Compartir
Publicidad

UIQ, algo de Historia

UIQ, algo de Historia
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo ocurrido con UIQ en los últimos meses merece algo más de atención de la prestada en nuestra página, por lo que voy a intentar contaros una historia que aunque parece reciente, empieza hace ya más de diez años.

Para los que anden un poco más perdidos, comentaros que la historia de UIQ ha llegado a su fin, si bien gran parte de la empresa ha sobrevivido gracias a la adquisición de Symbian por parte de Nokia, UIQ ha vivido este último mes, gracias a los proyectos de uno de sus socios, la americana Motorola, y al compromiso de Sony Ericsson.

Motorola, que compró la mitad de la empresa en octubre de 2007, tenía planificados 11 teléfonos con sistema operativo desarrollado por UIQ previstos para el próximo año, desafortunademente todos han sido cancelados como consecuencia de las políticas de saneamiento que está llevando a cabo la empresa americana para salir de su propia crisis.

UIQ, algo de historia

Antes de la citada participación de Motorola, el propietario único de UIQ era Sony Ericsson, que también comunicó su intención de no seguir con la tecnología UIQ, pero si con el apoyo económico necesario hasta que la empresa fuera adquirida por un tercero, ayudar al personal a reubicarse en otras empresas o bien quieran formar su propio negocio.

El mundo no se va a quedar sin interfaces gráficas de usuario, está claro que en los últimos tiempos han aparecido los que serán máximos exponentes en el mercado, Apple con su iPhone y Android por parte de de Google. Pero resulta triste ver como una empresa con desarrollos tan reconocidos se queda en un camino en el que creo estaba preparada para continuar.

Para la gente implicada en el desarrollo de UIQ tampoco supone quedarse en un espacio vacío tecnológico de trabajo, ya que en realidad pueden ser considerados desarrolladores Symbian, y Nokia sabe que son necesarios. Recordar que UIQ (User Interface Quartz) es en realidad una plataforma software basada en Symbian, y esencialmente es una interfaz gráfica de usuario que funciona por encima del sistema operativo.

UIQ, algo de historia

Independientemente del futuro de sus trabajadores, deberíamos hacer una mención especial a los logros obtenidos por la empresa, la cual se caracterizó por conseguir llevar complejas e innovadoras funcionalidades a terminales relativamente más baratos que la competencia, basándose en una mayor optimización, con un importante número de ventas.

El problema radica en reflexionar sobre qué necesitaba el usuario final, de los millones de teléfonos Symbian vendidos por Nokia, la mayoría de sus usuarios no utilizan las capacidades reales que pueden proporcionarles un sistema como S60, y su finalidad principal son las llamadas.

Centrarse en el desarrollo de un sistema como UIQ3 dedicado a terminales tan especiales como los P1, W950 o M600 de Sony Ericsson, o los RIZR Z8/Z10 de Motorola, no fue el mejor camino para que UIQ vendiera sistemas de forma masiva y asegurar su futuro.

UIQ, algo de historia

Un poco de Historia

El diseño original de la primera interfaz de usuario fue realizado por la compañía Ericsson en sus laboratorios Ronneby Soft Center, y pretendía ser una respuesta al tremendo éxito obtenido en los EEUU por Palm y sus innovadoras Pilot. El nombre original de la interfaz sería Quartz.

Symbian compró los laboratorios Ronneby Soft Center a Ericsson en 1999, pero durante años no se llevó ningún sistema realizado por la empresa a un terminal real en el mercado, el primer modelo basado en tecnología UIQ fue el Sony Ericsson P800, presentado en 2002.

De alguna manera podríamos considerar al P800 como el iPhone de esa época, subió la barrera tecnológica y sentó la bases de como debía ser un dispositivo portátil de sus características. Sin embargo la experiencia de usuario no era todo lo buena que podría ser, ya que seis meses después, Sony Ericsson presentó el P900 que arreglaba la mayoría de defectos encontrados.

UIQ, algo de historia

Si echamos la vista atrás, en 2002, la mayoría de las PDAs en el mercado eran monocrómas, no tenían un tamaño muy pequeño y tampoco eran aparatos diseñados para navegar por la red, las conexiones se realizaban vía WAP y los navegadores interpretaban la información en simples líneas de texto.

La aparición de un teléfono móvil como el P900, con navegador que interpretaba HTML, una pantalla y hardware adecuados para labores multimedia, fue un paso importante para popularizar UIQ en su versión 2.0.

En 2004 se produjo un fenómeno no esperado por las compañías, Nokia experimentó un descenso en sus ventas con respecto a sus competidores, y la razón estaba motivada por la importancia que la compañía finlandesa estaba dando a sus terminales de gama alta.

UIQ, algo de historia

La demanda real de características que justifican la complejidad y el costo de los smartphones no se veía correspondida con las ventas, en consecuencia de esto las empresas fabricantes de móviles pensaron que gastar tanto dinero en el desarrollo de sistemas operativos no era lo mejor para el futuro.

Me gustaría recordar una frase realizada por un dirigente de la nueva Symbian Foundation a raíz de su compra por parte de Nokia: “Los fabricantes de móviles (y las operadoras) gastan mucho más dinero en la caja de cartón que en el software que lleva el teléfono dentro”, una frase actual, que de alguna forma se corresponde con lo que pasó en 2004.

UIQ, algo de historia

Sony Ericsson quiso ser la excepción y continuó con el desarrollo de su exitosa serie P, pero quizás no actualizó la gama con suficiente rapidez, de alguna forma el terminal se veía perjudicado por que el sistema operativo que estaba detrás de UIQ era Symbian OS9.

Fue un momento en el que la compañía debía decidir entre las dos tendencias que se planteaban en el mercado, dispositivos con pantallas de mayor tamaño y resolución VGA, que sería el camino elegido por HTC, RIM o Apple. O bien servir al mercado de masas, realizando sistemas más simples y pequeños en tamaño. UIQ eligió el segundo camino.

La serie G

Los últimos terminales en hacer uso de la plataforma fueron los G700 y G900 de Sony Ericsson, ambos excelentes teléfonos, con una simple pero lógica interfaz táctil con un software robusto soportándola.

UIQ, algo de historia

Leyendo análisis de prensa especializada con los que suelo compartir opinión, llego a la conclusión que estos teléfonos a pesar de contar con un hardware bastante sencillo y una plataforma ya muerta, cuenta con un software maduro y plenamente útil, como puede ser su gestor de correo, todo funciona fluido y la interfaz táctil está bien integrada.

Comparando la interfaz con los antiguos serie P, no presentan un uso tan cómodo, Sony Ericsson y UIQ se centraron en hacer un teléfono con dimensiones más pequeñas, y dejar de lado una interfaz de usuario más rica.

En segundo lugar intentaron hacer una interfaz más atractiva de cara a los licenciatarios, haciendo el menor uso posible del stylus, pero alejándose de la estrecha integración entre el hardware (en particular el Jog Dial) y el software que tenía la serie P.

UIQ, algo de historia

La integración de soluciones hardware con la interfaz de usuario es un factor importante, más cuando hablamos de pantallas táctiles, y la eliminación del jog dial creo que fue una decisión negativa. Detalles como este han supuesto por ejemplo gran parte del éxito de RIM y su BlackBerry.

Conclusiones

Sony y Motorola han realizado una horrible gestión de UIQ, y en concreto de su última versión, para mi tenían crédito realizando su propio sistema para los smartphones que van desarrollando, de hecho los hace terminales especiales y de alguna forma mejor optimizados, con interesantes capacidades multitarea, al menos los que he tenido ocasión de probar, ya que soy feliz usuario de un Sony Ericsson W950i.

Pero desde el primer momento en que compañías como Motorola o Sony Ericsson, empiezan a usar Windows Mobile u otro sistema de corte similar, para mi pierden interés, y entran en el mismo juego que HTC o Asus, por poner un ejemplo, desarrollando hardware para sistemas con los que no se van a preocupar en optimizar, ya que debe funcionar en cientos de aparatos distintos.

El principal beneficiado de la situación resultante será Symbian, y en consecuencia Nokia, la comunidad de desarrolladores UIQ será bienvenida en la Fundación Symbian, para ver los proyectos en los que trabajaba UIQ sólo hay que ver alguno de los vídeos conceptuales que la compañía tiene en su página web, por si tenéis curiosidad, os dejo con alguno de ellos:








Espero que la publicación os haya resultado de interés, para mi ha sido muy enriquecedor conocer más acerca de UIQ, y desde aquí desear suerte al personal que formó parte de la empresa.

Más información | Wikipedia | The Register.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos