Compartir
Publicidad

Samsung llega a un acuerdo con Wintech, fabricante de Xiaomi, para que construya algunos de sus modelos

Samsung llega a un acuerdo con Wintech, fabricante de Xiaomi, para que construya algunos de sus modelos
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los conceptos que mejor define a Samsung es el de su autosuficiencia. El constructor coreano se provee a si mismo de muchos de los componentes que utiliza en sus smartphones, desde memorias a pantallas, pasando también por sensores para cámaras, procesadores y más. Puede ser, a día de hoy, el fabricante que más componentes de construcción propia emplea, pero desde hace algunos meses busca cómo dar un giro al timón de sus gastos.

En plena remodelación de su catálogo, y con las líneas medias inaugurando mejoras que antes llegaban siempre a través de sus puntas de lanza, los coreanos estarían buscando una forma de reducir costes en su cadena de fabricación y distribución, y para lograrlo habrían firmado un acuerdo con Wintech, actual fabricante que trabaja para Xiaomi, para producir allí algunos de sus teléfonos.

La información sobre este acuerdo llega desde el Korea Herald, un diario de prestigio en el hogar de Samsung, Corea del Sur, y en ella se indica que tanto los responsables de los teléfonos Galaxy como Wintech habrían plasmado ya sus firmas. Un acuerdo importante ya que sería la primera vez que Samsung produce sus smartphones en líneas de fabricación ajenas, en lugar de apostar por las propias.

Algunas fuentes hablan de que el Samsung Galaxy A6s, filtrado recientemente, sería el elegido para convertirse en el primer teléfono de los coreanos en construirse en las líneas de Wintech, pero este dato aún no ha podido confirmarse. De ser cierto, tal vez el teléfono se limitase al mercado chino, sin llegar a cruzar la frontera del país en busca de mercados internacionales.

En el fondo de este acuerdo estaría la búsqueda de abaratamiento de costes de un Samsung que busca soluciones a las últimas cifras trimestrales publicadas, cifras que reflejaban una sensible caída de los beneficios por la lenta acogida que experimentaban tanto el Galaxy S9 como el Galaxy S9 Plus, los teléfonos con mayor margen de beneficios de la compañía en aquel momento.

Sea como fuere, estaremos atentos ante la posible confirmación de este hecho, que resultaría relevante para Samsung en lo que respecta a futuros teléfonos de la compañía con la necesidad de costes de fabricación bajos. Aunque el efecto que esta reducción de precio en el teléfono final puede ser limitada, pues hay más gastos asociados a la venta de un producto, como la distribución o los márgenes aplicados por publicidad. Veremos qué ocurre finalmente.

Vía | Korea Herald

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio