Publicidad

Los sistemas WiFi Mesh o de malla: qué son, qué ventajas y desventajas tienen y modelos recomendados

Los sistemas WiFi Mesh o de malla: qué son, qué ventajas y desventajas tienen y modelos recomendados
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los dispositivos conectados en el hogar no dejan de multiplicarse. Antes se podía tener un ordenador portátil, tal vez dos. Ahora tenemos varios móviles, tablets, relojes, televisores, altavoces inteligentes y todo tipo de electrodomésticos y gadgets. Todos ellos viviendo de la conexión que ofrece nuestro router, que en ocasiones no puede con todo.

Por eso se recurre a repetidores WiFi para extender la conectividad a los rincones más recónditos del hogar que hasta hace poco no necesitaban cobertura. En ocasiones, recurrimos a routers adicionales para mejorar la señal, todo por lograr un hogar 100% conectado. Y aquí es donde las redes WiFi Mesh o redes de malla pueden ayudarnos de forma bastante eficiente. Veamos en qué consisten.

Qué son las redes WiFi Mesh o redes de malla

Wifi Mesh

Como hemos dicho, en ocasiones tratamos de extender la conectividad ofrecida por nuestro router con distintos aparatos diseñados para ello. Los repetidores WiFi, por ejemplo, extienden la señal más allá rebotando la original ofrecida por nuestro router central. Colocar routers adicionales puede hacer que, colocándolos en modo bridge, cumplan la misma función. Pero en entornos complicados, las redes de malla o redes mesh tienden a ser mucho más eficientes pues están diseñadas para ello.

Cuando hablamos de un sistema mesh, de malla o mallado lo hacemos refiriéndonos a un sistema compuesto por una estación central (un router a todos los efectos, y que es el satélite que conectamos a la red) y un sistema de satélites que amplían el perímetro de cobertura. A diferencia de otros sistemas, estos satélites no sólo se comunican con la estación base central sino que también hablan entre sí.

Los dispositivos WiFi Mesh se autogestionan, reconduciendo nuestra conexión para hacerla más veloz, estable y eficiente

Así, se logra que un sistema de WiFi Mesh o mallado ofrezca una única red WiFi en toda la zona de cobertura. La misma WiFi, la misma SSID y la misma contraseña para todos los dispositivos que estén en la zona de alcance de la señal. Al hablar todos los dispositivos entre sí, tanto estaciones base como satélites, las redes WiFi Mesh están diseñadas para realizar una gestión avanzada de cada uno de los componentes que la conforman.

Las redes WiFi Mesh pueden, por ejemplo, autogestionar el tráfico de datos que las recorre de forma que pueden redirigir nuestra conexión para ofrecer siempre la ruta más corta, eficiente. estable hasta la estación base. Son capaces de calcular a qué satélite debemos conectarnos en cada momento para tener la mejor potencia y calidad de señal, y todo ello de una forma completamente transparente para nosotros. Nos movemos por la casa con nuestro móvil, siempre conectados la misma WiFi, y la red mallada decide qué satélite es el que nos debe proveer de señal y de datos.

No todo son ventajas

Wifi

Diseñar la arquitectura de una red mesh o mallada es también importante. Si no colocamos los satélites en las posiciones ideales, puede ocurrir que en determinados puntos de la zona de cobertura la propia red no sepa hacia dónde redirigirnos para ofrecer un mejor servicio. Es el precio a pagar por tener distintos puntos de emisión de la señal que, a efectos prácticos, fingen funcionar como uno solo.

La WiFi Mesh no solventa los problemas de cobertura causados por los materiales de construcción, y son más costosos

Otro inconveniente de estos sistemas es que, al estar diseñados para una función y entornos muy concretos, y tener un claro enfoque hacia el sector profesional (aunque podemos usarlos en el hogar sin ningún tipo de problemas), suelen ser más costosos que montar un sistema de router más amplificadores WiFi por nuestra cuenta.

Las redes malladas tampoco sirven para solventar problemas de cobertura ocasionados por la propia construcción del hogar. Si una pared contiene cañerías o vigas, la señal que la atraviese se debilitará igualmente usemos un satélite mallado o un repetidor WiFi estándar. De ahí que en algunas instalaciones se acuda también a sistemas PLC para salvar estas zonas en las que la cobertura se anula necesariamente. Con todo, los sistemas de WiFi Mesh o de malla prometen siempre más eficiencia, y pueden ser la solución para viviendas extensas o con arquitecturas completas o que no favorezcan las ondas electromagnéticas.

Sistemas de WiFi Mesh o mallados recomendados

En el mercado no se encuentran tantas soluciones de malla como routers independientes, ni todas las marcas cuentan con alternativas para construir este tipo de redes. Aunque sí hay opciones como para plantearse un estudio concienzudo sobre qué nos puede interesar, por características o por presupuesto, por lo que vamos a tratar de recomendaros algunas opciones dispositivos.

TP-Link Deco M4 AC1200

Tp Link Deco

En el catálogo de TP-Link encontramos una solución económica y con un diseño atractivo y elegante. Hablamos del sistema Deco M4 Mesh AC1200. Lo podemos comprar en tres opciones, con una única estación base (68,90 euros) (que puede hacer las veces de satélite si la usamos para ampliar un sistema ya instalado), con dos satélites (90,08 euros) o con tres satélites (129,99 euros).

El sistema más amplio, el de tres satélites, nos promete montar una red WiFi mesh con una cobertura de hasta 370 metros cuadrados, y lograr una velocidad de red máxima de hasta 1.167Mbps gracias a su conexión WiFi 5 o WiFi de doble banda. A este sistema se le podrán conectar hasta 100 dispositivos diferentes y contamos con software de control parental si deseamos limitar la conexión para los más pequeños del hogar.

Netgear Orbi RBK50 AC3000

Orbi Rbk50 05 New

En el catálogo de Netgear nos topamos también con un sistema para crear redes WiFi malladas que cuenta con soluciones de dos y tres bandas, además de opciones (más costosas) con WiFi 6. En los de banda triple tenemos kits de dos dispositivos por 342 euros y de tres dispositivos por 569,99 euros. Si queremos dar el salto a la WiFi 6 lo encontramos con dos dispositivos por 799,90 euros y de tres dispositivos por 1.150,20 euros.

La opción más económica es, no obstante, la opción con doble banda. Aquí tenemos un kit de tres dispositivos por 229,90 euros. Con este sistema obtendremos una zona de cobertura de hasta 200 metros cuadrados, hasta 1,2Gbps de velocidad y, de nuevo, controles parentales incluidos en el software. También tenemos software Netgear contra amenazas como Armor, un antivirus, anti-malware, etc.

Amazon Eero

Amazon Eero

Estamos ante uno de los sistema de WiFi de malla más estéticos que podemos encontrar en estos momentos y que, al ser de Amazon, nos ofrece compatibilidad total con Alexa. Su precio es intermedio para lo que hemos visto tanto con TP-Link como con Netgear. Encontramos un kit con una unidad por 109 euros y un kit de tres dispositivos por 279 euros.

Con el kit de tres dispositivos tendremos cobertura en zonas de hasta 460 metros cuadrados. Pese a ser de doble banda (WiFi 5), la propia Amazon recalca que permite velocidades de hasta (únicamente) 350 Mbps. Es un sistema fácilmente configurable desde el teléfono móvil, para el que hay app dedicada, y que cuenta con dos puertos Ethernet por satélite para conectar dispositivos a través del cable.

Google WiFi

Google Wifi

Podemos cerrar nuestro listado de modelos recomendados con todo un clásico ya, pese a su relativamente corta edad. Hablamos de los router WiFi mesh de la propia Google, los Google Nest WiFi o, simplemente, Google WiFi. Aquí encontramos un pack con una unidad (entre 46 y 85 metros cuadrados) al precio de 119 euros y un pack con tres unidades al precio de 319 euros y que, como la propia Google indica, está recomendado para casas grandes (de entre 170 y 255 metros cuadrados).

Google Wifi nos ofrece un sistema de WiFi mallado con WiFi 5 de doble banda, con dos puertos Ethernet por dispositivo y que ofrece velocidades máximas de hasta 867Mbps (usando, lógicamente, la red WiFi de 5GHz). También se puede configurar fácilmente desde el móvil, a través de la app de Google Home.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios