Compartir
Publicidad

En la batalla por el 5G, Apple apunta a quedarse la última y conceder casi dos años de ventaja

En la batalla por el 5G, Apple apunta a quedarse la última y conceder casi dos años de ventaja
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 5G tardará en desplegarse, y en sus primeros pasos en el mercado cubrirá pocas zonas. Con este tipo de despliegues tecnológicos, dependientes de una gran inversión en tecnología y tiempo, hay que tener paciencia. Pero eso no impide a los distintos jugadores del mercado lanzar sus productos compatibles con la nueva generación de comunicaciones.

Los gigantes empiezan ya a dejar entrever que tendrán apuestas 5G para el año 2019. OnePlus lo deslizó en la presentación de su último OnePlus 6T, Xiaomi hizo lo propio con el Mi Mix 3 y hay otras propuestas en el ambiente. Aunque la principal, la de Qualcomm con su futuro Snapdragon 8150, será la que llegue antes que ninguna. Y Qualcomm es proveedor de módems para todos... excepto para Apple.

Intel hará que Apple llegue el último

Intel

Los norteamericanos llevan tiempo enfrentados con Qualcomm, que sin embargo fue proveedor de componentes para los iPhone hasta hace sólo una generación. Apple, sin embargo, ya sólo depende de Intel en materia de comunicaciones, pues aunque sus procesadores se diseñan en casa y se construyen en TSMC, sí emplean los módems de otros fabricantes. Como hemos dicho, de Intel.

Ha sido la propia Intel la que ha desvelado lo que era un secreto a voces, que trabajaban en un módem compatible con redes 5G que ahora ya tiene nombre, XMM 8160, y fecha de llegada al mercado, aunque esta última no parece muy favorable para los futuros lanzamientos de Apple. El módem de Intel, que cabrá en el interior de los iPhone, no llegará hasta la segunda mitad de 2019, y podrá comenzar a usarse en líneas de fabricación a principios de 2020.

Esto deja un amplio margen para que el mercado androide, prácticamente en su totalidad a bordo del tren de Qualcomm a excepción de Huawei y Samsung, ponga en circulación dispositivos compatibles con redes 5G. Primero será el Snapdragon 8150 para líderes de catálogo y después llegarán otros para gamas inferiores, pero Apple tendrá que esperar hasta el año 2020.

Todos en la gama alta se adelantarán a Apple en la llegada al 5G. Tendrán casi dos años completos de ventaja, de hecho.

Esto no es necesariamente negativo, pues no cejamos en nuestro empeño de repetir que, como ocurrió con el 4G, el 5G tendrá un despliegue lento y tardaremos en notar sus efectos en el mercado comercial. Pero a la hora de situarse en competición con sus principales rivales, Apple puede ser el último en llegar. No sólo eso, sino que concedería casi dos años de ventaja: de enero de 2019 a septiembre/octubre de 2020. Y tal vez eso, en un sector tan disputado como el de los teléfonos de alto coste, pase factura a los americanos.

En 2019 veremos llegar los primeros teléfonos con el Snapdragon 8150 a bordo, como también llegarán los líderes de catálogo de Samsung con el Exynos 9820, e incluso veremos teléfonos de Huawei con el Kirin 990. Pero para los iPhone con 5G habrá que esperar, al menos, hasta el Apple A14. Nada de 5G para el Apple A13, nada de 5G para los iPhone de 2019.

Vía | Neil Shah

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio