Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung prepara los Galaxy A para cubrir el hueco que deja la escalada de precio de los S

Samsung prepara los Galaxy A para cubrir el hueco que deja la escalada de precio de los S
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No debe ser sencillo mantener un catálogo de productos equilibrado cuando te llamas Samsung y lanzas decenas de teléfonos móviles al mercado cada año. Algo que se fue solucionando con el paso a las líneas alfanuméricas, pero que no resolvió del todo el problema. Los Galaxy J y Galaxy A llegaron para ofrecer algo de orden entre Grands, Neos y Primes, pero también abrió una brecha en cuanto a precios.

Principalmente porque los Galaxy S llevan años aumentando su coste, tanto de fabricación como de venta, y ya se han situado este año por encima de los 800 euros, y el modelo Plus ha sobrepasado los 900 euros. Pero ahí no queda la cosa pues el Note 8 ha rebasado los 1.000 euros meses después. ¿Qué queda entonces para la línea Galaxy A que les precede? Subir en consonancia, buscar su lugar.

Galaxy A mejores, Galaxy A más caros

No se trata ni mucho menos de una noticia confirmada por Samsung pero si de una procedente de una fuente muy fiable del sector. Eldar Murtazin, el conocido analista ruso, ha deslizado que Samsung estaría preparando no pocos cambios para su familia Galaxy A, y uno de ellos estaría relacionado directamente con su precio de venta.

Traduciendo el tweet de más arriba obtendríamos que el 2018 nos aguarda con una familia Galaxy A mucho mejor en cuanto a funcionalidades y diseño. Llegarían las dobles cámaras, llegarían las pantallas sin bordes, o Infinity Display, pero también llegaría un aumento significativo del precio. Y el foco debe ponerse justo en esta palabra, "significativo".

Ya en el presente año nos encontramos con un importante desequilibrio en los precios del catálogo de Samsung. Entre el Galaxy A5 2017 y el Galaxy S8, también de este año, transcurrieron 390 largos euros en el momento de la presentación de ambos. 419 euros frente a 809 euros, y un Galaxy A7 2018 que ni siquiera llegó a lanzarse en todas partes de forma oficial.

400 euros, un salto demasiado pronunciado

Pasar de los 200 y poco euros de los J a los 400 en los A, y después a los 800 en los S generó en el seno de Samsung un enorme espacio que no ocupó ningún otro teléfono internacional, accesible a todos. Un salto demasiado grande, prácticamente el doble entre modelos, que ahora bien podría rellenarse con la nueva estrategia para los Galaxy A del próximo año.

Si nos fijamos en los precios de lanzamiento, las gamas A y S de Samsung estaban separadas por casi 400 euros. Demasiado.

Pues ante una probable subida de los Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus, los Galaxy A 2018 incrementarían su precio para cumplir dos funciones. Acercarse a los Galaxy S para ofrecer un rango de precio intermedio, y también distanciarse de los Galaxy J claramente inferiores en cuanto a prestaciones. No así en cuanto a diseño o a la presencia de características como la doble cámara.

Así que toca ir preparándose para el hecho de que en el año 2018 los Galaxy A podrían sufrir un incremento notable en el precio. ¿Hasta qué nivel? Pues conociendo los rangos de precio de las otras categorías, situar los Galaxy A cerca de los 600 euros, aunque por debajo, no sería algo descabellado. 300, 550, 800, 1000. Cuatro escalones para cuatro gamas. Porque, al menos por ahora, Samsung no parece tener intención de crear ninguna categoría intermedia.

Vía | Eldar Murtazin
En Xataka Móvil | Samsung Galaxy Note 8: el mayor móvil sin marcos de Samsung también quiere hacer las mejores fotografías
En Xataka Android | Samsung Galaxy A3 2017, análisis: un serio contendiente para la liga de los móviles compactos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos