Compartir
Publicidad

Android 3.0, ¿fragmentación intencionada?

Android 3.0, ¿fragmentación intencionada?
80 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualización: Google desmiente parte de las informaciones.

Primeros detalles sobre Android 3.0, también conocido como Gingerbread , están saliendo a la luz. Sabemos que la próxima actualización importante llegará terminando este año, lo hará llena de novedades que estamos deseando conocer, pero aparecen algunas sombras que pueden empañar la imagen que Google quiere dar en su lucha contra la fragmentación de la plataforma.

Cabe la posibilidad de que Android se divida en dos grandes grupos, con distancias difícilmente salvables, me explico: por un lado los terminales que se quedan en Android 2.x, y por el otro los elegidos para estrenar Gingerbread. Manteniendo el desarrollo de las dos de forma paralela.

Me baso en un artículo de Android Community en el que se informa que Android 3.0 tendrá unas especificaciones mínimas de hardware. Algo parecido a lo que Microsoft ha decidido con su nuevo Windows Phone 7, y de alguna forma algo normal cuando se van estableciendo evoluciones.

Pero el problema lo encontramos cuando esas especificaciones son muy exigentes, creando dos escalones diferentes con teléfonos asequibles y otro con terminales de última generación, algo que ya está ocurriendo pero sin establecer una división real. De cara a los desarrolladores esto puede ser un auténtico dolor de cabeza.

Android 3.0 sube el nivel, ¿y acaba con las personalizaciones?

Google enfocada en la experiencia de usuario

Si nos paramos a ver las especificaciones hardware, la verdad que animan a aquellos que gustan de ver hasta donde llegaremos en poco tiempo, veremos a ver qué hay de cierto en todo esto:

  • Android 3.0 será presentado mediado el mes de octubre.
  • Al menos 1GHz de velocidad en el procesador, 512MB de RAM y pantalla de 3.5 pulgadas como mínimo. Lo normal en terminales de alta gama que tenemos ahora mismo.
  • En el caso de pantallas superiores a 4 pulgadas, existirá una nueva resolución de 1280×760 píxeles. Esto era necesario teniendo en cuenta su adaptación a netbooks y tablets, al mismo tiempo que se puede trabajar con alta definición (720p).

Este último punto lo veo muy complicado, ya que a los fabricantes les encanta diferenciarse del resto, ¿qué será de desarrollos como TouchWiz, Sense o Motoblur que están mejorando mucho en sus últimas versiones y se están convirtiendo en señas de identidad de los teléfonos?.

En lo que respecta a la resolución de pantalla, es una realidad que existen muchos prototipos de tablets en el mercado que cuentan con pantallas de resolución que Android 2.x no da soporte, y se las apañan para personalizar su aspecto en las presentaciones, pero realmente el sistema operativo no trabaja con la resolución.

Gingerbread, dando la bienvenida a nuevas arquitecturas

gingerbread-froyo.png
Otro factor que Google tiene que afrontar es la llegada de Intel y su adaptación del sistema en su versión Froyo a su arquitectura X86 de los nuevos Atom. La compañía de procesadores quiere que Google TV, tablets, o pequeños ordenadores acepten sus desarrollos, en lugar de los ARM que están robándole protagonismo.

Intel también tiene a MeeGo en su bandeja de trabajo, por lo que las combinaciones posibles son muchas, y no parece muy claro cuál será la ganadora en el futuro. NVIDIA ya se pronunció que su hardware Tegra (ARM) iría de la mano de Android 3.0.

Si se materializa lo que estamos hablando, con dos versiones de Android coexistiendo al mismo tiempo, no sería la única en llevar esta estrategia, ya que MeeGo y Symbian, supondrían dos escalones parecidos en los desarrollos de Nokia.

Espero vuestras opiniones al respecto, siempre teniendo en cuenta que estamos hablando sobre un tema no confirmado por Google, esperemos que se de por aludida y nos cuente algo más sobre Gingerbread.

Vía | UnwiredView | Android Central.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos