Publicidad

Samsung quiere construir sensores de 600 megapíxeles que desafíen el límite teórico del ojo humano

Samsung quiere construir sensores de 600 megapíxeles que desafíen el límite teórico del ojo humano
8 comentarios

Los fabricantes están entendiendo de forma parecida la carrera fotográfica en teléfonos móviles. Los sensores de cámaras se multiplican en número, unidos a lentes con distintas utilidades como el zoom óptico, el súper gran angular o el macro, y de forma paralela los sensores principales no dejan de crecer en tamaño para tratar de captar toda la luz posible. De ahí que ya tengamos sensores de 108 megapíxeles circulando, como el ISOCELL del Mi Note 10 de Xiaomi.

Y de ahí que los de 144 megapíxeles estén a la vuelta de la esquina. Sin embargo, en Samsung son aún más ambiciosos y ya han revelado sus planes futuros. Planes que incluyen el desafiar los límites del propio ojo humano y alcanzar la fabricación de sensores para cámaras de hasta 600 megapíxeles. Sobre el tamaño de los píxeles individuales y del propio sensor no hay información, por desgracia.

Con el problema del espacio como principal obstáculo

Park Yongin Park, EVP, jefe del equipo comercial de sensores, System LSI Business

Cuenta Samsung que el ojo humano tiene una capacidad de percepción que se mueve en torno a los 500 megapíxeles (algunas fuentes la sitúan en 576 megapíxeles), una capacidad muy superior a la que son capaces de ofrecer los actuales sensores. En cámaras fotográficas normales, por ejemplo, ya nos movemos en una media aproximada de 40 megapíxeles mientras que el los teléfonos móviles la cifra es aún más baja. Hablando de medias, repetimos.

En la actualidad ya contamos con sensores de casi una pulgada y píxeles de 0,8 micrones

El tamaño interior de un smartphone es, sin embargo, el gran problema. Los sensores tienen un espacio limitado para crecer y aunque ya contamos con sensores cercanos a la pulgada de tamaño, hacer que estos crezcan más comprometería el espacio del resto de componentes del dispositivo. Por no mencionar que harían falta lentes también de mayor tamaño para acercanos a aperturas de lente con un f manejable (f/1.0 es, por ejemplo, una lente de igual tamaño que el sensor).

El fabricante describe en su artículo que reducir el tamaño de los píxeles provocaría una captación de luz muy baja que podría producir, entre otras cosas, imágenes borrosas al contar con una superficie tan baja de captura de luminosidad que no permitiese un enfoque claro de la imagen. En la actualidad, por ejemplo, se manejan píxeles de 0,8 micrómetros que ya de por sí son muy reducidos, y que suelen combinarse mediante pixel bining para compensar este espacio reducido.

Pero Samsung quiere ir más allá y desafiar los límites del ojo humano, así que en sus planes se encuentra una hoja de ruta para llevar los ISOCELL más allá de los 500 megapíxeles teóricos que el ser humano es capaz de captar. Desafiando las limitaciones tecnológicas actuales y el tamaño de píxeles ya comentado, Samsung tiene la vista puesta en sensores de 600 megapíxeles en un futuro no muy lejano.

No habla de sensores únicamente para teléfonos móviles, aunque sería su principal uso, sino de llevar estos 600 megapíxeles a bordo de drones, coches autónomos y dispositivos de IoT, tal vez cámaras conectadas y productos similares. Sea como fuere, parece que los 108 megapíxeles de los ISOCELL no tardarán en ser poco más que una anécdota. Veremos cuándo consiguen dar el siguiente paso, que parece que será el de los 144 megapíxeles, y cuánto tardaremos en asistir a la llegada de un sensor de 600 megapíxeles al mercado. La cuestión es, ¿a costa de qué? ¿De píxeles aún menores? Ya se verá, Samsung está ya en ello.

Vía | Samsung

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios