Compartir
Publicidad

Cortex-A75, A55 y Mali-G72: más potencia para allanar el camino a la inteligencia artificial

Cortex-A75, A55 y Mali-G72: más potencia para allanar el camino a la inteligencia artificial
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevamos ya bastante tiempo viendo nacer procesadores de todas las formas y colores, encajando en todas las categorías del mercado y llegando de manos de todos los procesadores activos. Lo que no llega tan a menudo es un cambio bajo el capó, un rediseño de las piezas que los componen que, en última instancia, es común a todos salvo por la presencia de los núcleos personalizados.

Por fin, tras bastante meses sin variaciones, tenemos aquí nuevos diseños, nuevas litografías. Los procesadores se conforman de piezas que, en algunos casos, ya olían a antiguo. Ahora ARM ha puesto las cartas sobre la mesa y ha renovado núcleos. No sólo eso, también ha presentado una nueva GPU. Los Cortex-A75, Cortex-A55 y Mali-G72 ya son oficiales, y no se tratará de un salto baladí.

Nuevos núcleos para elevar el listón

Arm Cortex

Si tuviésemos que elegir un modelo de núcleo de ARM que ha sido utilizado hasta saciedad, ése sería seguramente el Cortex-A53. Presente en prácticamente todas las categorías de los distintos fabricantes de chips, los Cortex-A53 han aparecido tanto en solitario como acompañados de otros modelos, bien por encima o por debajo de ellos.

ARM ha decidido que era hora de poner remedio a esto y ya está entre nosotros el diseño para los Cortex-A55, un corazón de procesadores que se sitúa ligeramente por debajo de los Cortex-A57, engrosando las filas de las opciones para procesadores de gama media. Como resulta difícil cuantificar la potencia de estos núcleos en algo que no sea porcentaje de crecimiento sobre los modelos anteriores, el nuevo Cortex-A55 lleva el Cortex-A53 un 20% más allá.

Cortex-A55 y Cortex-A75, núcleos más potentes y diseñados para conformar procesadores DynamIQ

Como no podía ser de otra manera, la batería también se beneficia de un núcleo que ahora consume menos energía y que ofrece a los fabricantes hasta 3.000 configuraciones distintas en las que apoyarse a la hora de construir sus propios procesadores, desde los tipos de memoria L2 y L3 hasta las capacidades NEON. Como de costumbre, los Cortex-A55 podrán formar clústeres de hasta ocho núcleos.

También ha habido tiempo para renovar las gamas altas, y ARM ha colocado un modelo de núcleo por encima de los actuales Cortex-A73. El Cortex A-75 también nos ofrecerá un 20% de potencia extra y la capacidad de mantener esa potencia sostenida durante más tiempo sin provocar recalentamientos. Una buena noticia ya que todo en los smartphones es cada vez más potente y más "tragón", aunque el Corte-A75 debe elevar el consumo un 7% aproximadamente.

Cortex A75

Además, la presentación de los nuevos Cortex-A75 ha traído consigo otro dato debajo del brazo, uno que queríamos ver escrito desde hace bastante tiempo. Según ARM, los nuevos Cortex-75 están preparados para soportar una velocidad de reloj sostenida de 3GHz. Los nuevos núcleos ARM, diseñados para ser construídos en 10 nanómetros, han llegado pegado bastante fuerte.

Un detalle que no debe pasar por alto es el hecho de que estos núcleos han sido diseñados expresamente para encajar en unidades DynamIQ, que fueron presentadas recientemente por ARM y que se enfocarán en llevar la auténtica inteligencia artificial un paso más cerca de la realidad. Así pues, con los nuevos Cortex-A75 y Cortex-A55 podremos construir procesadores DynamIQ con configuraciones big.LITTLE, que también han sido renovadas para aceptar múltiples frecuencias, voltajes y tipos de núcleos.

Mali-G72, el turno de las GPUs

ARM no sólo ha tenido hueco para los núcleos de CPUs en su presentación sino que ha reservado tiempo para hablar de sus nuevas gráficas. Las Mali-G72 llegan para situarse un poco por encima de las Mali-G71, aunque como ahora veremos el salto no ha sido tan nimio como podría parecer por el número de serie de la GPU.

El principal cambio de esta nueva GPU Mali-G72 es que es más compacta que los anteriores modelos, ofreciendo a los fabricantes la posibilidad, si así lo desean, de empaquetar más núcleos de renderizado en el mismo "cuerpo". Así, mientras que las Mali-G71 ofrecían un tope de 20 núcleos, las Mali-G72 permiten alcanzar la nada desdeñable cifra de 32 núcleos de renderizado al más alto nivel.

Mali G72

Por si eso no fuera poco, las nuevas Mali-G72 ofrecen, siempre sobre el papel, un 25% de ahorro de energía con respecto a los anteriores modelos. Esto redundará en que se podrán desarrollar gráficos avanzados durante más tiempo con un consumo incluso menor que el de las gráficas Mali-G71.

Listos para final de año

¿Cuándo veremos estos avances llegar al mercado? ARM espera que las primeras implementaciones reales de sus litografías y GPUs lleguen al mercado en torno al último trimestre de este año 2017, e incluso durante el primer trimestre del año 2018. Aunque otro detalle que nos interesa es cómo van a aprovechar estas litografías los fabricantes que ya desarrollan núcleos personalizados o custom cores.

No olvidemos que tanto los futuros núcleos Artemis de MediaTek como los Cryo de Qualcomm o los núcleos M de Samsung se aprovechan de estos diseños para existir. Puede que, por tanto, hayamos asistido a la presentación de la base sobre la que se edificarán los grandes chips del próximo año 2019. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos.

Vía | Android Authority
En Xataka Móvil | Qualcomm hace oficiales sus nuevos procesadores Snapdragon 660 y Snapdragon 630

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos