Publicidad

Más megapíxeles y mayor captación de luz: Samsung promete mejorar sus cámaras con ISOCELL 2.0

Más megapíxeles y mayor captación de luz: Samsung promete mejorar sus cámaras con ISOCELL 2.0
Sin comentarios

'Cada maestrillo tiene su librillo', reza el refranero español, y cada fabricante de semiconductores cuenta con sus propios métodos que, además, suelen estar patentados y convertidos en toda una marca. Samsung sabe hacer bien esto último y cuanto a organización de píxeles dispone de sus Tetracell y Nonacell, por ejemplo. Y su marca de sensores fotográficos es ISOCELL.

Ahora, el fabricante surcoreano ha anunciado que su tecnología de sensores fotográficos da un paso más allá, y tras conocer los ISOCELL originales y los ISOCELL Plus que llegaron más adelante, presenta los nuevos ISOCELL 2.0. Una mejora sobre su propia tecnlogía que, en sus propias palabras, hace más eficiente la separación entre píxeles maximizando así la capacidad de captura de luz.

Sensores más eficientes y luminosos

ISOCELL 2.0

Los píxeles de un sensor fotográfico, conocidos también como fotositos o fotodiodos, están encapsulados de forma individual. Cada uno de ellos cuenta con 'paredes' que los separan entre sí, de forma que cada uno es una entidad propia de captación de luz que posteriormente viaja a la placa del sensor y es transportado al procesador del teléfono móvil.

Samsung promete ahora evolucionar esta separación entre píxeles de forma que se produzca una pérdida de información minima durante la captura, al maximizarse el área de captación. Los nuevos sensores ISOCELL 2.0 de Samsung permitirán aprovechar de forma más eficiente la superficie del sensor a la hora de capturar el entorno. Y a mayor superficie de captación, mayor cantidad de información con la que trabajar.

ISOCELL 2.0 cambia la encapsulación de píxeles: nuevo material y superficie reflectante para captar más luz en menos espacio

Según cuenta el fabricante en su vídeo de presentación, en ISOCELL 2.0 se reemplaza el material metálico que separa los píxeles entre sí por otro material no especificado, y se recubre el interior de cada píxel con una capa reflectante para maximizar la reflexión y captación de luz. Así, Samsung puede reducir el tamaño de los píxeles (llegando, por ejemplo, a los 0,7 micrones de lado) y aun así aumentar la cantidad de luz capturada.

Samsung afirma también que su nuevo ISOCELL 2.0 les permitirá ofrecer detalles más pulidos sin comprometer la reproducción de color en el apartado de vídeo, al tiempo que posibilitará el crecimiento en el número de píxeles de los propios sensores, al poder fabricarse píxeles más pequeños. En la actualidad, Samsung ya alcanza los 108 megapíxeles con su sensor de más volumen, pero ya expresó en su momento su deseo de ofrecer el mismo detalle que un ojo humano, lo que implicaría multiplicar por cinco o seis dicho número.

El fabricante coreano confirma que el primer teléfono con un sensor ISOCELL 2.0 no tardará en llegar, y que los 0,7 micrones por píxel prometidos en el pasado podrían estar a la vuelta de la esquina. Por el momento se desconoce qué sensor será el primero en llegar con la nueva tecnología, pero estaremos atentos a dicho lanzamiento.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio