colores que el Axon 7 y que mantiene muy bien la uniformidad entre la pantalla y el marco, siendo una transición suave que mejora la sensación de ergonomía.

Todos los acabados son de muy buena calidad y si a todo ello le unimos su tamaño, obtenemos un Axon 7 Mini muy agradable al tacto y, sobre todo, muy manejable. Ni tan siquiera es achacable la posición de sus altavoces frontales pues el espacio está bastante bien aprovechado, produciendo un smartphone algo más alto de lo habitual pero nada desmesurado y cuyo resultado en el apartado de sonido bien merece un pequeño sacrificio.

No cabe duda de que la combinación de metal y cristal del Axon 7 Mini es todo un acierto para un terminal de 5,2 pulgadas de pantalla que no resulta incómodo en ningún momento y que nos ofrece una sensación en la mano inmejorable. Puede que estemos ante el gran punto a favor de un Axon 7 Mini que nos ha gustado mucho en el apartado de diseño durante la toma de contacto con él que hemos llevado a cabo en la IFA de Berlín.

Un paso atrás en especificaciones

A estas alturas de la evolución de los smartphones puede uno pensar que la elección de los modelos "Compact" es la más acertada pero sin embargo los distintos fabricantes siguen reduciendo especificaciones junto con el tamaño, y ZTE no ha sido distinto. Esperábamos un smartphone con la potencia del Axon 7 pero un cuerpo menor y nos hemos encontrado con una gama media, pura y dura, con todo lo bueno y lo malo que puede esperarse de un movimiento así. Menor precio pero también menores prestaciones.

Axon 7 Mini Pantalla

En cuanto a las especificaciones clave, estamos ante un móvil con 5,2 pulgadas FullHD (424 píxeles por pulgada), un procesador Snapdragon 617 de ocho núcleos a 1,5GHz y un juego de memorias con 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno que podemos ampliar sacrificando la segunda ranura para SIM y usándola para colocar una microSD de hasta 256GB extra. Como vemos, todo ha sido reducido y vemos desaparecer el Snapdragon 820, los 4GB de RAM e incluso los 64GB de memoria interna.

La pantalla tiene una visibilidad muy buena, tanto en ángulos como en reflejos, y el tacto mantiene el buen tono general. Pudimos probar el brillo automático y lo cierto es que en ZTE han hecho un buen trabajo en este sentido pues reacciona con velocidad adaptándose a la luz del entorno. Quizá el brillo mínimo sea algo reducido pero en líneas generales hemos quedado satisfecho con la calidad del panel que, como comentábamos, nos ofrece muy buena nitidez gracias a sus 424 píxeles por pulgada. No olvidemos que estamos ante una pantalla AMOLED por lo que la viveza de los colores está garantizada.

Axon 7 Mini cámara

En las cámaras también hay reducción y los 20 megapíxeles del Axon 7 se convierten en 16. Las cámaras responden con velocidad tanto en enfoque como en captura y se han comportado bien en el tiempo que hemos podido probarlas en la IFA, con la consabida mala iluminación que suelen tener los expositores interiores. La interfaz, muy sencilla, ayuda en todo momento a realizar la mejor toma y nos topamos con filtros "en vivo" para poder visualizar el resultado de la fotografía antes de capturarla, por si queremos evitar el paso posterior por una app de edición antes de guardar la fotografía o publicarla allá donde nos plazca.

Los 16 megapíxeles nos ofrecen una imagen grande pero sobre todo bien definida. La cámara trasera del Axon 7 Mini captura colores vivos y sin encontrar empastados, aunque tendríamos que hacer un análisis más exhaustivo para poner a prueba los sensores en todas las situaciones. Las primeras sensaciones que hemos obtenido en el stand de ZTE en la IFA han sido bastante buenas pero sabemos de situaciones en las que los sensores sufren y esperaremos a poder analizar estos más en detalle antes de obtener conclusiones que son, a todas luces, precipitadas.

Axon 7 Mini sonido

Aunque quizá lo más destacable del apartado multimedia de este ZTE Axon 7 Mini sea su sonido, tanto su calidad como su potencia. Como nos indicó el propio CEO de la compañía, la línea Axon hace especial hincapié en la calidad de sonido y para ello el fabricante ha dotado al Axon 7 Mini de un chip AK4962, software compatible con Dolby Atmos, capacidad para reproducir audio a 24 bits y 192kHz y un juego de altavoces frontales colocados en los marcos superior e inferior. A falta de una comparativa que lo demuestre, el "Pure Sound 1.0" que nos ofrece el Axon 7 Mini puede equipararse en potencia y calidad a los BoomSound de HTC, posiblemente la referencia en cuanto a sonido dentro de Android.

Un día en la calle pagando con el móvil

Llegamos al punto de los apartados más secundarios pero no por ello menos importantes. La batería, por ejemplo, es de 2.705 mAh de capacidad y dispone de carga rápida, cortesía del Snapdragon 617 de Qualcomm. Sobre el papel debe resistir el día y el propio fabricante nos asegura que llegaría hasta las 36 horas con un uso medio. En cristiano, salir de casa por la mañana y poder regresar aún con energía por la noche. No sólo nosotros sino también el móvil. La autonomía, no obstante, es algo muy subjetivo que depende tanto de nuestro uso como del propio entorno (cobertura, temperatura, etc) así que ya habrá tiempo, tras el análisis, para ver datos más concretos. Mientras tanto nos quedaremos con la palabra de ZTE: 24 horas de autonomía sin problemas.

Estamos en la era de los pagos móviles y con el ZTE Axon 7 Mini no nos quedaremos fuera. Su sensor de huellas dactilares responde de forma muy precisa y veloz y tiene algún uso extra como el de hacer de disparador para la cámara. Como pega diremos que es poco profundo, un defecto que hemos encontrado en otros dispositivos, y localizarlo con el tacto se antoja difícil en los primeros momentos. La costumbre es un factor importante en estos casos pero una toma de contacto no ha servido para que "memoricemos" la posición y el movimiento de la pulsación. No obstante, a Huawei le va genial con los lectores traseros y con el Axon 7 Mini deberíamos obtener la misma experiencia.

¿Demasiado caro?

Y llegamos al punto clave, el que puede convertirse en el principal enemigo de este ZTE Axon 7 Mini, su precio. ZTE nos comenta que su nuevo terminal de gama media llega a Europa por 299 euros y en dicha franja de precio se encontrará con competidores muy duros. Tal vez si estuviésemos hablando de una super gama media, con un chip Snapdragon 650 o 652, nos encontraríamos ante un terminal más competitivo pero su Snapdragon 617 le pondrá las cosas complicadas. Es elegante, está bien construido, es fluido y tanto el sonido como las cámaras se comportan a buen nivel. No cabe duda de que el Axon 7 Mini "entra por los ojos" pero ya habrá tiempo de hablar de las ventas.

Prácticamente todo en este ZTE Axon 7 Mini nos ha dejado buen sabor de boca, pese a encontrarse un par de peldaños por debajo de su hermano mayor, el Axon 7. Confiemos en que al terminal le vaya bien en el mercado y, sobre todo, que no sufra demasiado por la llegada de los Nubia en el último trimestre del año. El Axon 7 Mini de ZTE tiene muchas cosas que pueden gustar a sus futuros dueños pero ellos tendrán la última palabra. A nosotros nos ha gustado pero, ¿será eso suficiente?

En Xataka Móvil | Así queda el catálogo de móviles ZTE tras la llegada del nuevo ZTE Axon 7 mini

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio