Al contrario que en Telegram o Messenger, aumentar el tamaño de archivos en WhatsApp va a ser un problema para muchísimos móviles

Al contrario que en Telegram o Messenger, aumentar el tamaño de archivos en WhatsApp va a ser un problema para muchísimos móviles
11 comentarios

WhatsApp es ya un sinónimo de la comunicación entre teléfonos móviles. Casi al mismo nivel que en su día lo fue el MSN Messenger para hablar entre ordenadores, aunque ahora la dimensión es mucho mayor por el volumen de smartphones que circulan en todo el planeta. Su competencia intenta acercarse pero es muy complicado competir con sus cifras, de ahí que cada cambio que aplican desde WhatsApp sea de especial relevancia. Y cuando de lo que se trata es de levantar el pie de la puerta y permitir enviar más megas de una vez, la cosa se complica.

Enviar archivos de gran volumen de un móvil a otro es algo que puede hacerse de muchas maneras. Tenemos el correo electrónico desde hace eones, tenemos webs como WeTransfer que se encargan de almacenar temporalmente los archivos que se envían desde el punto A al punto B. Y claro está, tenemos las apps de mensajería. Pero la arquitectura de WhatsApp es la que juega aquí en su contra. O mejor dicho, juega en contra de los teléfonos con poco almacenamiento. La arquitectura de WhatsApp, recordemos.

WhatsApp no almacena, sólo recoge y entrega

Whatsapp

En la actualidad, WhatsApp únicamente permite enviar archivos de hasta 100MB. 100 megas, la décima parte de un giga. Aproximadamente, claro. Eso significa que tendrían que enviarnos 10 archivos del máximo de su capacidad para ocupar un giga del almacenamiento de nuestro teléfono móvil. Porque como hemos dicho antes en la introducción, la arquitectura de WhatsApp juega a la contra cuando hablamos de transportar archivos del punto A al punto B.

Y eso es precisamente porque dichos archivos se transportan, de forma literal, del punto A al punto B. Y el punto B es la memoria interna de nuestro teléfono móvil. Porque WhatsApp no cuenta con servidores de almacenamiento, sólo los usa como mensajeros temporales. Eso significa que nosotros enviamos un archivo de cualquier tipo y ese archivo se aloja en un servidor de WhatsApp única y exclusivamente el tiempo que necesita para ser entregado en el otro lado. Nada permanece en sus servidores.

Servidores

WhatsApp decidió funcionar así desde su nacimiento, al igual que eligió el cifrado de Signal cuando aplicó la protección de mensajes de extremo a extremo. Si lo comparamos con Telegram o con Facebook Messenger, por ejemplo, dos de las plataformas de mensajería más usadas, en estas dos sí que hay almacenamiento en un servidor. Puedes iniciar sesión desde cualquier dispositivo con tu cuenta y tus archivos están ahí. Precisamente porque están en el servidor. Así que lo que te envían por Telegram no está en tu móvil si no quieres. O lo puedes descargar, verlo, modificarlo, o borrarlo. Y seguirá en Telegram hasta que lo borres expresamente del chat (y por tanto, del servidor).

Todo lo que te mandan por WhatsApp está en tu teléfono, no en un servidor para que lo mires 1.000 veces sin más

Así que como todo lo que te envían a través de WhatsApp cae automáticamente en el almacenamiento de tu teléfono, si tu teléfono tiene poca memoria puedes tener un serio problema. "Puedes" y no "Tendrás" porque en estos casos nunca se puede afirmar que vaya a ocurrir, porque quizá tus contactos son prudentes a la hora de enviarte cosas, o porque quizá estás en grupos que no soy muy prolíficos en cuanto a enviar archivos pesados. Pero quizá no sean prudentes, y quizá estés en grupos prolíficos con archivos pesados.

Usuarios 'kamikaze' y copias que se disparan

Simpsons
Dramatización: qué pasará cuando los archivos más pesados traten de llegar a la reducida memoria de un teléfono más antiguo

Vamos a poner un ejemplo extremo, para situarnos. Un contacto tuyo decide enviarte una película en formato MKV que tiene un peso de 1,9 gigas. La película cae directamente en tu teléfono, y si no andas sobrado de gigas eso puede ser un serio problema. Era un caso extremo, recordemos, sólo a modo de ejemplo. Porque además, si tu teléfono se llena de archivos pesados tu copia de seguridad de WhatsApp se puede disparar, y ahí es donde te encuentras otro escollo.

Porque si tienes un móvil Android, Google Drive te puede ofrecer hasta 15GB de datos para hacer tu copia de seguridad y más o menos saldrías del paso salvo por los inconvenientes de subirla a la nube. Pero si tienes un iPhone, sé consciente de que los 5GB de iCloud pueden volar, porque los mensajes de los chats, sin aderezos ni perejiles, ya ocupan mucho. Actualmente los móviles ya suelen llegar con 64GB de espacio como mínimo y algunas marcas apuestan por los 128GB. Pero eso es bastante reciente. Hay muchos móviles con 32GB en circulación y muchos móviles con 16GB en circulación.

Si tu móvil tiene 16 ó 32GB de espacio, o no tienes mucho sitio libre, cuidado con lo que te mandan por WhatsApp

Así que cuando WhatsApp decida finalizar su prueba piloto y eleve el límite de tamaño de los archivos enviados de 100 megas a 2 gigas, se puede liar una muy gorda. Confiemos en que esto no ocurra y WhatsApp desarrolle un nuevo sistema que permita mantener los archivos online sin necesidad de descargarlos por defecto, pero es posible que esto tarde en pasar o que no pase nunca. Mientras que sus servidores sean simplemente un empleado de correos que lleva cartas de un sitio a otro, más te vale tener un buzón muy grande.

Temas
Inicio