Compartir
Publicidad

La nueva guerra del fútbol o el juego de la gallina

La nueva guerra del fútbol o el juego de la gallina
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con La Liga y las competiciones europeas a punto de terminar para dejar paso al Mundial de Rusia, la actualidad del fútbol también pasa por los despachos de los directivos de los operadores y Mediapro. Los derechos de la Champions y Europa League serán al completo de la empresa catalana a partir de la próxima temporada, mientras que pronto saldrán a subasta los derechos de La Liga para el trienio que se inicia en la temporada 2019/2020.

Volvemos a una situación ya conocida, porque no hace tanto tiempo que los operadores se vieron en la misma situación: vigilar de reojo a sus rivales directos para comprar (o recomprar a Mediapro) o no los derechos. La cuerda entonces se tensó hasta tal punto que Movistar no emitió la Champions hasta finalizada la fase de grupos. Y ahora mismo la cuerda está aparentemente más tensa que nunca, incluso con Vodafone rechazando pujar por los derechos de la máxima competición europea, pero no nos engañemos: la actual guerra del fútbol se parece mucho al juego de la gallina.

Para quienes no conozcan el juego de la gallina pueden ver la siguiente escena de la película 'Rebelde sin causa'. En ella James Dean y su adversario conducen cada uno un coche que se dirige a toda velocidad a un barranco. El gallina o perdedor del juego es aquel que se tira antes del coche. No haremos spoilers, así que si queréis conocer qué pasaba en el caso de la mencionada película aquí tenéis el fragmento.

¿En qué se parece el juego de la gallina y la guerra del fútbol? Muy simple: todos los operadores se miran de reojo, porque nadie quiere ser la gallina que se tire primero del coche, o de la carrera por el fútbol. Traducido de una vez al escenario del fútbol, ningún operador quiere tirarse del barco del fútbol y quedarse sin los derechos mientras sus rivales sí los tienen, por mucho que lleven años diciendo que no son rentables.

Vodafone es la gallina... de momento

coimbra

Y ya tenemos la primera gallina. Mediapro se hizo con los derechos de la Champions para las temporadas 2018/19, 2019/20 y 2020/21 en las que, salvo sorpresa de última hora, no habrá partido en abierto. Y como solo cuentan con una plataforma online para ofrecer los partidos quiere revenderles los derechos, ya empaquetados en su beIN Sports, a los operadores.

En Vodafone se quedan agazapados a la espera de ver qué hacen sus rivales y saltarán si compran la Champions

Vodafone, que ya había dicho que incluso perdiendo todos los clientes que tienen fútbol contratado ganarían dinero por el alto coste de los derechos, ha encarnado el papel de la gallina, al no presentar una oferta. Pero ojo, que eso no quiere decir nada: Movistar y Orange sí han presentado ofertas, aunque Mediapro podría rechazar ambas por considerarlas insuficientes, pero Vodafone podría entrar en el juego más tarde.

Fuentes del operador se apresuraron a asegurar que la no presentación de una oferta en primera instancia no significa que no vayan a poder ofrecer la Champions a sus clientes, ya que podría negociar posteriormente con la productora catalana. Y que nadie dude de que esa negociación llegará tarde o temprano si alguno de sus rivales se hace con la Champions, porque por mucho que los números no salgan Vodafone no se va a arriesgar a quedarse en desventaja respecto a sus rivales.

La verdadera batalla llegará con La Liga

Amazon

Mientras los operadores negocian con Mediapro, otra batalla llegará muy pronto, por lo que las dos discurrirán en paralelo, aunque es inevitable que en algún momento se crucen. Se trata de la subasta de los derechos de La Liga para las tres temporadas que empiezan en la 2019/20, en la que la LFP pretende conseguir una recaudación récord, incluso obligando a los operadores a vender los partidos fuera de paquetes convergentes.

Esta será la verdadera batalla porque, si se repite el método de subasta de la última ocasión, no habrá un solo ganador. La Liga separará los partidos por lotes (el mejor partido de cada jornada de las dos máximas competiciones por un lado, el resto de partidos por otro y otro lote con los derechos para bares) y podría limitar a uno los lotes que puede conseguir una misma empresa. Un método de subasta que de repetirse deja un escenario distinto al de la Champions, donde una empresa se hace con los derechos y los revende.

La entrada de nuevos actores (Amazon es el que más suena) podría calentar el precio de los derechos de La Liga

Las condiciones definitivas de la subasta se darán a conocer los próximos días tras recibir La Liga el informe no vinculante de la CNMC y es probable que antes de verano conozcamos el resultado de la misma. Desde La Liga saben que tienen el producto estrella, multitud de partidos por semana, y quieren recaudar 1.300 millones de euros por temporada, aunque lo más probable es que se tengan que conformar con una cifra similar a la de la última subasta, que rondó los 1.000 millones de euros.

Pero no nos olvidemos de que estamos en medio de un fuego cruzado. Son multitud los intereses que hay en una y otra parte, unos amenazando con dejar de adquirir los derechos, otros hablando del posible interés de Amazon, Facebook o Netflix y todo ello retransmitido por la prensa. Si me pidiesen una apuesta yo lo tendría muy claro: todo seguirá como hasta ahora, con todo el fútbol en todos los operadores. Y es que nadie quiere ser la gallina.

En Xataka Móvil | El próximo acuerdo entre Telefónica y Netflix: un paso más hacia el adiós del fútbol en los operadores

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos