El truco del *#06#, el código universal para extraer el IMEI: qué es y por qué debes guardarlo en lugar seguro

El truco del *#06#, el código universal para extraer el IMEI: qué es y por qué debes guardarlo en lugar seguro
Sin comentarios

Aunque cada sistema operativo tiene sus propios trucos para determinadas cosas, lo cierto es que aún existen códigos universales que nos permiten extraer información de ellos o realizar determinadas tareas. Poco a poco van desapareciendo, engullidos por los cambios en los distintos códigos fuente, pero aún sobreviven los más básicos, como el que nos permite descubrir el IMEI de nuestro teléfono móvil.

El IMEI es el clásico número que no nos sirve nunca de nada hasta que lo necesitamos con urgencia, pues consiste en un número identificador que será único de nuestro teléfono móvil (en realidad, de cada bandeja SIM con la que el móvil obtiene conexión) y que nos permitirá, entre otras cosas, bloquearlo a distancia en caso de pérdida o de robo. Es un número tan importante en caso de urgencia que hasta la propia Guardia Civil española recomienda que lo extraigamos y lo apuntemos en lugar seguro.

Qué es el IMEI, para qué sirve y cómo podemos averiguarlo

Portada

El IMEI es un código asociado a nuestro teléfono móvil y cuyas siglas responden a "International Mobile Equipment Identity", o "Identificación Internacional del Dispositivo Móvil" si lo traducimos al español. Es como el DNI de nuestro teléfono y, como tal, se convierte en un identificador necesario a la hora de realizar determinadas acciones ante pérdidas o robos.

Cada vez que nuestro teléfono móvil se conecta a las redes que le dan servicio, y no hablamos de obtener Internet de ellas sino también de la capacidad de realizar llamadas o intercambiar mensajes de texto, se identifica con el IMEI. El operador nos da acceso al comprobar que el número IMEI es válido y el resto del procedimiento es completamente transparente al usuario. Es decir, usamos el móvil como si nada.

Decimos que el número es importante en caso de robo pues aportaremos el IMEI en la denuncia, y se iniciarán los trámites para que el teléfono sea bloqueado. Serán los operadores los encargados de hacerlo, de incluir nuestro IMEI en un listado de códigos no válidos para que no pueda tener acceso a las redes y, por tanto, quedará inutilizado a distancia. Así pues, es bueno recordar el método de extracción de este código junto con alguna que otra recomendación de seguridad.

La forma más básica de obtener el número IMEI de nuestro teléfono o SIM es la de abrir el marcador telefónico de nuestro móvil, como si fuéramos a hacer una llamada, y teclear lo siguiente: asterisco, almohadilla, cero, seis, almohadilla. En ese orden exacto y sin añadidos ni espacios, tal cual. Una vez introducido, nuestro teléfono (da igual si es iOS, Android o cualquier otro) nos mostrará en pantalla el número IMEI. Se puede obtener a distancia en caso de no haberlo hecho antes, por cierto, pero será mejor hacerlo de forma presencial y preventiva.

Imei

Una vez tenemos este código IMEI en pantalla será importante apuntarlo en algún lugar seguro, preferiblemente en algún sitio de nuestro hogar. Como hemos explicado antes, será necesario recurrir a él si nos roban el teléfono así que será mejor que no esté junto a él. Y esto último es en relación a aquellas personas que apuntan datos importantes y los llevan en el propio teléfono, bien en una app en el interior o en un papel guardado en la funda de los mismos. Es un código para gestionar robos, así que será mejor que no nos lo puedan robar.

Muchos teléfonos nuevos incluyen el código IMEI en una pegatina adherida al propio teléfono, también será importante retirar esta pegatina y dejarla, por ejemplo, en la caja del mismo, guardada en casa. Todo en pos de poder encontrar el código cuando sea necesario, y ojalá no sea necesario nunca. Así pues, esto es el código IMEI, para eso puede ser necesario usarlo y así lo podemos averiguar. Una información que nunca viene mal tener a mano.

Temas
Inicio