Vodafone se alía con Nokia, Samsung y NTT DoCoMo para seguir potenciando las redes Open RAN para el 5G en Europa

Vodafone se alía con Nokia, Samsung y NTT DoCoMo para seguir potenciando las redes Open RAN para el 5G en Europa
Sin comentarios

En plena expansión del 5G, los operadores están siguiendo dos caminos paralelos pero bastante diferenciados. Por un lado, despliegan las infraestructuras necesarias para poder llevar la cobertura a cada rincón de los diversos territorios. Por el otro, indagan en formas de abaratar estos despliegues y los posteriores mantenimientos. Ahí es donde entra en juego el Open RAN que sigue cosechando adeptos.

Vodafone es uno de los gigantes de Europa que apoya este modelo de construcción y mantenimiento de infraestructuras, y acaba de encontrar otros cuatro socios que le apoyen en su aventura de llenar Europa de redes Open RAN. Dichos socios son NTT DoCoMo, el operador japonés, Samsung, Marvell y Nokia.

Mejores chips, mejores orquestadores, mejores redes

El Open RAN no es más que un modelo de hardware abierto cuyo fin es el de incorporar muchas más empresas a la distribución de componentes para infraestructuras de red. Se basa en el modelo por el que se arman los ordenadores clónicos, y consiste en instalar componentes estándar que pueden ser suministrados por diferentes marcas.

El reemplazo de componentes propietarios por componentes clónicos permite que los fabricantes compitan entre sí en precio al tiempo que favorece la fabricación. Este modelo también se lleva al hardware de las propias infraestructuras, con software estándar y frecuentemente de código abierto que es fácilmente intercambiable. Y también de más sencillo y menos costoso mantenimiento.

En el acuerdo de Vodafone con NTT DoCoMo, el operador europeo y el japonés aprovecharán las ventajas del orquestador de servicios, un componente del sistema de apoyo a dichas redes. Se trabajará para reducir el coste de propiedad para las distintas operadoras y también la integración de una inteligencia artificial en las tareas de automatización.

En el acuerdo con Samsung interviene Marvell, un fabricante de SoCs que ofrece un modelo adaptado específicamente para operar con redes Open RAN para mejorar la velocidad de las conexiones a través de una arquitectura abierta. Este chip asume los cálculos más pesados de la red y se une al software virtualizado de la propia Samsung para acelerar el procesamiento de datos. También mejorará la eficiencia energética de las redes dedicadas a teléfonos móviles.

Por último, en el acuerdo con Nokia se incorpora la tecnología ReefShark System on Chip de los finlandeses, que también ha sido desarrollada en colaboración con Marvell. Este chip también colaborará en tareas de mejora de rendimiento y se especializará en permitir conexiones de múltiples usuarios a las distintas estaciones base móviles, al tiempo que es capaz de soportar altos niveles de tráfico.

Temas
Inicio