En pleno 2023 ya los había olvidado, pero Vodafone me volvió a ofrecer un tono de espera para las llamadas

Los también conocidos como 'Yavoy' (así se llaman en Movistar) siguen existiendo aún e incluso algunas compañías los siguen promocionando

Tono De Espera Llamadas
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Llamar a alguien y que suenen los clásicos "piiii piiii piiii" como tonos de llamada es una clásica señal de que todo va bien y, efectivamente, hay otro móvil (o fijo) sonando al otro lado. Sin embargo, en los años 2000 se hicieron muy populares los tonos de espera para amenizar el tiempo que tardaba la otra persona en contestar. Personalmente, tuve unos cuantos.

Si bien no hace muchos años que escuché uno por última vez, de forma inconsciente creí haberlos olvidado. No del todo, pero sí lo suficiente como para pensar que ya no existían. Pero no, ahí siguen y Vodafone me lo demostró.

No es que lo 'vintage' siempre vuelva, es que nunca se fueron

Cualquier canción que lo 'petase' en la primera década del siglo XXI era candidata a tres cosas: premios de la industria musical, entrar en discos como los 'Caribe 200X' y estar en al lista de seleccionables para ser tonos de espera personalizados. Aunque a decir verdad, tanto yo mismo como otros conocidos, acababámos contratándolos por error o sin saber que luego nos costaría un dinero que, siendo aún estudiantes, era una fortuna.

Si eres tan joven como para no saber de que hablo, me refiero básicamente a la posibilidad de configurar una canción que suene cuando alguien te llama. La clásica señal de llamada a la que hacíamos referencia al inicio seguiría presente, pero envuelta en una canción que, en caso de tardar en responder, haría mucho más amena la espera al interlocutor.

Eso sí, cuando eran muchas las llamadas que cada semana hacíamos a una persona y esta era reticente a cambiar su tono de espera, llegábamos a aborrecer esa canción (un saludo desde aquí a Nena Daconte y su 'Tenía tanto que darte'). Porque cansaban. Y mucho.

El caso es que a la par que nosotros maduramos, también las telecomunicaciones y la tecnología. No creo que tuviese una relación directa, pero asocio la llegada del smarthpone al fin de los tonos de espera. Pero no desaparecieron, ya que sencillamente pasaron de moda.

El otro día, mientras aporreaba el teclado escribiendo cualquier otro artículo de Xataka Móvil o Xataka Android, me llegó una llamada automática de Vodafone. Era una locución pregrabada y en ella sonaba una canción que, me vas a disculpar, no recuerdo ahora. El caso es que mientras sonaba esa canción, la suave voz de la locutora de Vodafone me ofrecía configurar un tono de espera como el que estaba sonando. En pleno 2023.

Las tres grandes telecos de España de los 2000 siguen ofreciendo este servicio y el precio no es que sea muy económico precisamente

Tras ello, y al haberme quedado tan sorprendido como duditativo acerca de cuánto cuesta este servicio hoy en día, me puse a "investigar". Lo entrecomillo porque, honestamente, tampoco es que me haya llevado más de 10 minutos en total buscando en las webs de las principales operadoras.

Con ese aire de nostalgia (y sin olvidarme de ti, Nena Daconte) me puse mirar si las otras dos clásicas operadoras de los 2000 lo ofrecían. Y sí, a Vodafone se suman también Movistar y Amena. Perdón, Orange (si hablo de los 2000, inevitablemente recuerdo más a Amena).

  • Vodafone: 0,90 euros por semana, con el primer mes completamente gratuito y la posibilidad de poder ir cambiando de canciones, dado que hay tarifa plana incluida en la suscripción.
  • Movistar: 2,49 euros al mes, con el primer mes gratis y con un catálogo de más de 7.500 canciones a elegir al estar incluidas en la suscripción.
  • Orange: 1,95 euros al mes y con posibilidad de elegir entre un amplio catálogo de canciones, dado que se incluye en la suscripción.

Cabe decir que para la activación de estos tonos de espera, las tres compañías recomiendan usar sus respectivas aplicaciones. No obstante, también se pueden contratar llamando al servicio de atención al cliente y solicitándolo, igual que para darlo de baja cuando consideremos.

Una suerte que si tenemos con este servicio, a diferencia de lo ocurrido hace dos décadas, es que al no estar tan de moda, ya no nos los cuelan tan fácilmente. Y es que, como decía anteriormente, raro era no conocer a alguien (o nosotros mismos) que no hubiese caído en su contratación por error y que luego no supiese darse de baja. Las estrategias de las operadoras invitaban a ello, aunque lo cierto es que darse de baja siempre fue fácil.

En Xataka Móvil | Las mejores tarifas móviles de contrato en 2023 y comparativa con todos los operadores

Inicio