Publicidad

Google parece dispuesto a fabricar sus propios Nexus, al más puro estilo de Apple

Google parece dispuesto a fabricar sus propios Nexus, al más puro estilo de Apple
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Google es una compañía de software. O lo era, pero volveremos a eso más tarde. Siempre ha sido de software y sus incursiones en el mercado, las más importantes, han ido enfocadas en la misma dirección. Su mayor éxito, aunque no lo haya sido en términos económicos, es Android. Un sistema operativo que ya va por su sexta versión, en numeración, y que cuenta con el apoyo de Android One en países emergentes.

Mejorar la experiencia de su sistema operativo móvil ha sido durante mucho tiempo su preocupación, y ahora no es distinto. Para ello, y enfocados a los desarrolladores, Google creó el programa Nexus. Sus modelos no siempre se llamaron así, claro. El iniciador de la saga, y precursor del programa, fue el HTC Dream, allá por el año 2009, también conocida como HTC G1. Pero después llegó el Nexus One y empezó todo.

Inaugurados oficialmente los Nexus, siempre han seguido el mismo patrón. Hardware construido por un tercero y software, siempre con versión nueva y a estrenar, facilitado por Google. HTC, Samsung, Motorola, ASUS. Distintos fabricantes se han ido apuntando al programa y ahora todo parece estar a punto de cambiar. Google podría estar iniciando el camino hacia la independencia.

Google Nexus 5 Press Top Edge Left 800x533 C

El programa Nexus está más vivo que nunca

Es difícil saber cuántas veces ha muerto el programa Nexus. Los medios nos hemos encargado de ello, no nos falta parte de culpa. De cuando en cuando surgían rumores de que tal o cual smartphone sería el último, y todos detrás del ansiado titular. Google rindiéndose y cerrando los Nexus para no desairar a sus partners en Android. La última información que llega, puesta siempre en duda hasta la oficialidad o el desmentido, habla de que los Nexus están más vivos que nunca.

Google, ahora dentro de la estructura alfabética de Alphabet, valga la pseudo-redundancia, podría en manos de ésta, su matriz, la fabricación de los terminales Nexus de ahora en adelante. Google Nexus fabricados de cabo a rabo por la gran G sin más intermediarios que los fabricantes de piezas. La gran noticia es que estos Nexus llegarían firmados únicamente por Google. Se acabaron las colaboraciones.

Lógicamente, seguiríamos teniendo pantallas de Samsung, chips de Qualcomm, cámaras de Sony o memorias de cualquier otro. No se menciona por ninguna parte que Google se vaya a meter en la fabricación de componentes. Lo lógico sería que no lo hiciese. Simplemente, ensamblaría sus terminales Nexus a base de piezas de otros para así garantizarse un mayor porcentaje de los beneficios y, sobre todo, la producción.

Google Pixel C

Google ya ha vendido hardware "propio"

Ahora es cuando retomamos lo dicho al principio, y es que no sería la primera vez que Google se enfrasca en algo así, aunque probablemente sí sería la más sonada. En el mercado ya están los Chromecast, tanto el normal como el Chromecast Audio, fabricados por no-sé-quién pero con la marca Google en ellos, y nada más. Los Chromebooks también dieron la bienvenida recientemente al Pixel C, su primer ordenador portátil 100% con Google Chrome. Construir sus propios móviles Nexus sería sólo un paso más. Un paso lógico.

La marca Nexus es importante para Google, más de lo que nos pueda parecer. Independientemente de cuantos Samsungs o móviles chinos con Android se vendan, Nexus es su escaparate. En ellos muestran cómo debe ser Android sin retoques artificiales y todo el potencial de un sistema operativo ejecutado sin capas ni modificaciones. Así, Google pasaría a una estrategia más propia de Apple que de la Google actual. El control total sobre sus dispositivos.

Llevar los Nexus a otro nivel

Con un control de la producción a ese nivel, los modelos Nexus podrían destacar aún más sobre la competencia en fluidez y rendimiento. No olvidemos que la compra de Motorola, pese a que fue un movimiento para hacerse con sus patentes, acabó con un Moto G en el mercado que rompió los moldes y redefinió lo que debería ser una gama media.

En su momento ya se habló de un programa de terminales Premium, de una serie de fabricantes elegidos, que formarían parte de una élite en Android. Eran los Android Silver y su desarrollo se detuvo. También hubo un tímido intento de distribuir Android puro con los modelos Google Edition, ahora ya en el olvido. Todos podrían ser pasos previos al movimiento adelantado por The Information con su exclusiva.

Sundar Pichai

Así pues, Google habría puesto en marcha la maquinaria para llegar a ser independiente de constructores externos, fijándose como meta en el horizonte el realizar Nexus que sean 100% Google. El movimiento, además de interesante, sería comprensible. Sobre todo con la posible huída de Samsung hacia Tizen siempre sobre su cabeza.

Las gestiones asociadas al hardware

Una de las grandes dudas que suscita este cambio, de confirmarse, es cómo gestionará Google los procesos que ahora realizan los colaboradores. La distribución, la promoción, los acuerdos con operadores en todo el mundo. Aunque ya tienen algo de experiencia con Android One, todas esas gestiones recaerían directamente sobre Google, al no existir intermediarios.

O quizá en Alphabet estén planteándose otra incorporación, una empresa que se dedique a llevar todo el hardware de la compañía que, a tenor de esta información, no parece que va a ser escaso.

Más información | The Information
En Xataka | Google Shop, la primera tienda física se abre en Londres

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir