Bolsas y fundas Faraday para evitar que espíen tu móvil: cómo funcionan y qué utilidad real tienen
Seguridad

Bolsas y fundas Faraday para evitar que espíen tu móvil: cómo funcionan y qué utilidad real tienen

Vivimos días convulsos en lo que a ciberseguridad se refiere, teniendo como telón de fondo Pegasus. Y es que este spyware que ha afectado incluso a Pedro Sánchez ha levantado las suspicacias de muchos usuarios de a pie que temen que su móvil pueda ser hackeado y con ello extraigan sus datos. Y precisamente en esta ola de nerviosismo es cuándo han resurgido las conocidas como jaulas Faraday.

Pero, ¿qué es esto de las jaulas o fundas Faraday? ¿Sirven de verdad para evitar que te roben los datos del móvil? Y si es así, ¿cómo lo consiguen? En este post resolvemos estas y otras dudas con respecto a este tipo de artilugios que, por cierto, no son una novedad de ahora.

Qué son las jaulas Faraday

Caja Faraday

Como probablemente hayas sospechado ya, este tipo de elementos deben su nombre a Michael Faraday, el científico inglés que durante el siglo XIX dedico gran parte de su actividad a investigar el electromagnetismo y la electroquímica. Precisamente la Ley Faraday y todo el asunto de campos magnéticos es lo que da sentido a las jaulas Faraday.

Estas jaulas son elementos en forma de caja y que crean un campo electromagnético nulo, protegiendo por tanto su interior de cualquier campo eléctrico estático. Es decir, que ni a su interior se cuelan ondas como las del WiFi o señales de cobertura móvil, ni tampoco de dentro se emite ninguna radiación al exterior (o de forma muy residual, dependiendo de la construcción).

Sin entrar en detalles demasiado técnicos y que tampoco nos atañen en este asunto, decir que este tipo de cajas consiguen ese efecto gracias a su construcción con materiales que, fundamentalmente, son metales conductores con propiedades acordes a conseguir el equilibrio electroestático.

Faraday Caja
Fuente: Askix
Las cajas Faraday no son algo sumamente extraño o de alto coste. Incluso un microondas ofrece en su interior este efecto.

En este medio nos centramos en tecnología móvil, pero lo cierto es que las cajas Faraday no se construyen para smartphones, aunque tampoco tienen un fin extraño y al alcance de expertos en la materia. No hace falta irse muy lejos para encontrar un ejemplo cotidiano, véase un microondas normal y corriente como el que tenemos en nuestras cocinas, el cual contiene en su interior una caja Faraday.

Retomando la utilidad de las jaulas Faraday en móviles, es cierto que en caso de introducir un móvil en una de estas, este dejará de recibir señales inalámbricas de cualquier tipo. Tampoco podrá emitirlas, por lo que al final quedará completamente incomunicado y, por ende, será imposible que alguien pueda hackearlo.

La utilidad real de estas fundas y cajas para el móvil queda en entredicho por el diseño de algunas de ellas.

Basta con echar un vistazo a Amazon para descubrir que se venden "fundas para móviles Faraday". Viendo sus reseñas y entendiendo el concepto de muchas de ellas, debemos decir que podrían no ofrecer realmente esta función. O al menos no de forma completa. Las que en su construcción no tapan por completo el dispositivo podrían reducir en cierta medida un campo magnético y evitar situaciones como, por ejemplo, que una tarjeta de crédito se desimante por llevarla cerca del móvil. Sin embargo, no parecen producir ese efecto esperado de de evitar por completo la recepción y emisión de todas las señales de comunicación.

Más allá del coste material y/o económico que pueda suponer el tener una jaula Faraday real, lo cual no es tan caro hoy en día, lo cierto es que sería poco práctico encapsular un móvil en una de estas cajas. ¿Estarías protegiéndolo de posibles ataques? Sí, pero el peaje a pagar por él es demasiado grande porque perdería gran parte de sus funciones al no poder establecer comunicación. Y si lo sacas de la jaula, volverás a exponerlo a esos posibles ataques. A lo sumo, puede ser útil para evitar distracciones en momentos puntuales, pero nada que no puedas conseguir con un Modo Avión o apagándolo.

¿No quieres que te hackeen? Apaga el móvil y no lo vuelvas a encender

Suena tan obvio que resulta incluso estúpido. Pero es totalmente cierto. Google, Apple y Microsoft son las principales desarrolladoras de sistemas operativos que utilizamos en nuestro día a día y tienen mucho empeño en protegernos ante ataques cibernéticos. Sin embargo, por pesimista que resulte, nunca estaremos seguros al 100%.

Por cuidadosos que seamos, siempre hay algún método mediante el cual pueden llegar a extraer nuestros datos del teléfono. Y si no lo hay, lo inventarán, por muy complejo que se antoje. No obstante, hay que tirar de sentido común: ¿realmente somos tan importantes. La inmensa mayoría de ciudadanos tenemos nuestra intimidad que no queremos desvelar a troche y moche, pero que tampoco despertaría tal interés como para mover a un equipo de expertos que busque hackearnos.

En nuestra condición de "anónimos", tenemos que procurar evitar otro tipo de ataques relativos al phishing (suplantación de identidad), dado que estos en su mayoría persiguen algo que sí puede resultar de interés: nuestro dinero. De igual forma, las fake news de todo tipo son también un problema de nuestra época a la que debemos enfrentar como usuarios. Si pese a todo sospechas de que un ente malicioso quiere rastrear todos tus movimientos, ya sabes, apaga el móvil y métete en una cueva a varios metros bajo tierra para evitar cualquier señal. Esa es la mejor "jaula Faraday".

Temas
Inicio