Compartir
Publicidad

El teléfono plegable de Samsung no será sólo un experimento, fabricarán un mínimo de un millón de unidades

El teléfono plegable de Samsung no será sólo un experimento, fabricarán un mínimo de un millón de unidades
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya ocurriese con el primer Samsung Galaxy Note Edge, un teléfono conceptual salido de la mesa de diseño de los coreanos pasará a ser más que eso. Y como aquél, también entrará en el terreno comercial con una pequeña cantidad inicial. Pequeña en términos de Samsung, por supuesto, uno de los mayores músculos de producción y de ventas del ecosistema móvil.

La siguiente gran revolución del mercado ya está dibujada, los teléfonos plegables. No hablamos de teléfonos de tapa, ni de modelos con dos pantallas que se unen en una, sino de pantallas completamente flexibles, capaces de convertirse en un teléfono al uso, o en un modelo más similar a un tablet por su diagonal. Samsung Infinity Flex Display, así ha llamado Samsung a su pantalla, y llegará a las tiendas en 2019.

Un millón de unidades para la primera mitad de 2019

Samsung

El máximo responsable de la compañía en estos momentos, DJ Koh, ha celebrado un almuerzo de prensa en su país natal, y allí ha tenido tiempo de detallar parte del plan de producción de su nuevo teléfono plegable. Un teléfono que, por otra parte, sólo hemos visto embutido en una funda para mostrar el funcionamiento de su pantalla pero no su diseño exterior, ni tampoco sus especificaciones.

El Samsung plegable dispondrá de un mínimo de un millón de unidades en su lanzamiento

Según Koh, el futuro Samsung plegable no será sólo un teléfono conceptual, sino que se pondrá a la venta. Nada se sabe sobre su precio, aunque ya hay estimaciones que lo sitúan en torno a los 1.500 dólares cuando pise la primera tienda, unos 1.300 euros si hacemos la conversión a Europa. Lo que tampoco sabemos es si pisará el viejo continente, pues Samsung habla de sus principales mercados, y aquí entra Corea, Estados Unidos, India y, quién sabe, tal vez Europa.

Sí ha mencionado Koh que para cuando el modelo esté a la venta, Samsung contará con al menos un millón de unidades en stock. Es lo que, en palabras de DJ Koh, es su "stock inicial", dadas las capacidades de producción de la compañía. También ha recalcado que, en caso de que la reacción del mercado sea positiva y el dispositivo tenga una buena acogida, se fabricarán más unidades.

Así pues, los primeros pasos en el mercado del primer Samsung plegable prácticamente calcarán los de aquel Samsung Galaxy Note Edge que estrenó los bordes curvados en su catálogo, y que acabaron convirtiéndose en todo un estándar, tanto para Samsung como para otros fabricantes. Aquel modelo, también con precio muy elevado, se produjo de forma "reducida", aunque no se llegaron a hacer más tiradas.

En cuanto a la fecha de llegada del mercado, no son pocas las voces que hablan de un modelo definitivo subido al escenario del Mobile World Congress de Barcelona, acompañando a los futuros Galaxy S10. Las palabras exactas de Koh, sin embargo, hablan únicamente de la primera mitad del año 2019. Veremos cuándo llega finalmente este Samsung plegable a las tiendas, dónde lo podremos comprar y a qué precio.

Vía | Yonhap News

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio