Publicidad

Así es OpenRAN, redes de ‘hardware abierto’ para reducir costes apoyadas por Movistar y Vodafone

Así es OpenRAN, redes de ‘hardware abierto’ para reducir costes apoyadas por Movistar y Vodafone
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El mundo se hace cada vez más y más dependiente de las infraestructuras de red, las que posibilitan que la humanidad esté permanentemente conectada a Internet y otros sistemas. Y el hecho de que estas infraestructuras sean costosas, tanto de instalar como de mantener, hace que todo se desarrolle a una velocidad menor de la deseada.

Por este motivo, algunos operadores llevan tiempo pensando en la opción de traer al mundo de las infraestructuras de red un concepto ya muy conocido en la tecnología: el de los ordenadores clónicos. Sobre esa base se asienta OpenRAN, un sistema que quiere aprovechar el modelo abierto de los ordenadores personales para abaratar la instalación de infraestructuras. Un modelo que apoyan tanto Movistar como Vodafone.

"Hardware abierto" para abaratar costes y aumentar la competencia

Openran

Los mercados son tan amplios que las mismas compañías que compiten en unas cosas colaboran en otras, y lo podemos ver en casi todos los ámbitos de la tecnología. Ahora Movistar y Vodafone se han puesto de acuerdo para sacar adelante el modelo OpenRAN y así conseguir un par de objetivos: reducir el coste de instalación y mantenimiento de las redes y, de paso, restar algo de poder a los fabricantes de soluciones propietarias como Huawei, Nokia o la sueca Ericsson.

El caso que nos encontramos en el mundo de las infraestructuras es parecido al que tenemos en sistemas operativos como Android. Una parte es abierta y accesible por todos pero lo principal, lo que une todo el ecosistema, forma parte de la propiedad intelectual de Google. En las infraestructuras de red, Huawei, Nokia y Ericsson entre otras cuentan con bastantes componentes propietarios que no pueden ser sustituidos por otros más económicos al no ser intercambiables.

Cambiar de un modelo propietario a uno abierto permitiría llenar el mercado de competencia y abaratar costes

Este diseño del hardware de redes hace que los operadores no tengan libertad a la hora de optar por unos u otros fabricantes para construir sus infraestructuras, lo que no sólo no les beneficia a ellos en coste sino tampoco a la competencia. OpenRAN defendería, por ejemplo, la entrada al mercado de decenas de fabricantes de competidores y componentes mientras que el actual modelo propietario sólo permite en torno a cinco empresas: las anteriormente mencionadas además de ZTE y Samsung.

OpenRAN consiste en un nuevo diseño de este hardware de redes de forma que la parte de la radio dependa de servidores de Intel y, por tanto, de software estándar y fácilmente intercambiable. Servidores al uso, y no especializados ni diseñados ex profeso para los propios operadores, que permitirían que cualquier componente funcionase con cualquier operador, y así facilitar la llegada de más proveedores que abaratasen el conjunto.

Movistar, Vodafone, Deutsche Telekom y las miniantenas

Deutsche Telekom

Entre las empresas que apoyan a este OpenRAN no sólo encontramos a las Vodafone y Movistar que conocemos en nuestro territorio sino a otros pesos pesados como Deutsche Telekom. Los operadores ya han iniciado los procesos que acabarán con pruebas reales sobre el terreno, con Vodafone en Turquía y África y Movistar con sendas pruebas en Perú y Colombia, además de algún otro mercado de Latinoamérica.

El director mundial de red de Vodafone, Santiago Tenorio, confirmó en una conferencia celebrada hace unos días que estima que con OpenRAN el coste de ofrecer cobertura de red en zonas rurales podría reducirse entre 5 y 10 veces por habitante abastecido. Por ende, el coste del mega entregado a cada usuario vería su precio reducido por tres.

De forma paralela, Vodafone y Movistar trabajan también en potenciar Crowdcell

Pero Vodafone y Movistar no sólo andan enfrascadas en potenciar el modelo de OpenRAN sino que trabajan de forma conjunta en Crowdcell, un proyecto para desarrollar pequeñas antes de telefonía móvil con acceso inalámbrico en lugar del acceso fisico actual. Crowdcell permitiría convertir dispositivos electrónicos en mini-antenas para ofrecer cobertura de forma más sencilla, densificando la red. Veremos en qué acaba todo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir