Compartir
Publicidad

Windows 10 funcionará con procesadores ARM pero debemos olvidarnos de los móviles

Windows 10 funcionará con procesadores ARM pero debemos olvidarnos de los móviles
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del funcionamiento de Windows 10 completo sobre procesadores ARM lleva hablándose casi desde el lanzamiento del sistema operativo de Microsoft. Fue, de hecho, una de las características esgrimidas para considerar que el sistema operativo sería muy útil en teléfonos móviles, dado que todo el ecosistema de smartphones se mueve con chips ARM, construidos con esta arquitectura.

Poder ejecutar un sistema operativo completo en un teléfono móvil se convertía así en algo muy atractivo pues podía combinarse con Continuum, de forma que llevábamos un ordenador con Windows 10 completo en el bolsillo a la espera de encontrar un dock y una pantalla a la que conectarlo. Por desgracia, esto no va a ocurrir. Lo ha confirmado Belfiore, la compatibilidad con chips ARM no es ni será para teléfonos móviles.

Los teléfonos y sus baterías

El máximo responsable de Windows 10 ha sido el encargado de echar un jarro de agua fría sobre los que esperaban poder ejecutar Windows 10 en teléfonos móviles. Pero no la versión específica para teléfonos sino uno sistema completo, un portátil en toda regla embutido en pantallas de 5,5 pulgadas o poco más. No se podrá, no ha sido diseñado para ello.

Según Belfiore, la compatibilidad de Windows 10 con arquitecturas ARM abre la posibilidad de comenzar a traer ordenadores portátiles, tablets y convertibles con estos procesadores en lugar de con la arquitectura X86. Pero eso no significa que la versión completa de su sistema operativo vaya a poder ejecutarse en teléfonos móviles y, desde luego, no en los actuales.

El esfuerzo que ha supuesto llevar Windows 10 a ARM ha consistido en habilitar la experiencia de PC en dispositivos que están construidos en ARM para que estén conectados todo el tiempo y tengan una gran duración de la batería. Así que la experiencia es una experiencia de PC de escritorio no es una experiencia de teléfono. Para experiencias similares al teléfono en ARM tenemos Windows 10 Mobile. Lo que Windows 10 en ARM es, es una experiencia de escritorio, de modo que usted obtiene la vida de la batería que los procesadores ARM tienden a tener.

Así pues, el problema es que Windows 10 no está optimizado para alcanzar los niveles de ahorro energético que necesita un teléfono móvil, de ahí que haya una versión específica para smartphones. Eso supone que la batería es el principal obstáculo para que un Windows 10 completo llegue a ejecutarse alguna vez sobre un soporte móvil.

Windows 10 para ARM está a punto de llegar pero no lo podremos disfrutar en nuestros teléfonos móviles. Ni siquiera en teléfonos tan potentes como el HP Elite X3 que se lanzó el año pasado ni, por supuesto, en los últimos Lumia de gama alta. Y por lo que afirma Belfiore en la entrevista concedida, parece que tampoco ocurrirá en el futuro. Salvo que las baterías sólidas obren milagros, al menos.

Vía | Windows Central
En Xataka Móvil | Sin fabricantes que lo apoyen, la cuota de Windows para móviles coquetea con su extinción

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos