Compartir
Publicidad
HTC U 11, ¿tabla de salvación para la marca o más de lo mismo?
HTC

HTC U 11, ¿tabla de salvación para la marca o más de lo mismo?

Publicidad
Publicidad

HTC fue un grande de la telefonía móvil en los primeros pasos de Android en el terreno de los smartphones. El tiempo verbal está bien empleado, hablamos de pasado y no de presente pues los taiwaneses llevan ya varios años de capa caída, con una división móvil que se ha convertido en una máquina de generar números rojos y cuya continuidad lleva ya demasiado tiempo en cuestión.

No puede decirse que la empresa con sede en Taoyuan no haya intentando remontar tanto en ventas como en críticas, pero desde sus oficinas centrales no ha salido ningún superventas desde hace ya bastante tiempo, y el desgaste de la línea One les ha lastrado hasta el presente día. El HTC U11 es su última apuesta, pero todavía está por ver que se trate de una mano suficiente. Las cartas de HTC ya están sobre la mesa, como las de su competencia.

El mercado de los mellizos

Htc U 11

Uno de los principales problemas que se está encontrando el mercado actual de smartphones es que se ha convertido en una fábrica de mellizos. Los componentes más populares se replican sin cesar, y fabricante a fabricante van calcándose las características para no quedarse atrás. El resultado es que todos, con pequeñas diferencias, presentan una potencia similar. Con pequeñas diferencias hemos dicho.

El Snapdragon 835 está siendo lo suficientemente popular para que la gama alta de este año vaya a servirse de él como característica estrella. El chip llegará en el interior del HTC U11 pero también a bordo del Xperia XZ Premium, del Xiaomi Mi 6, de uno de los modelos internacionales del Galaxy S8 y pronto será el cerebro de medio mercado de gamas altas.

Procesadores, memorias, tamaños de pantalla, resoluciones. Todo parece clónico y la auténtica diferenciación queda en la fluidez, que depende de cada fabricante por las características propias de su capa, en el diseño y en sus capacidades fotográficas. La cámara, un componente que se mide en megapíxeles pero que se diferencia en miles de cosas más.

Oye, que DxOMark dice que no hay nada mejor

Analiza y cuenta DxOMark que el HTC U11 cuenta con la mejor cámara que se ha fabricado hasta ahora para un teléfono móvil. Con una puntuación de 90 sobre 100, el HTC U11 vuela por encima de iPhones, Galaxys, LG Gx y Xperias. Es mucho decir para su sensor de 12 megapíxeles, sobre todo porque las experiencias fotográficas de HTC en el pasado no han sido demasiado favorables para la marca.

La apuesta este año es por un sensor con apertura f/1.7, uno acompañado por un doble flash LED, por un estabilizador óptico y por capacidades de grabación de vídeo en 4K. Sobre el papel todo pinta bien, pero en el mercado hay importantes pesos pesados en fotografía para móviles y HTC tendrá que hacerlo muy bien para destacar. O como poco, para equipararse con el resto.

Otra gran premisa de este HTC U11 es el contar con un marco sensible a la presión. Apriétalo, presiónalo, achúchalo. Un marco que sabe cuándo lo agarramos con fuerza y nos deja lanzar la cámara, disparar aplicaciones concretas. De nuevo, pinta bien sobre el papel pero habrá que testear. Diferenciaciones sobre la competencia que ya veremos si son suficientes.

Confiarlo todo a un terminal anodino

Htc U11

Porque es problablemente el adjetivo que se nos viene a la mente cuando observamos este U11 de HTC. Un dispositivo que parece como muchos otros, cuyo diseño exterior no cuenta casi con cada que capte nuestra atención, que nos enamore. El diseño hace tiempo que importa mucho, y el HTC U11 no parece tener la pegada necesaria para destacar. Ojalá nos equivoquemos.

HTC tiene aún mucho lastre de decisiones pasadas, y la competencia ha hecho muy bien los deberes. El U11 parece bastante bueno pero, de entrada, ya llega tarde. Aterrizará con el Galaxy S8 rompiendo récords de reservas, y posiblemente de ventas, con un LG G6 que ha recibido excelentes críticas y con un Xiaomi Mi 6 que se agota cada vez que se pone a la venta.

El diseño hace tiempo que importa mucho, y el HTC U11 no parece tener la pegada necesaria para destacar

Puede que este HTC U11 sea realmente bueno y la imagen de la compañía empiece a cambiar para bien, pero quizá haga falta mucho más para convencer a un mercado que ya observa al fabricante como a uno más del montón. Hemos visto resurreciones antes, y puede que ahora le llegue el turno a HTC. Pero ha de hacer las cosas muy bien, realmente bien.

Y de entrada, no parece que colocar un dispositivo que se diferencia demasiado poco de sus rivales a 749 euros sea un buen punto de partida. Sobre todo teniendo en cuenta que su batería de 3.000 mAh parece insuficiente. Mucha suerte a HTC, pero si el HTC U11 es su tabla de salvación en el mercado, puede que la jugada no les salga como ellos desearían. Demasiadas sombras.

En Xataka Móvil | El HTC U11 ya es oficial, ¿qué ha cambiado con respecto al HTC 10?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos