Compartir
Publicidad

Canonical en el MWC: Ubuntu en smartphones quiere ir pasito a pasito

Canonical en el MWC: Ubuntu en smartphones quiere ir pasito a pasito
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el Mobile World Congress hemos tenido la oportunidad de mantener un encuentro con Victor Palau, responsable del desarrollo comercial de Ubuntu en dispositivos móviles.

Palau ha podido compartir con nosotros sus impresiones no solo sobre el presente y futuro de la plataforma, sino también sobre lo que representará la convergencia de la movilidad con la informática de sobremesa tradicional.

Bq y Meizu, acuerdos importantes

Comenzamos esa charla repasando la actualidad de Ubuntu en dispositivos móviles, y era obligado el comentario hacia las alianzas firmadas con bq y Meizu, los dos primeros fabricantes que ofrecerán terminales basados en Ubuntu.

Victor Palau
Victor Palau, VP Phone Delivery en Canonical

En ambos casos las propuestas se ajustarán a los productos que ambas han venido ofreciendo en los últimos tiempos: mientras que bq contará con dispositivos más propios de la gama media, en Meizu podemos esperar ver productos algo más ambiciosos, en la línea de los Meizu MX3 actuales.

En ambos casos la oferta de estos dispositivos se extenderá a varios países europeos entre los que se encuentra España. El modelo de venta, según nos indicaba Palau, será el de poner en marcha una tienda online con la que puedan gestionar la logística de las peticiones de producto y su distribución.

Pilares para la convergencia

El atractivo más importante de Ubuntu en smartphones es sin duda su capacidad de convertirse en un una plataforma que por fin logre la convergencia con equipos de sobremesa y portátiles. El smartphone podría por lo tanto ofrecer una experiencia de escritorio de forma directa al conectar este dispositivo a una pantalla de gran formato en la que continuar con la sesión de trabajo (u ocio), pero ya no limitada a las dimensiones de ese smartphone.

Ubuntu convergencia

Para lograrlo, nos explicaba Palau, existen grandes pilares en los que se basará esa convergencia. El primero de ellos es la convergencia de código: cuando en Ubuntu 14.10 Unity 8 y Mir aparezcan de forma nativa en el escritorio (ya lo han hecho en Ubuntu for phones), esa convergencia estará ya completada al 80%.

Esa convergencia es vital para poder ofrecer a los desarrolladores una forma transparente de implementar sus soluciones, sin preocuparse prácticamente de nada a la hora de que éstas se adapten luego a las pantallas en las que las disfrutaremos.

El segundo de los pilares es el de la convergencia en la presentación de esas aplicaciones, que deben adaptarse al dispositivo en el que las estamos ejecutando. Mientras que la calculadora se ve de forma correcta en un smartphone ocupando toda la pantalla, no tiene demasiado sentido --al menos a priori-- que al trabajar con un monitor de 24 pulgadas, por poner un ejemplo, esa calculadora aparezca maximizada.

Ubuntu Side Stage

Para resolver este problema en Canonical han trabajado en características como Side Stage, que permite situar una aplicación de forma que solo ocupe parte del total de la pantalla, en un efecto claramente similar al que Windows 8 ofrece con su acoplamiento de ventanas.

La solución de Canonical parece lógica para esas aplicaciones "acopladas" --como dirían en Microsoft--, y también parece resolver un problema complejo: el de cómo adaptar el aspecto e interfaz de una aplicación a distintos formatos de pantalla. De hecho, comentaba Palau, la idea no es solo la de resolver esa adaptación visual, sino también la adaptación de los mecanismos de entrada, que tendrán que comportarse de forma adecuada según estemos en un formato de dispositivo u otro.

No parece que las soluciones de conexión del futuro smartphone con Ubuntu a un monitor preocupen a Canonical. De hecho, este responsable de la plataforma móvil comentaba que no hay demasiadas complejidades técnicas en este sentido. Es posible aprovechar tecnologías como Wireless Display y otras como MHL o SlimPort.

Sobre Ubuntu Edge y aplicaciones nativas vs webapps

Por supuesto, otro de los temas que tocamos fue el de un proyecto Ubutu Edge que para muchos --incluso para Canonical-- fue inspirador a pesar de su fracaso económico. La campaña de crowdfunding no consiguió su objetivo, pero en Canonical, destacaba Palau, aprendieron mucho de ese proyecto y de lo que los usuarios esperaban de él.

Ubuntu - multitarea

El smartphone con el que Canonical pretendía salir al mercado nunca se convertirá en una realidad, pero eso no impide que Canonical no vuelva a abrir la puerta a un proyecto similar en el que la financiación colectiva es, de nuevo, una interesante opción para conocer la respuesta de los usuarios.

También fue interesante la reflexión sobre el soporte de aplicaciones nativas --Ubuntu proporciona un SDK propio-- frente a las webapps o aplicaciones web que se fundamentan en HTML5.

Como revelaba nuestro interlocutor, al usar el SDK y las APIs nativas el desarrollador ya tiene mucho terreno ganado en temas como la interfaz de usuario, que el programador ya tiene directamente accesible sin tener que hacer prácticamente ningún esfuerzo.

Ubuntu MWC2014

Al soporte actual de C++ se unirá en el futuro JavaScript, lo que potenciará el desarrollo de aplicaciones HTML5, y aunque Palau concede que las webapps parecen uno de los clares pilares de cara al futuro, la duda es cómo de lejano está ese futuro. De momento, indica, apostar por un SDK nativo es muy importante.

Ese debate sobre modelos de desarrollo desembocó en otro tema importante: el catálogo de aplicaciones de Ubuntu for phones. De momento dicho catálogo es muy limitado, y cuenta con unas 300 herramientas. La cifra es casi simbólica cuando la comparamos con otras plataformas, pero hay que recordar que hoy por hoy Ubuntu no está disponible de forma nativa en ningún teléfono en el mercado.

De hecho, la alianza con bq y Meizu permitirá a Canonical tratar de impulsar futuros acuerdos con empresas de desarrollo de aplicaciones que, obviamente, de momento no tienen por qué tener ningún interés en una plataforma que aún no tiene presencia en el mercado del usuario final. El ejemplo clásico es, por supuesto, WhatsApp, y tanto con ella como con otras empresas hay desde hace tiempo conversaciones sobre ese apoyo a versiones para Ubuntu. Obviamente ese apoyo es aún tímido, pero en Canonical confían en que la aparición de esos primeros smartphones suponga un punto de inflexión en este sentido.

¿Cuándo podré usar mi smartphone como mi PC?

La ambiciosa propuesta de Canonical no está avanzando todo lo rápido que muchos desearíamos, y de hecho Palau admitía que ofrecer una plataforma tan compleja es una tarea muy difícil que muy pocos pueden abarcar.

Ubuntu tablet

Los pasos se están produciendo al ritmo adecuado, nos comentaba, indicando que en Canonical quieren estar seguros de que cuando esa convergencia esté disponible, lo esté de forma fiable. Esa es probablemente la razón de que de momento no vaya a haber soporte de Unity 8 y Mir en el escritorio, algo que es uno de los requisitos para esa buscada convergencia entre ambos tipos de escenario.

Ese soporte llegará con Ubuntu 14.10 en octubre, que será la versión con la que probablemente aparezcan los primeros --y esperados-- dispositivos de bq y Meizu. Pero no hay que adelantarse a los acontecimientos: la convergencia aún no será una realidad tampoco entonces.

Ubuntu tablet

Aunque Palau no quería comprometerse con una fecha, parecía casi convencido de que esa capacidad de que Ubuntu se adapte tanto a smartphones o tablets como a PCs, portátiles o Smart TVs llegará en 2015.

Tanto si por fin tenemos ese reto cumplido entonces como si no, en Canonical parecen tener claro que lo importante es ir paso a paso, y dar los pasos adecuados. Palau, comentaba finalmente, indicaba que de hecho la convergencia del smartphone y el PC no es importante: esos conceptos desaparecerán en favor de una plataforma de computación que se adaptará a todo tipo de ámbitos, un comentario en el que había referencias a esa Internet de las Cosas que muchos ni siquiera intentamos dimensionar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio