Probamos Fitness+, el gimnasio portátil de Apple que promete poner en forma a cualquiera

Probamos Fitness+, el gimnasio portátil de Apple que promete poner en forma a cualquiera
1 comentario

Uno de los servicios de Apple que aún quedaba sin funcionar en España se encuentra ya accesible para los usuarios de este país: Fitness+ llega a los iPhone, iPad y Apple TV; con el Apple Watch como dispositivo de enlace. Y lo hemos probado: te contamos de primera mano qué puedes esperar de esta plataforma deportiva.

Hacer deporte en casa se tornó casi una obligación durante la pandemia de coronavirus: los vídeos y apps con ejercicios lograron que no perdiésemos la forma. Y Apple aprovechó para crear su propia plataforma de entrenamiento, Fitness+. Presentada junto a los Apple Watch Series 6 y Apple Watch SE, dicha plataforma quedó limitada a un puñado de países. Y algo más de un año después Fitness+ expande su promesa de quemar calorías a España y más territorios.

Fitness+, clases dirigidas directamente en tu pantalla

Apple Fitness

La plataforma deportiva de Apple ha tardado en expandirse más allá de los países iniciales. Y lo ha hecho manteniendo una limitación que dificulta el acceso a sus entrenamientos: todos los vídeos están en versión original, sólo se traducen al español los subtítulos. Para aquellos que sepan inglés no hay demasiado problema, todo lo contrario de los que necesiten leer los subtítulos y sólo tengan a mano la pantalla del iPhone.

Fitness+ parte en España con la clara limitación del idioma, ése es un inconveniente que hay que asumir antes de iniciar el periodo de prueba. Por defecto, Apple regala el primer mes a aquellos usuarios que no lo hayan probado todavía; con tres meses gratis de Fitness+ para los que hayan adquirido un Apple Watch recientemente. Éste es nuestro caso: compramos un Apple Watch Series 7.

Después de aclarar la controversia que crea el idioma, debemos definir qué tipo de ejercicio es el que propone Fitness+. Porque no es un gimnasio virtual, tampoco una plataforma de entrenamiento que permita dirigir las prácticas a un nivel, grupo muscular o máquina de musculación concretos: la manera más correcta que se nos ocurre es definir Fitness+ como una colección de clases dirigidas en el teléfono. Si acostumbras a ir al gimnasio, y buscabas una aplicación que te preparase ejercicios en función de tu nivel, seguramente no sea para ti.

Apple Fitness+
Fitness+ en el iPad

En el ámbito al que se circunscribe Fitness+, el de las clases dirigidas, no podemos decir que sea mal producto: todos los entrenamientos son amenos, existe una gran variedad, los entrenadores (y acompañantes) enseñan de manera clara la manera de ejercitarse y la música acompaña no sólo para seguir el ritmo, también para motivar. Hasta aquí ningún problema.

Apple Fitness+
Fitness+ en el iPhone

Bajo nuestro punto de vista, Apple pierde la gran oportunidad de orientar a los usuarios en el tipo de entrenamiento, intensidad y calendario de preparación. Dado que las aplicaciones de Salud y Fitness llevan el control de todas las prácticas deportivas, así como de las tendencias de ejercicio, ¿por qué no crear una lista automática de clases a través de Fitness+ que se basara en el estado real de forma del usuario? Es una de las graves ausencias: recomendaciones automáticas.

Se echa mucho de menos un sistema de recomendación automático que seleccione prácticas en función de las estadísticas de los Entrenos

La experiencia usando Fitness+ es muy buena, pero no demasiado mejor que acudiendo a YouTube en busca de vídeos con clases dirigidas por tipo de ejercicio. Sí tiene un punto a favor en la colección de vídeos disponibles: Fitness+ se renueva cada semana con decenas de propuestas. Y son aptas tanto para el que busca matar el rato quemando calorías como para quien desea fomentar el hábito del ejercicio sin salir de casa. O yendo al parque, por ejemplo, que resulta posible llevarse el entrenador en el dispositivo móvil.

Mucha variedad, pero con limitaciones que aguan la experiencia

Apple Fitness+
Fitness+ en el iPhone y el Apple Watch

Fitness+ ofrece clases dirigidas sobre una gran cantidad de prácticas deportivas, de meditación, estiramiento y recuperación. Su parrilla de vídeos es muy similar a la de cualquier aplicación de streaming: hay recomendaciones, novedades, se puede buscar por categorías y por una selección de programas para distintos estados de forma y de salud. La cantidad de vídeos es tan alta que a menudo resulta más difícil elegir uno que entrenarse. Como con Netflix, vaya.

Para utilizar la plataforma de entrenamiento no resulta imprescindible llevar un Apple Watch, pero sí resulta recomendable: Fitness+ sobreimprime en la pantalla de visualización (iPhone, iPad o la televisión) tanto el ritmo cardíaco como el tiempo de práctica y los aros de salud. Nada más reproducir una clase dirigida se activa el temporizador en el reloj para registrar los valores saludables.

Cada práctica en vídeo ofrece una descripción muy breve sobre el tipo de entrenamiento. El problema es que nunca se sabe qué ejercicios concretos se realizan, al menos hasta que se ve el vídeo una primera vez: no resulta posible ni avanzar ni retroceder en la reproducción. ¿Que quieres hacer pilates y hay un estiramiento que no puedes hacer porque sufres molestias? No sabrás si el vídeo de Fitness+ lo incluye o no hasta que no lo veas.

Apple Fitness+
Fitness+ en el iPad

Como dijimos en el inicio, todos los vídeos son muy amenos: los entrenadores están motivados y te transmiten esa motivación. Cada una de las prácticas se inicia de manera suave y va subiendo en intensidad dependiendo de su nivel. Y todo queda registrado en el perfil de Fitness, igual que el resto de Entrenos.

Apple Fitness+
Los entrenos de Fitness+ se registran junto a las prácticas individuales

Además de visualizar los vídeos en pantalla, también hay prácticas que se pueden realizar sólo con el Apple Watch. Para ello hace falta enlazar unos auriculares: las indicaciones se realizan mediante audio. En inglés, claro.

Perfecto para amateurs, no tanto para los habituados al gimnasio

Apple Fitness+
Fitness+ en el iPhone

Seguir un vídeo facilita realizar correctamente los movimientos, también hace más amenas las prácticas (y divertidas). El problema radica en centrar toda la experiencia de Fitness+ en las clases dirigidas ya que hay muchas más maneras de entrenarse aparte de seguir los movimientos de un entrenador a través de vídeos.

Creación de tablas de ejercicio, recomendaciones por nivel, prácticas adaptadas a los entrenamientos realizados por libre, creación de un perfil automatizado en base a los datos de salud... Son unas premisas básicas que se le debe pedir a un gimnasio. Y Apple no lo debería de tener demasiado difícil para cumplirlas, que ya posee un completo registro deportivo de quienes usan sus móviles y relojes para entrenarse.

Fitness+ ha llegado a España con un precio de 9,99 euros mensuales y 79,99 euros al año. Además, puede adquirirse junto a la suscripción de Apple One Premium de 28,95 euros al mes. El primer mes es gratuito. Y Apple regala tres meses con la adquisición de un Apple Watch.

Temas
Inicio