Compartir
Publicidad

Nuevas GPU Mali-G52 y Mali-G31: inteligencia artificial, potencia y ahorro de energía

Nuevas GPU Mali-G52 y Mali-G31: inteligencia artificial, potencia y ahorro de energía
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que ARM es el centro del ecosistema móvil. Esta compañía británica es la responsable de diseñar las litografías que los fabricantes de procesadores licencian para construir sus procesadores, con o sin modificaciones sobre el diseño original. De ahí que cada nuevo diseño que se introduce desde el Reino Unido afecte a todo el mercado.

Al igual que cuenta con diseños para CPUs, en ARM también tienen sus propios diseños para procesadores gráficos, las GPU a las que ahora se da tanta importancia en tantos sectores. Las conocemos como Mali, por su nombre de marca, y ARM ha presentado dos nuevos modelos con una característica bastante interesante: una optimiza la ejecución del código de machine learning y la otra incorpora arquitectura Bifrost.

Más rendimiento, menos consumo, machine learning

G52

Mientras que algunos fabricantes de procesadores están diseñando chips propios de inteligencia artificial para integrarlos en sus SoC, desde Apple a Samsung pasando por Huawei, ARM ha decidido ir un paso más allá y ha modificado la arquitectura de su GPU para adaptarla a los nuevos requerimientos del mercado, a la inteligencia artificial que está cada vez más demandada.

La mayor de las dos GPU presentadas, la Mali-G52, incorpora un diseño capaz de ejecutar procedimientos de machine learning un 360% más rápido. Esta GPU está llamada a ocupar un lugar en el cerebro de teléfonos móviles de alta gama, y también en televisores. No en vano, está diseñada para formar pareja con los núcleos Cortex A75 que se presentaron hace algunos meses.

Pero la G52 no vivirá sólo de su potencia, sino que también será más ahorradora en lo que a energía se refiere. Afirma ARM que consume un 15% menos que sus modelos anteriores. Así pues, no será extraño que dentro de poco la veamos sustituyendo a las G71 y G72 que ocupan parte del mercado de diseños de primera línea.

G31

En cuanto a la G31, se trata de una GPU destinada a teléfonos más económicos y con menor rendimiento bruto. Su diseño la "ata", siempre entrecomillado, a los Cortex A55 por lo que hablamos de procesadores de gama media y posiblemente gama baja aunque de un perfil más elevado. La GPU Mali-G31 llega con arquitectura Bifrost y es compatible tanto con Vulkan como con OpenGL ES 3.2.

La presentación de ARM no se ha basado únicamente en sus GPUs sino que también ha presentado procesadores para codificación y reproducción de vídeo, y también para gestión de pantallas. Los británicos han desvelado los nuevos Mali-V51 y Mali-V52 para vídeo, capaces de reproducir 4K a 60fps y multiplicar por dos el rendimiento de las actuales Mali-V61, ocupando dos tercios del espacio de éstas.

Como vemos, el mercado de los procesadores está a punto de dar un nuevo salto a nivel gráfico. Tanto si los distintos fabricantes adoptan estos diseños sin cambios como si los personalizan, se acerca un significativo aumento en potencia gráfica que ayudará no sólo a juegos sino también a aplicaciones de realidad virtual y aumentada.

Vía | Android Police
En Xataka Móvil | Qualcomm presenta su motor de inteligencia artificial para procesadores pasados y futuros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos