Compartir
Publicidad
Publicidad
El éxodo de Snapchat: las razones del trasvase hacia Instagram según sus protagonistas
Aplicaciones

El éxodo de Snapchat: las razones del trasvase hacia Instagram según sus protagonistas

Publicidad
Publicidad

Snapchat nació de la nada, con un concepto innovador, el de la efimeridad, dentro de un ecosistema plagado de perfiles, likes, números de seguidores y demás odas al egocentrismo. En Snapchat no se puede medir si eres una estrella con miles de seguidores y quizás ahí reside su belleza, pero también la causa de la migración de usuarios hacia su poderosa rival, Instagram Stories. Desde que la herramienta de Instagram naciera, sin el más mínimo atisbo de vergüenza por intentar esconder lo que claramente era una copia, Snapchat se ha resentido y no solo en su orgullo sino también en números.

A pesar de que Snacphat puede presumir de sus más de 150 millones de usuarios activos al día, el número de reproducciones en Snapchat ha caído entre un 15 a un 40% desde que Instagram Stories saltara a la palestra. Desde aquí, basados en los testimonios de los usuarios, vamos a intentar comprender los motivos por los que han decidido abandonar al fantasma sin olvidarnos también del otro lado, el de la resistencia que se niega a doblegarse ante el gigante Facebook.

La visibilidad y su poder

El denominador común de -casi- todas las personas con las que hemos hablado es la visibilidad, es decir, el número de gente que ve sus historias. En algunos de los casos se trata de personas que, sin llegar a ser estrellas mediáticas de Internet, sí que utilizan las redes sociales como plataforma de promoción y en otros, son simplemente usuarios que seguidos por la masa (es decir, el grueso de sus amigos no está en Snapchat) han ido abandonando poco a poco.

«Cuando publicaba algo en Snapchat tenía 50 visualizaciones en un día y en Stories tengo 2.000...»

En el primer caso hablamos con una usuaria del grupo "utilizo las redes sociales como promoción". Pilar Revuelta, alias Piloshka, actriz y cantante, pasó de ser una usuaria muy activa en Snapchat a dejarlo completamente abandonado con la llegada de Stories. Y es que según nos explica «cuando publicaba algo en Snapchat tenía 50 visualizaciones en un día y en Stories tengo 2.000».

1366 2000

Claramente para alguien que necesita promocionar algo el alcance es primordial, pero no es solo eso, también el hecho de que no se pueda saber el número de seguidores, ni poder segmentar por género, edad y localización, hace que las marcas no hayan buscado embajadores en Snapchat como sí sucede en Instagram, aunque como veremos a continuación, hay quien lo ha conseguido.

Uno de los problemas de Snapchat de cara a usarlo como herramienta promocional es que imposibilita el conteo de seguidores

Ahora bien, aquí hablamos de usuarios que usan las redes como herramientas de trabajo pero ¿qué pasa con el común de los mortales? Pues lo mismo pero sin dinero por medio. Los usuarios normales replican lo mismo que Piloshka y compañía, si bien ellos no reciben ningún reporte económico por un mayor número de visualizaciones, reciben el equivalente en feedback.

La comodidad del dos en uno

Otro de los grandes repetidos por todos los usuarios con los que hemos hablado: la comodidad de tener dos aplicaciones en una. Para esta afirmación nos hemos apoyado en el testimonio de María López (@cabronaza) que también era una usuaria activa de Snapchat y ahora ni siquiera la tiene instalada en su móvil. María dice: "me parece absurdo tener las dos aplicaciones pudiendo tener todo en una con además muchas más visualizaciones".

Los anteriores usuarios de Instagram no sienten la necesidad de probar Snapchat pues ya tienen una herramienta "igual" a su alcance

Esto no solo ha afectado a que los usuarios que utilizaban Snapchat anteriormente se hayan decantado por utilizar una de las dos, sino también ha hecho que los usuarios que ya tenían Instagram, al aparecer Stories en escena, no sientan la necesidad de probar otra aplicación "igual".

En ese sentido, además de un éxodo de usuarios también se ha producido un bloqueo de nueva entrada de los mismos, algo que se ha notado en las estadísticas de crecimiento de Snapchat durante los últimos meses, de las que incluso se llegó a rumorear que estaban infladas, tras las acusaciones de un ex empleado.

Las máscaras, el pequeño reducto

Una de las características con las que Snapchat se ganó el corazón de sus usuarios fueron las máscaras faciales. Durante meses, las fotos de gente bajo una cara de perrito o unicornio llenaron las demás redes sociales y muchos fueron lo que se iniciaron en esto de Snapchat solo para poder utilizarlas.

Fotorcreated

El pasado mes de marzo, Snapchat tuvo su primer susto con Facebook (sin saber lo que le vendría después) y es que Zuckerberg y compañía adquirieron la aplicación viral de las máscaras MSQRD y aunque aún no la han implementado en ninguna de sus plataformas, todo parecía indicar que acabaría formando parte de Stories. Pero no, las cosas han sido peores (o mejor según, se mire).

Algunos usuarios mantienen Snapchat instalada solo para utilizar las máscaras y después colgarlas en Instagram

Decimos esto porque según nos cuenta otro de los protagonistas del éxodo, David Mateo (@davidgmateo): "yo antes estaba todo el día en Snapchat pero ahora solo lo utilizo para hacer uso de sus máscaras. Me hago una foto con ellas y después las subo en Instagram Stories".

¿Esto cuenta como usuarios activos diarios? Puede, pero en realidad estaríamos hablando de falsas métricas pues ese usuario difícilmente interactúa con otros por lo que objetivamente, y de cara a lo importante que es la monetización, no tiene demasiada utilidad.

El éxodo de las estrellas

Pero no solo los usuarios de a pie han comenzado el goteo hacia Instagram Stories, también las estrellas más famosas están siendo infieles al fantasma. Desde la aparición de la herramienta de Instagram, algunas celebrities como el cómico Kevin Hart dijo adiós a Snapchat para dedicarse a sus 40 millones de seguidores en Stories.

snap

Otra estrella del celuloide, Chloë Grace Moret, famosa por su papel protagonista en "Kick-Ass" no solo cambió Snapchat por sus 12 millones de seguidores en Instagram, sino que su primera historia publicada en Stories era toda una declaración de intenciones con un claro y conciso "RIP Snap".

En España también son bastantes las caras conocidas que han dejado de lado Snapchat para dar el salto a Instagram Stories. Una de ellas es por ejemplo la cantante Zahara, que pasó de "heavy user" de Snapchat a abandonarlo por completo a pesar de que se resistió en un principio. La cantante lo comunicó en su propia cuenta y algunos fans no tardaron en mostrarle sus condolencias en las redes sociales.

Pero no solo Zahara se dejó llevar por la masa, las cuentas de Snapchat de youtubers famosos como Dulceida, o Yellow Mellow se han quedado desiertas completamente cuando hubo un tiempo, en el que ambos publicaban contenido masivo a diario. Ahora ese contenido ha pasado al mismo nivel de publicación pero en Instagram.

«Yo hacía publicaciones que llegaban a 35.000 personas y con el tiempo sólo llegaban a 8000 o 10.000, y yo que me dedico a esto, no puedo permitirme hacer cosas que caen en saco roto»

Está claro que, como decíamos al comienzo del artículo, si para el común de los mortales el alcance es importante, para los que viven de Internet lo es aún más. Uno de los youtubers con el que pudimos contactar nos confirmaba esto con cifras exactas: «Yo hacía publicaciones que llegaban a 35.000 personas y con el tiempo sólo llegaban a 8000 o 10.000, y yo que me dedico a esto, no puedo permitirme hacer cosas que caen en saco roto».

Claramente estas cifras de descenso en visualizaciones son devastadoras, y denotan una migración de usuarios activos en Snapchat a Instagram Stories donde el youtuber asegura que «aunque me estrené hace poco en Stories, las mínimas visualizaciones que tengo son 40.000 y lo máximo por el momento 100.000». Las cifras hablan por sí solas.

La Résistance

Hasta ahora hemos visto los motivos por los que los usuarios han cambiado Snapchat por Stories, pero no todo el mundo ha sucumbido. Al igual que en el grupo de snapchatters migrantes encontrábamos usuarios con diferentes intereses y objetivos en el uso de las redes sociales, entre los que se resisten a abandonarla también es así.

En Instagram priman los números y el dinero, en Snapchat el contenido y su calidad

Sorprende pensar que alguien que viva de Internet no mida las cosas en números, pero en el caso de la YouTuber BolliStuff es así. Nosotros sabíamos que ella era una defensora a capa y espada de Snapchat y que había vetado desde el principio el uso de Stories (a pesar de que su cuenta de Instagram cuenta con un grueso número de seguidores) y por eso decidimos preguntarle sus motivos.

2560 3000

Bolli nos cuenta que ha hecho alguna acción para marcas en Snapchat y que ella misma mide su alcance haciendo estadísticas "manuales". Con estadísticas manuales nos referimos a que pregunta a sus seguidores de Snapchat por su edad, género y localización para con ello presentarlas a las marcas de cara a monetizar su alcance. Pese a todo, no son tantas las ofertas que recibe por esta parte.

Le preguntamos entonces cuál es el motivo por el que se aferra a Snapchat y reniega de Stories, a lo que nos responde tajante «lo maravilloso de Snapchat es el contenido, es puro y sin contexto, pues no se ve afectado por el número de seguidores». Está claro que ella elige regalarle a su comunidad calidad antes que cantidad.

La gente no actúa de la misma manera en Snapchat que en Stories

En este lado de la resistencia también encontramos usuarios que prefieren no elegir y se quedan en las dos. Es el caso de otro heavy user de Snapchat e Instagram, Mauro Fuentes (@fotomaf) que nos cuenta su versión de los hechos aportando conclusiones cuanto menos curiosas.

Mauro plantea que la gente que usa ambas redes sociales no actúa de la misma manera en ellas, es decir, Snapchat, al tratarse de una red que genera comunidades más pequeñas, saca el lado más humano de la gente, el menos necesitado de pose. Por otra parte, en Instagram, el usuario que en Snapchat salía en pijama en el salón de su casa, ofrece una imagen más comedida.

Snapchat tiene algo que Stories envidia: la falta de censura

Al igual que Bolli, Mauro afirma «las marcas están valorando más Stories por las métricas pero sin embargo, Instagram solo puede copiar el formato, pero no el modo de comunicación». Mauro augura un buen futuro para Snapchat y lo compara con el Twitter primigenio, en el que la gente entraba para escribir cosas como "hola, me estoy tomando un café" pero que ahora se ha convertido en toda una herramienta de comunicación social.

El futuro de Snapchat

Ya hemos visto los motivos por los que algunos se marchan y también por los que otros se quedan, pero ¿cuál es el futuro de Snapchat? Algunos dicen que que será la plataforma que marque las reglas en el futuro y que seguirán compitiendo pues tienen algo muy importante que Instagram y compañía no tienen: la falta de censura.

Por el momento seguiremos viendo el progreso de la compañía que a corto plazo se encuentra a las puertas de su salida a bolsa y en busca de un mejor modelo de monetización y esperamos, aunque solo sea por lo que significó su llegada al entorno de las redes sociales, no tener que cantar nunca un requiem por Snapchat.

En Xataka Móvil | Las emergentes estrellas españolas de Snapchat

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos