Compartir
Publicidad

Piratería, ¿causa o efecto de la falta de plataformas de VOD de calidad?

Piratería, ¿causa o efecto de la falta de plataformas de VOD de calidad?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces hemos comentado por aquí que la industria de distribución contenidos se ha quedado obsoleta con la llegada de Internet. No han sabido reaccionar a tiempo a las demandas reales de los usuarios, que en muchas ocasiones han tenido que recurrir a medios alternativos para conseguir el producto deseado.

Por mucha censura, limitaciones, amenazas y prohibiciones que se impongan, la naturaleza humana se abre camino en busca de satisfacer sus necesidades audiovisuales y la Red es la herramienta ideal para ello, aunque no siempre es sencillo, ya que es necesario tener unos mínimos conocimientos técnicos para poder acceder a los contenidos ofrecidos de forma no oficial.

En nuestro país la situación en cuanto a plataformas de VOD es sensiblemente peor que en otros de nuestro entorno (a pesar de intentos valientes como el de Youzee o Wuaki.tv) y parece estar infinitamente más estancada que en otros como Estados Unidos donde plataformas como Netflix acaparan generosos ingresos por parte sobre todo de usuarios cansados de deambular por Internet buscando muchas veces contenidos de baja calidad.

waki.tv

Con cerca de 30 millones de suscriptores en EEUU, Netflix es uno de los mayores proveedores de vídeo online del mundo y uno de los que consigue con su sola presencia que la piratería descienda enormemente allí en donde comienza a dar servicio.

Orientación hacia el cliente, la clave del éxito

¿Cómo es esto posible? Pues muy sencillo, aunque es cierto que existen nichos de usuarios que siempre descargarán copias pirata de cualquier tipo de contenido, una gran mayoría lo único que queremos es un acceso a contenidos y ediciones de calidad (a esto le dedicaremos un artículo aparte, ya que creo que se lo merece), de la forma más sencilla y barata posible.

Es decir, queremos llegar a casa, encender la tele o como mucho el ordenador y en tres o cuatro pulsaciones del mando a distancia o el ratón tener lista para visualizar nuestra serie o película favorita.

A la mayoría de usuarios no nos gusta tener que estar navegando por páginas y páginas (suponiendo que no pertenezcamos a alguna comunidad especializada) hasta encontrar el capítulo que queremos ver, ponerlo a descargar en BitTorrent o mediante descargas directas durante unas horas, comprobar después que está bien grabado, con su audio sincronizado y subtítulos si fuera necesario, y ya por fin ponernos a verlo.

Netflix

Creo que la mayoría no disfrutamos realizando todo este proceso (salvo casos excepcionales dignos de análisis en profundidad), es que tenemos que hacerlo, prácticamente estamos obligados si queremos acceder al contenido deseado sin gastarnos una fortuna y en un tiempo razonable desde su estreno.

¿Qué sucede en otros países civilizados? Pues pongamos otra vez el ejemplo de Netflix, cuyo Chief Content Officer, Ted Sarandos, ha declarado recientemente que:

Cuando lanzamos Netflix en un territorio el tráfico de BitTorrent cae a medida que crece el de Netflix. Creo que la gente quiere una gran experiencia y quieren acceso, la gente es mayoritariamente honesta.

Vamos, que viene a decir que en general tenemos ganas de gastar nuestro dinero (quizá ahora con la crisis algo menos) en un servicio de calidad que sea respetuoso con nuestros bolsillos, queremos hacerlo, de verdad, aunque nos estamos viendo forzados a guardarlo o invertirlo en discos duros externos (también DVDs y Blu-rays) capaces de soportar los cientos de gigas de nuestros contenidos.

Puede que las declaraciones de Sarandos parezcan exageradas, incluso hay quien afirmará que el tráfico global de BitTorrent en EEUU creció en los últimos años. Es cierto, sobre todo debido a las descargas de Juego de Tronos, una serie de la HBO que es difícil de conseguir por medios oficiales y que obliga a muchos de sus seguidores a la descarga pirata.

Juego de tronos

¿Quiere decir todo esto que la piratería desaparecería si tuviésemos varios servicios como Netflix en España? Claro que no, siempre habrá quien descargue este tipo de contenidos.

Pero seguro que se reduciría considerablemente y ganarían todas las partes. O bueno, quizá no todas, ya que para lograr precios competitivos sería necesario que desaparecieran o redujesen los beneficios muchos intermediarios, algo que es difícil de conseguir en nuestro país.

En Xataka On | Estreno simultáneo en cines e Internet, el siguiente paso lógico en la distribución de contenidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio