Publicidad

Qualcomm presiona a EEUU para que le permita vender Snapdragon 5G a Huawei en pleno bloqueo, según el Wall Street Journal

Qualcomm presiona a EEUU para que le permita vender Snapdragon 5G a Huawei en pleno bloqueo, según el Wall Street Journal
6 comentarios

El bloqueo de Huawei por parte de los Estados Unidos es una bola de nieve que no deja de crecer ni estando en pleno mes de agosto ni asistiendo a una nueva ola de calor. Lo último que hemos conocido sobre el conflicto es que Huawei, aún sin estar confirmado de forma oficial, habría decidido dejar de fabricar procesadores Kirin. Sin acceso a las licencias de ARM, y con un RISC-V aún verde para el gigante chino, no parece haber otra solución.

Este movimiento plantearía que Huawei, una vez dejase de ser fabricante de procesadores propios, tendría que recurrir a terceros para completar el 100% de su producción de teléfonos móviles. Los mejor posicionados, MediaTek y Samsung, aunque Qualcomm parece estar presionando ya a su propio gobierno para que les permita levantar el bloqueo en su caso particular y así vender Snapdragon con 5G a Huawei.

O Qualcomm, o dejar crecer a la competencia norteamericana

Snapdragon 5G

El cese en la fabricación de procesadores de Huawei está propiciado, si finalmente se confirma, por la decisión de TSMC de dejar de servir más pedidos a Huawei a causa del bloqueo por parte de los Estados Unidos. Sobre la mesa, las recientes inversiones de Estados Unidos en TSMC para que los taiwaneses instalen una fábrica en suelo norteamericano, algo que ocurrirá en los próximos meses.

Ante la clausura de las líneas Kirin, Huawei se vería obligada a acudir a MediaTek, taiwanés, o Samsung, surcoreano, a la hora de lograr el suministro de procesadores con buen rendimiento y garantías para continuar en el mercado de teléfonos móviles. Este movimiento habría sido ya anticipado por un Qualcomm que esgrimiría dichos motivos para forzar a su gobierno a levantar el bloqueo.

Según cuenta el Wall Street Journal, Qualcomm estaría ya presionando al Gobierno de los Estados Unidos para que les permitiese vender chips Snapdragon a Huawei ante la amenaza de un aumento del potencial tanto de MediaTek como de Samsung, rivales de Qualcomm en el mercado. Según la información del WSJ, Qualcomm perdería hasta 8.000 millones de dólares al año de impedírsele reanudar sus negocios con Huawei.

"Si Qualcomm está sujeto a licencias de exportación, pero sus competidores extranjeros no lo están, la política del Gobierno de Estados Unidos provocará un cambio rápido en la participación de mercado de chipsets 5G en China y más allá", ha afirmado Qualcomm.

Por el momento, parece que el tema se encuentra en fase de negociación. Desde el Wall Street Journal cuentan que los lobistas de Qualcomm están ya manos a la obra tratando de que el embargo se levante en su caso concreto. Será cuestión de tiempo que sepamos cuál será el nuevo capítulo en este bloqueo pues Huawei no cuenta con stock infinito de procesadores y necesitará alguien a quien comprárselos.

Vía | Wall Street Journal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios