Compartir
Publicidad
Publicidad

Sin fabricantes que lo apoyen, la cuota de Windows para móviles coquetea con su extinción

Sin fabricantes que lo apoyen, la cuota de Windows para móviles coquetea con su extinción
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con más de 1.500 millones de smartphones comercializados cada año, es realmente impresionante que el mercado se haya configurado para que sólo existan dos sistemas operativos relevantes a ojos de todos. Android, superando el 85% de cuota en estos momentos, y iOS, con un 14% largo bastante estable, copan un mercado en el que, efectivamente, hay sitio para muchos más pero ninguno consigue la tracción suficiente para ser relevante.

El tercero bien pudo ser Windows, antiguamente llamado Windows Phone y ahora solamente Windows con su salto a la versión 10. Pero Microsoft nunca tuvo un plan claro para su propio sistema operativo para móviles y hoy, sin prácticamente apoyo de fabricantes, atesora una cuota que lo sitúa casi al borde de la extinción. O eso afirman en IDC.

Windows al borde del abismo

Idc

Como podemos ver en el gráfico que corona estas líneas, tanto Android como iOS se reparten el mercado trimestre tras trimestre. Uno sube y el otro baja, y luego vuelven a empezar, con la notable diferencia de un 70% de cuota entre ambos sistemas a favor del equipo de Google. Windows, sin embargo, lleva ya un año por debajo del 1% de cuota mundial en ventas y está ya en el abismo.

Del 0,8% de cuota en ventas de Windows en el primer trimestre de 2016 se ha llegado a un 0,1% en la apertura de 2017. Si tomamos en cuenta el dato que ofrece IDC sobre las ventas en dichos tres meses, 344,3 millones de dispositivos comercializados en todo el mundo, la cuota de Windows en móviles se traduce en unos 350.000 teléfonos.

350.000 teléfonos con Windows frente a 290 millones de teléfonos Android y 51 millones de iPhones. No cabe duda de que Windows no se ha encontrado nunca tan cerca de su desaparición como en estos momentos, sufriendo en gran medida porque no encuentra fabricantes que consigan hacer atractiva su compra y a causa de un Microsoft que no ha logrado ofrecer lo que prometía en un primer momento.

Los usuarios mandan, y han arrinconado a Windows contra las cuerdas en este primer trimestre del 2017. Con una previsión de ventas de 1.500 millones de teléfonos Android, sólo Android, en el año 2021, parece bastante claro que, de no producirse un cambio radical en la política de Microsoft para con Windows en móviles, el sistema no tardará en desaparecer definitivamente.

Tampoco ayuda el hecho de que Microsoft haya retirado oficialmente el soporte a los teléfonos con Windows Phone 8.1, el último de los "Windows Phone" que quedaba en pie. A sus usuarios les tocará renovar y tal vez no opten de nuevo por la plataforma de Redmond. Si alguna vez hubo planes para lanzar el archirumoreado Surface Phone, más vale que se produzca más pronto que tarde.

Vía | Fonearena
En Xataka Móvil | Adiós al soporte para Windows Phone 8.1, la versión de Windows para móviles más usada a día de hoy

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos