Compartir
Publicidad

Así quiere Sony ganar la fotografía con cámara frontal y el selfie

Así quiere Sony ganar la fotografía con cámara frontal y el selfie
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cámara frontal ha experimentado una gran evolución desde que se incorporasen aquellas primeras ópticas de bajísima resolución y rendimiento hasta la actualidad, cuando vemos que son todo lo contrario: un reclamo potencial. Una vez frenada la guerra de los megapíxeles, los fabricantes han tenido bien vitaminar las cámaras subjetivas con otros añadidos, y Sony ha apostado por ello en su nueva línea de móviles Xperia X.

Si bien en este caso sí hay un aumento de megapíxeles en los sensores con respecto a los terminales Z5 (que tienen 5 megapíxeles y los X tienen de 8 a 13), Sony ha querido que el resultado de las cámaras frontales se equipare al de las traseras de otros terminales y se ha centrado en que éstas obtengan un mejor resultado en cualquier condición de luz. ¿El truco? Una serie de recursos según sobre o falte luz, nos lo cuenta el propio personal de Sony.

¿Deberes hechos?

La paradoja de Sony y la fotografía existe desde hace años, cuando sus cámaras se han quedado algo rezagadas frente a las de sus rivales llevando éstos en ocasiones sensores de la propia compañía japonesa. ¿Cómo es posible que otros saquen mejor jugo de lo propio? El hecho de potenciar aspectos más allá del sensor como el procesado, algo de lo que, según pudimos comprobar en el análisis del Xperia Z5, los terminales Sony seguían padeciendo.

Presentación de Sony

Este año la batalla tampoco se presenta fácil. La cámara frontal ha experimentado una gran evolución desde que se incorporasen aquellas primeras ópticas de bajísima resolución y rendimiento hasta la actualidad, cuando vemos que son todo lo contrario: un reclamo potencial. Una vez frenada la guerra de los megapíxeles, los fabricantes han tenido bien vitaminar las cámaras subjetivas con otros añadidos, y Sony ha apostado por ello en su nueva línea de móviles Xperia X.

En Sony se han centrado en que la cámara per se actúe de la mejor manera posible según las condiciones de luz

Así, Sony también ha apostado por centrarse en la cámara de los selfies e intentar matar dos pájaros de un tiro: que sea (esta vez, sí) un "aquí estoy" con respecto a los rivales y que sea un reclamo efectivo, pudiendo abarcar más público que otros más específicos como el procesador o la resolución de la pantalla. Para ello nos explican que han mejorado tanto en hardware como en software, centrándose en que la cámara per se actúe de la mejor manera posible según las condiciones de luz.

Las autofotos según Sony

La cámara frontal de los Xperia X y X Performance monta un sensor Sony Exmor tipo 1/3,06 pulgadas (2,6 veces más grande que el del Z5 Premium) de 13 megapíxeles (el Xperia XA de 8 megapíxeles), con apertura f2.0 y una resolución de 4.160 x 3.120 píxeles. Un conjunto de datos que nos viene a dejar patente la evolución de hardware con respecto a los modelos anteriores, pero además se centra en dos aspectos: la textura y el ruido.

Presentación de Sony

Según explican desde la compañía lo que se ha logrado es conservar la textura en las escenas más iluminadas, de manera que los ojos, las facciones y todos los elementos salgan tanto con detalle como con un aspecto realista. De este modo se obtienen autofotos con texturas más finas y un mayor nivel de detalle (algo que, por otra parte no siempre es lo que se desea y que se puede reducir con la función de suavizado).

Autofoto en exteriores

Para las escenas oscuras, la cámara detecta automáticamente las condiciones y no captura una, sino seis tomas. Y no se queda ahí, porque de hecho ésta es una de las tres herramientas que la cámara incorpora para reducir el ruido, según ellos, hasta un 25%.

  • Pixel binning: combina cuatro píxeles en uno, de modo que la imagen se reduce en tamaño y el ruido se reduce a la mitad.
  • Multi shot: se consiguen 6 frames por captura. Esto vuelve a obtener como resultado una reducción del ruido a la mitad.
  • Super resolution: se trata de aumentar el tamaño de la imagen que se ha reducido en la primera fase y restaurar también la textura (todo por software).
Autofoto en interiores

¿Gana Sony en la carrera de las autofotos?

Los selfies van a seguir estando de moda y es lógico que se consoliden como un reclamo en el que vale la pena invertir. Ya son varios los fabricantes que no han olvidado la lente frontal, sino todo lo contrario, se han centrado en potenciarla. En el caso de Sony ya hemos tenido la oportunidad de probarla, y podemos ver que en baja luz efectivamente no aparece ruido, si bien el detalle depende de qué se enfoca (aquí vemos que las letras aparecen más nítidas que otros elementos) y en algunos casos es algo pobre.

Autofoto en interiores

A falta de hacer más pruebas (tanto en estos escenarios como en el caso de las fotografías nocturnas), Sony parece haber dado un paso adelante en cuanto a la cámara frontal, sin olvidar un software que en ocasiones ha sido la diana de muchas críticas. A falta de comprobar qué tal rinde ese OIS en la cámara frontal del HTC 10 y otros que quedan por llegar este año, veremos quién se consolida como ganador en terreno selfie.

En Xataka Móvil | Los Sony Xperia X y X Performance con doble SIM tendrán también el doble de memoria interna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos