Publicidad

Seis maneras de exprimir a fondo nuestra conexión

Seis maneras de exprimir a fondo nuestra conexión
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos los presentes utilizamos Internet. Es obvio, dado que Xataka ON solo existe en este medio. Y a todos los presentes, seguro, nos gustaría aprovechar al máximo nuestra conexión, exprimiendo al máximo su capacidad de transmisión.

Porque muchas veces infrautilizamos nuestra conexión a Internet. Por ello os voy a proponer algunas maneras de utilizar al máximo nuestro ADSL, conexión por cable o fibra óptica. Vamos a ello.

Utilizad gestores de descarga

Cuando descargamos un archivo de Internet, habitualmente, lo hacemos mediante una única conexión, lo que puede hacer que no vaya tan rápido como podríamos imaginar.

Utilizar un gestor de descargas que utilice varias conexiones para descargar en paralelo distintas partes de nuestros archivos puede hacer que utilicemos el máximo de nuestra conexión a Internet. No obstante tampoco podemos configurarlo "a ciegas": si establecemos un número excesivo de conexiones simultáneas podemos hacer que funcione más lento, dado que nuestro ordenador o nuestro router podrían saturarse.

Algunos ejemplos de aceleradores de descarga son la extensión DownThemAll de Firefox, wget para sistemas UNIX y jDownloader para casi todas las plataformas.

P2P en lugar de descargas directas

P2P

Descargar contenido vía sistemas peer to peer generalmente hace que exprimamos mejor nuestra conexión. ¿Por qué? Porque cuando hacemos uso de descargas directas estamos descargando de un único servidor que puede estar saturado, mientras que si descargamos utilizando, por ejemplo, BitTorrent, estaremos utilizando simultáneamente varias decenas.

Es muy relativo, por supuesto: para archivos poco conocidos y compartidos por pocas fuentes suele ser preferible utilizar descarga directa. Pero para archivos públicos o muy populares suele ganar por goleada el P2P. Como test, os recomiendo descargar la última versión de Ubuntu por descarga directa y luego utilizando su torrent y nuestro cliente preferido.

Probad otros navegadores

Muchas veces percibimos lentitud a la hora de navegar por Internet y realmente lo que estamos utilizando es una aplicación lenta. Por ejemplo, las versiones antiguas (8 y anteriores) de Internet Explorer se caracterizaban por arrastrarse allá donde fueran.

A muchos usuarios les ayuda utilizar otro navegador que funcione mejor en su ordenador. Generalmente en ordenadores modernos y con mucha memoria y buen procesador suele funcionar bastante bien Google Chrome (o su hermano libre Chromium), en parte porque emplea algunas técnicas que aceleran la experiencia a la hora de navegar (prefetch de DNS, por ejemplo); si no, Opera o Firefox pueden ser también buenas opciones. La última versión de Internet Explorer también funciona bastante bien.

No hay un navegador universal para todos: lo mejor es que los probemos y nos quedemos con el que estemos más cómodos y satisfechos.

Usad Wi-Fi solo cuando sea necesario

Wi-Fi

El Wi-Fi, en tanto que utiliza el espacio libre como medio de transmisión, es muy propenso a sufrir alteraciones y a deteriorarse bastante más de lo que imaginamos. En entornos donde no tenemos muchos vecinos conectados a Internet o no tenemos mucho ruido electromagnético alrededor suele ser buena opción, pero en el momento en el que vivimos en zonas urbanas o bloques de pisos la cosa cambia y mucho.

Este artículo lo estoy escribiendo conectado por Wi-Fi, y un test de velocidad me dice que mi conexión a Internet es de 30-35Mbps. Conectarme a mi router utilizando un cable Ethernet hace que el mismo test de velocidad arroje una velocidad superior a los 60Mbps que tengo contratados. Podéis haceros una idea.

El PLC es opción si la instalación eléctrica de nuestra casa está en un estado óptimo, aunque puede no ser el caso. No perdemos nada a la hora de probar uno de estos dispositivos, la verdad. Algo que sí que ayudaría (y mucho) sería utilizar la banda de los 5GHz, o probar un router de banda dual.

En definitiva: siempre que sea posible, utilizad una conexión cableada, o al menos intentad usar las zonas del espectro que aún no están saturadas. Notaréis la diferencia.

Revisad el cableado de vuestro hogar (y haced que revisen el exterior)

Cada empalme en un cable de cobre como el del ADSL que muchos tenéis contratado hace que la señal se atenúe. Si la instalación de nuestro hogar no es óptima es muy probable que no recibáis todos los megas que podríais.

Revisad la instalación de vuestro hogar (y edificio de vecinos) y haced que la reparen si es necesario. En ocasiones merece la pena invertir un poco de dinero a cambio de mejorar nuestra experiencia a la hora de utilizar Internet.

También podéis pedir a vuestro ISP que revise el cableado que va desde la central hasta vuestro hogar, aunque es muy probable que hagan caso omiso a vuestra solicitud.

¿Conexión lenta? Probad cacheadores

Si utilizamos una conexión que no destaca por su velocidad (como un ADSL rural o una conexión 3G) puede ser interesante la idea de utilizar un proxy caché para navegar algo más rápido.

De ese modo tendremos un servidor que se encargará de comprimir las páginas Web y sus recursos relacionados (imágenes, CSS, por ejemplo) para que nos las envíe. De ese modo, además de navegar más rápido, utilizaremos menos nuestra conexión sin modificar apenas nuestra experiencia de navegación.

La privacidad no es problema: las conexiones HTTPS no pasan por el proxy caché. No es opción para tráfico que no sea Web, eso sí. Un ejemplo puede ser Opera Turbo.

¿Se os ocurre algún consejo adicional? No lo dudéis y utilizad los comentarios para compartirlos con toda la comunidad de Xataka ON.

Imagen | Lars Zimmermann | RedHand | osde8info En Xataka ON | Cinco consejos para acelerar tu conexión a Internet

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir