Compartir
Publicidad
Publicidad

Nokia N86 8MP, análisis (primera parte)

Nokia N86 8MP, análisis (primera parte)
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un nuevo Nseries en escena es siempre un momento de particular importancia en el mundo de la telefonía móvil, y por esto vamos a intentar dar al Nokia N86 8MP la cobertura necesaria en nuestra página y de esta forma quedarnos con una opinión más formada de lo que nos ofrece la empresa líder en el mercado.

Para no andarnos con rodeos, declaramos como apartado estrella del terminal su particular cámara, y aunque parece que a estas alturas de año un teléfono con 8 mega píxeles no sorprende a nadie, nos encontramos con el primer teléfono con apertura variable (lo que se traduce en una mejor sensibilidad a la luz) y lente gran angular firmada por Carl Zeiss. Pero de temas fotográficos hablamos en profundidad más adelante.

He decidido dividir el análisis en dos partes, para poder ir adelantando algunos puntos, y poder dedicarle más tiempo a otros que así lo requieren, en esta primera voy a intentar centrarme en el diseño y construcción del terminal, además de sus facetas fotográficas.


Nokia N86, un Nseries

Nokia N86, análisis

Lo primero que llama la atencion del Nokia N86 es su particular estructura, en la misma línea de los Nokia N95 y N85, nos encontramos con un teléfono con dos teclados deslizantes por encima y debajo de la pantalla, y como en el caso de sus hermanos el mecanismo utilizado está bastante conseguido. En cualquiera de sus tres posiciones posibles el teléfono es cómodo de utilizar.

En el caso que nos ocupa el terminal luce en un elegante color negro, aunque también está disponible en un interesante color blanco al estilo del Nokia N97. Con su hermano mayor comparte líneas de diseño, simples y minimalistas, especialmente cuando está cerrado.

Me gusta el acabado que tiene la parte frontal del terminal, toda la superficie de cristal coronada con un una pieza metálica, mucha calidad en este sentido, en la parte trasera nos conforman con una tapa de material plástico.

Un aspecto que parece no importar mucho a Nokia en este tipo de terminales es el peso, el teléfono no es precisamente un aparato liviano, en la báscula rinde 149 gramos y tiene un volumen bastante importante (103.4 × 51.4 × 16.5 mm), pero también debemos valorar el espacio que requieren los diferentes mecanismos de los teclados, una cámara de mayor calidad, y una construcción sólida haciendo uso de buenos materiales (similares a un Nokia N97).

El Nokia N86 8MP cuenta con una pantalla de 2.6 pulgadas, resolución QVGA (240×320 píxeles) y 16 millones de colores, de nuevo Nokia recurre a la tecnología AMOLED para su confección, lo que mejora la autonomía del aparato y consigue unos colores muy vivos que hacen que la visión en condiciones de mucha luz sea realmente buena.

La pantalla además incorpora una superficie especial anti ralladuras y un sensor de luz para adecuarse a las circunstancias, a su lado aparece la ya frecuente cámara para videollamadas. Siendo exigentes me parecía interesante que la pantalla fuera de mayor resolución, ya que la competencia es un factor que tiene más trabajado.

Destacar el nuevo elemento activo que Nokia denomina kickstand, un pie que incorpora en la zona trasera para hacer descansar el móvil como vemos en la imagen, por defecto al accionarlo se abre la galería de imágenes, pero es posible configurarlo, en mi caso tengo puesto el reloj, y le estoy dando bastante uso.

Tenemos que hablar positivamente del teclado, ese elemento ya casi olvidado en móviles de este segmento, a primera vista sus teclas parecen pequeñas, pero es bastante fácil accionarlas, algo más delicadas son las dedicadas a multimedia, más cercanas a los bordes del teléfono, pero nada preocupante. El pad direccional es ergonómico y enseguida será nuestro mejor compañero de navegación.

Alrededor del teléfono encontraremos los botones para encender el teléfono, un acertado microUSB, no falta un conector estándar jack de 3.5mm, altavoces estéreo, un bloqueador del mecanismo de deslizamiento, control de volumen y el controvertido botón de disparo de la cámara.


Principales especificaciones

Es hora que conozcamos un poco más de sus características, y por ello empezamos contando que es un terminal con soporte a redes GSM (850/900/1800/1900 MHz), UMTS (900/1900/2100 MHz), y HSDPA 3.6 Mbps.

No sé cuando los señores de Nokia van a jubilar este sistema operativo tal y como lo conocemos, al menos con esta aburrida interfaz llena de menús, en concreto hablamos de Symbian OS 9.3 (3rd edition FP2), que para todos resultará familiar, pero que a mí me parece que le hace falta un lavado de cara para un terminal de estas características.

Cuenta con una memoria interna de 8GB, ampliable mediante tarjetas microSD hasta la cantidad de 16GB. La disposición de la misma no resulta tan cómoda como en otros terminales de la competencia, ya que está oculta tras la tapa trasera como podemos ver en la imagen a continuación:

En cuestiones hardware, el Nokia N86 utiliza la plataforma ARM 11 a 434 Mhz, y dispone de 128 MB de RAM, que para el uso diario tenemos suficiente, pero que si jugamos mucho con la visualización de vídeos e imágenes de calidad, veremos como hay momentos en los que lo pasa realmente mal, una situación extraña, ya que el servicio Ngage lo mueve estupendamente, cuestiones de optimización quizás.

La conectividad no ha sido descuidada, ya que el terminal anda bien servido, Wi-Fi, Bluetooth (A2DP), el citado y futuro estándar microUSB, cuenta además con receptor GPS (A-GPS ) que hará servir los Ovi Maps. No se me olvida comentar que tiene salida de televisión.

Pero sus capacidades no acaban aquí, también dispone de acelerómetro para la rotación automática de pantalla, el pie activo para la visualización de contenido sin que tengamos que aguantar el teléfono, la radio FM con transmisor, y una brújula digital. Resumiendo, muy completo.

Cámara, el elemento diferenciador


Nokia N86, análisis

Llegamos al apartado más interesante del terminal, sus capacidades fotográficas, ya sabemos que las especificaciones en el mundo de la fotografía no llevan a ningún sitio, sólo los ejemplos reales nos pueden ayudar a determinar cuánto de interesante puede llegar a ser un aparato para nosotros, ya que son demasiados los elementos que condicionan la calidad de una imagen, independientemente de los megapíxeles.

Aspectos fotográficos


Aunque siempre es positivo recordar que cuenta con un sensor de 8 megapíxeles (y mayor tamaño), además de ser el primer teléfono Nokia con apertura variable, y algo a mi parecer muy interesante, la óptica gran angular firmada por Carl Zeiss, Tessar de 28mm, y estoy seguro que los alemanes no firman con su nombre si no hay unos mínimos de calidad presentes.


Este tipo de lente otorga a las imágenes una perspectiva algo diferente a lo que estamos acostumbrados en este mundillo, con una mayor cobertura de la escena. Es cierto que no es ideal para todas las tomas, ya que en ocasiones los elementos en la escena quedarán en un tamaño más reducido de lo normal, forzándonos a buscar la posición idónea. El zoom digital es de 20 aumentos, y en el modo macro tenemos una distancia mínima de 10 cm para trabajar.


Otras características del conjunto son su flash dual-LED de tercera generación (parece que Nokia se olvidó del Xenon), y claro está la cámara cuenta con enfoque automático, que junto al disparador mecánico (el Sony Ericsson K800 ya lo llevaba) le dan un plus a la hora de realizar las tomas.

Sinceramente no me ha gustado la implementación del disparador, cuenta con dos posiciones, una primera intermedia en la que la cámara enfoca, y una segunda presionando hasta el fondo para realizar la toma, pero la realidad es que está tan duro que solemos causar problemas de estabilización en la toma, quedando muchas de nuestras fotos borrosas.

Una de las ventajas del sistema es la apertura variable (2.4-4.8/4.6), que ya presentó en su día el Motorola ZN5, con ella conseguimos adecuarnos a la escena con una mayor sensibilidad a la luz, desafortunadamente Nokia no nos da la posibilidad de jugar con estos valores, y es la cámara la que ajusta automáticamente el numero f.

La cámara cuenta con una interfaz similar a vista en modelos anteriores como el N85 o el N95, carga con rapidez cuando queremos realizar una toma, unos 3 segundos desde que accionamos la tapa de la cámara, veamos un vídeo de su funcionamiento:

Supongo que todo es mejorable con sucesivos firmwares, pero si algo pido desde aquí, es que aprovechen la cantidad de botones de los que dispone el terminal para realizar accesos directos a las diferentes funcionalidades, muchos o no hacen nada, o hacen lo mismo.

El enfoque también es relativamente rápido, si nos encontramos en buenas condiciones de luz tarda más o menos un segundo, si no es así enfoca en algo más de dos segundos. Guardar la fotografía a la mayor resolución supone unos 3 segundos.

Otra faceta común con otros móviles es el modo panorámico, que en este caso está especialmente conseguido al contar con una lente de 28mm, y en sólo 3 tomas ya podremos conseguir un resultado final bastante convincente. El teléfono detecta automáticamente la dirección en la que estamos haciendo la panorámica.

[[gallery: kotecinho]]

[[gallery: kotecinho]]

Encontramos muchas características comunes a otros móviles de su categoría, como la posibilidad de geolocalizar las imágenes y vídeos, en este caso el GPS tarda aproximadamente un minuto en proporcionar los datos de localización.

Como detalle negativo a nivel de especificaciones, ya que yo personalmente no lo echo de menos, es la falta de reconocimiento de caras o sonrisas, unos algoritmos presentes en la mayoría de terminales de la competencia.

Os dejo un ejemplo obtenido con el método de disparo continuo, en el que la calidad sigue siendo aceptable en un modo en el que se realizan 6 imágenes de forma continua:[[gallery: kotecinho]]

Lo que si me ha gustado especialmente es el modo que nos permite crear escenas time-lapse, en ellas programamos los intervalos en los que se van a realizar las fotos y el teléfono sólo va realizando las tomas, el resultado si le dedicas un rato puedes compilarlo en un vídeo bastante curioso, a continuación os dejo un ejemplo por cortesía de karismafilms:

Intentaré resumir mis conclusiones en términos de calidad dependiendo de las diferentes situaciones en que nos encontremos, pero con un denominador común, las muestras de este tipo de cámaras están sometidas a unos fuertes algoritmos para reducir el ruido, es ahí donde se marca mucha diferencia entre los diferentes modelos en el mercado:

  • En fotografías tomadas en exteriores con buenas condiciones de luz, el teléfono se comporta en la media de sus más directos competidores, personalmente me gustan más los resultados del Nokia en cuestión de colores y contraste, si a ello le sumamos su peculiar óptica conseguimos resultados más aprovechables, algún ejemplo:

[[gallery: kotecinho]][[gallery: kotecinho]]

  • Si nos vamos a interiores, o situaciones de luz artificial, lógicamente la calidad baja, pero los colores siguen mostrándose convincentes y cuando es necesario el doble flash LED hace muy bien su trabajo, y en este sentido quizás solo tenga un teléfono por encima, el Sony Ericsson C905.[[gallery: 06]]
  • Donde poco podemos hacer con este o cualquier otro terminal, o incluso cámaras compactas es en situaciones de poca luz, fotografías tomadas de noche, por ejemplo, el pequeño tamaño de los sensores no puede hacer maravillas y los resultados suelen ser mediocres, con mucho ruido y falta de detalles, pero siendo realistas en nuestro caso están un poco por encima de la media, incluso llegando a cumplir decentemente:[[gallery: kotecinho]]

Me ha parecido muy interesante esta comparación realizada por los chicos de Nokia Conversations, con el Nokia N82 en condiciones de poca luz, sacad vuestras propias conclusiones:
Nokia N86 muestras 8

Vídeo, otro apartado destacado


Habíamos dejado descuidado el apartado de captura de video, así que vamos a ello, nos encontramos ante otra faceta que resuelve notablemente el terminal, capturando vídeos a una resolución VGA (640×480 píxeles) a 30 frames por segundo, con sonido. Me ha resultado raro que no presente modos de vídeo a alta velocidad como su competencia coreana.

[[gallery: 06]]

Me gusta la nitidez y colores que se consigue en las grabaciones, tanto en elementos cercanos como en el horizonte, y el hecho de que la lente sea gran angular le da un toque distinto a los vídeos. Por haceros una comparación conocida, la grabación resulta superior a la de un N95 o un N93, incluso al reciente Nokia N97.

El formato elegido es el MPEG-4, y podemos elegir que el balance de blancos sea automático o manual, también podemos seleccionar un modo nocturno o diferentes efectos de color. Si necesitáramos luz, el doble flash LED puede actuar como luz de apoyo.

Galería


Por último, una vez realizados multitud de vídeos y fotografías, nos hace falta una galería a la altura de las circunstancias, y la que encontramos en el Nokia N86 es la misma que podemos ver en otros terminales Nokia, como el N97 o el recientemente analizado Nokia 5630 XpressMusic.

En ella encontramos diferentes formas de filtrar el contenido, por fecha, album o categorías. A la hora de mostrar el contenido nos aparecen pequeñas previsualización en un carrusel giratorio (como podéis ver en la última imagen del análisis), también tenemos la opción de realizar un slideshow de las mismas.

Como ya comenté con anterioridad, he tenido serios problemas cuando he visualizado vídeos de tamaño considerable, o al realizar zoom sobre imágenes de gran tamaño, lo curioso es que el fenómeno es aleatorio, algunas veces puedo hacerlo con mayor fluidez, no sé a que responde el problema, pero me parecía justo comentarlo.

Primeras conclusiones

Hasta aquí la primera parte de este análisis que espero que haya ayudado a conocer mejor el terminal, o al menos resultado de interés, saco como primeras conclusiones que cuenta con un apartado fotográfico notablemente resuelto, a la par en calidad que mi favorito en estas lides, el Samsung Innov8 y ligeramente por debajo que Sony Ericsson C905 en fotos de interiores, pero con una óptica gran angular que lo desmarca de la directa competencia.

Me gustaría recomendar especialmente el teléfono a la gente que le guste compartir sus imágenes en la red, ya que si algo hace bien el terminal es comprimir las imágenes de 8 mega píxeles a ficheros siempre cercanos al mega, con una calidad estupenda.

Sobra recordar que este terminal no es sólo una cámara de fotos, sino que nos encontramos con un terminal muy bien construido, para mi de incómodo volumen, que está rodeado de prácticamente todas las características que se demandan hoy en día en un teléfono de su categoría, por esto espero pronto, en la segunda parte del análisis, poder daros a conocer otros apartados de este popular terminal.

Sitio oficial | Nokia.
Segunda Parte del análisis | XatakaMóvil.

Galería de imágenes | Nokia N86, Flickr Kote.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos

Subir