Se acerca el fin de los iPhone limitados a Apple Pay: Europa pretende que acepte otras formas de pago, según el Financial Times

Se acerca el fin de los iPhone limitados a Apple Pay: Europa pretende que acepte otras formas de pago, según el Financial Times
10 comentarios

El chip NFC de los iPhone está limitado en materia de pagos desde el primer momento en que Apple decidió incorporarlo a sus teléfonos móviles. Los usos de este chip NFC son muy escuetos y cuando hablamos de poder pagar con el teléfono, o con el Apple Watch, sólo nos queda una solución: pasar por Apple Pay. La firma norteamericana ha sido muy celosa con esto alegando que era un asunto de seguridad, pero quizá esto cambie en un futuro cercano.

La razón es que en Europa se habrían puesto serios, según cuentan desde el Financial Times. La Comisión Europea lleva tiempo poniendo su foco y no pocos esfuerzos en atar en corto a los gigantes norteamericanos del mundo tecnológico. Y si ya ha impuesto multas multimillonarias a bestias del calibre de Google o Microsoft, ahora tienen a Apple, Apple Pay y sus chips NFC en el punto de mira.

El NFC del iPhone tiene que ser para todos y no sólo para Apple Pay

Europa considera que Apple actúa con respecto a su chip NFC de una forma que vulnera los derechos de su competencia. Podemos pagar con el iPhone o el Apple Watch en cualquier sitio que permita pagos sin contacto, sí, pero sólo si el pago se procesa a través de Apple Pay. Ya ni siquiera hablamos de dar acceso a Google Pay, su competencia directa, es que tampoco se pueden hacer pagos con PayPal, por ejemplo, ni con ninguna otra alternativa de la competencia.

Cuenta el Financial Times que, a juicio de la Comisión Europea, Apple está "bloqueando injustamente a grupos como PayPal y a los principales bancos para que accedan a su sistema de pagos móviles", citando un informe elaborado por la propia comisión al que han tenido acceso. Desde Europa tratan de que Apple abra el abanico de opciones con su NFC, y parece que el asunto irá en serio.

Por su parte, Apple ha dicho en contadas ocasiones en el pasado que abrir su sistema de pagos, el relacionado estrechamente con Apple Pay y su chip NFC, "podría ser perjudicial para la facilidad de uso, la protección de datos y la seguridad de la información financiera". A pesar de que el sistema diseñado por Apple impide la salida de datos privados del teléfono, pues pagando con Apple Pay únicamente dejamos salir un token codificado.

No es el único conflicto abierto que Apple mantiene con la gobernanza del viejo continente en estos momentos. No olvidemos que Apple podría pronto tener que instalar puertos USB tipo C en sus teléfonos móviles para así cumplir con la regulación y con las políticas medioambientales. Y no únicamente lanzar un cargador con puerto USB tipo C sino llevar el conector USB también al cable. Veremos en qué acaba este asunto.

Vía | Financial Times

Temas
Inicio