El WiFi de mi casa era un desastre hasta que empecé a usar mi viejo móvil como repetidor
Tutoriales

El WiFi de mi casa era un desastre hasta que empecé a usar mi viejo móvil como repetidor

Uno de los problemas con el WiFi que más a menudo se suele experimentar es el de tener una mala cobertura y que la señal no llegue a todos los sitios. Esto mismo experimenté personalmente en casa de unos familiares. Un lugar que, además de amplio, tiene gruesas paredes de piedra y otros elementos que sirven como obstáculos para una buena señal WiFi.

Así, la opción de usar un móvil como repetidor se convirtió en una buena opción para amplificar la señal del WiFi. Suerte que casi siempre viajo con todos mis gadgets y entre ellos encontré un smartphone al que ya no doy uso y que me sirvió para esta misión. Ya avanzo que no llegó quizás al nivel de un amplificador WiFi "tradicional", pero hizo un muy buen apaño.

Configurar un Android antiguo como repetidor WiFi

Lo más habitual cuando hablamos de compartir Internet desde el móvil es hacerlo a través de los datos móviles de este. Sin embargo, en este caso no es esta la opción que interesa, básicamente porque el móvil viejo no tiene tarjeta SIM. Lo que se pretende es que el móvil sirva como amplificador de la señal WiFi y que el resto de dispositivos más alejados del router se conecten al móvil en lugar del router.

Se debe usar una app externa de Google Play. En los iPhone no hay herramientas actualizadas y que sean de utilidad para este cometido.

Para ello hay que recurrir a una app externa, aunque de confianza. En mi caso personal fue "NetShare" la aplicación que probé, la cual se puede descargar en Google Play completamente gratis. Hay disponible en la app el acceso a la versión prémium pagando una suscripción, pero su versión gratuita puede ser más que suficiente.

NetShare - no-root-tethering

NetShare - no-root-tethering

Netshare App

Ya con la app instalada en el móvil antiguo y habiéndote asegurado de que tiene conexión WiFi, toca ya abrir WiFi Repeater. Tras ello, solamente debes pulsar en Start WiFi Hotspot para que comience a servir como amplificador WiFi. Ya pulsando en Configure puedes acceder a ciertos ajustes, destacando la posibilidad de cambiar la contraseña de la red.

Ahora la conexión desde otros dispositivos requiere de una configuración especial, ya que no basta con conectarse a la red y poner la contraseña. Ya sea en un móvil u otros dispositivos, debes configurar estos campos que suelen aparecer como parte de la configuración avanzada:

Configurar Wifi Repetidor
  • Nombre de la red: no tienes que configurar nada aquí, sino conectarte al WiFi que se llama tal cual indica la app NetShare. En nuestro ejemplo "DIRECT-NS-Hotspot".
  • Contraseña: debes introducir aquella que configuraste (o la que viene por defecto) y que aparece debajo del nombre en la app de NetShare. Siguiendo con nuestro ejemplo, sería "87654321".
  • Proxy: debes configurarlo en manual, siendo el servidor el que en la app aparece como una IP en Address ("192.168.49.1" en nuestro ejemplo) y el puerto el que aparece como Port ("8282" en nuestro caso).

Y listo, una vez hecho esto podrás ya tener una mejor señal WiFi, dándole de paso una segunda vida a tu viejo móvil Android. Aunque, eso sí, hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta para que todo vaya bien y que precisamente te contamos a continuación.

Dónde colocar el móvil amplificador y algunos consejos extras

Senal Wifi

Siguiendo con el hilo de lo anterior, dónde colocar el móvil que está haciendo de repetidor WiFi es clave. Lo más recomendable es que se coloque en un punto intermedio entre el router y el dispositivo al que vaya a proporcionar señal. Eso sí, asegurándonos siempre de que está recibiendo buena señal.

Para ello puedes aprovechar alguna mesa, estantería o cualquier otro soporte en el que el móvil esté seguro. Evidentemente se puede también en el suelo, pero no es lo más estético ni funcional si queremos evitar pisarlo. Lo que sí es aconsejable es que esté cerca de un enchufe, dado que será fundamental para que esté cargando continuamente y no se agote su batería.

Y es que aquí entra otra de las recomendaciones básicas, dado que la app deberá estar abierta, aunque el teléfono puede estar bloqueado. Es decir, que funciona en segundo plano, pero siempre y cuando la app esté abierta, ya que al cerrarla pierde la configuración y deja de amplificar la señal WiFi.

Test De Velocidad
Pruebas de velocidad sin y con el uso de la app que hace de repetidor WiFi

En las anteriores capturas muestro como en mis pruebas, estando cerca del WiFi obtenía una buena velocidad por WiFi de alrededor de 700 Mbps de subida y 450 Mbps de bajada. Si me alejaba a otra sala, la velocidad bajaba a 60 y 20 Mbps aproximadamente. Con la solución de la usar un móvil antiguo como repetidor no iguale las cifras de estar cerca del WiFi, pero mejoré considerablemente la velocidad que tenía sin ello llegando a los 120 Mbps simétricos aproximadamente.

Como ya decía al inicio, esta solución nos saca de un apuro y en muchas ocasiones puede ser más que suficiente. En mi caso personal lo fue, pero puede que en el tuyo sea insuficiente. De ahí que comprar un repetidor WiFi más potente y pensado para ello pueda ser aconsejable, aunque probar esta opción de hacerlo con un viejo móvil debería ser prioritario, dado que si te funciona bien te puede ahorrar unos cuantos euros.

Temas
Inicio