Publicidad

Las altas exigencias de la CNMC podrían echar abajo la compra de Canal+ por parte de Movistar

Las altas exigencias de la CNMC podrían echar abajo la compra de Canal+ por parte de Movistar
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde que Telefónica anunciase el pasado mes de mayo un acuerdo con Prisa para hacerse con Canal+ los rumores han ido siempre en la misma dirección. La alta concentración del mercado de la televisión de pago en España en un solo operador sería tenida en cuenta por la CNMC, y así parece estar siendo.

Según nos cuentan hoy desde El Confidencial el regulador del sector se está tomando su tiempo para tomar una decisión pero los tiros irían por unas exigencias altas. La que más preocuparía a Movistar sería la obligación de tener que ofrecer paquete de canales a otros operadores, lo que podría provocar que el operador acabase renunciando a cerrar la transacción.

Televisión por satélite o por fibra óptica

Según las fuentes la CNMC no solo obligaría a Movistar a dar acceso a sus rivales a ciertos canales incluidos en la oferta de Canal+, si no que además tendrían que ofrecer a estos paquetes de canales para ser revendidos. Pero el regulador podría ir más allá, exigiendo que esos canales se pudiesen ofrecer bien por satélite o por fibra óptica.

Por supuesto que tales exigencias, que son mayoritariamente las mencionadas por los rivales del operador, no le gustan nada al operador. Es por ello que Movistar habría comunicado al regulador que de no rebajarse las exigencias el acuerdo entre Telefónica y Prisa, propietaria de Canal+, quedaría en nada.

De cerrarse el acuerdo más del 80% de los usuarios de televisión de pago quedarían en manos de Movistar, una concentración que no gusta ni al regulador ni a los rivales del ex-monopolio. En su favor el operador estaría esgrimiendo que el mercado de TV de pago todavía está por despegar en España, si se compara con su penetración en otros países.

Vistas las posiciones de ambos bandos y que la decisión de la CNMC parece estar bastante madura es de esperar que pronto conozcamos el final de esta historia. Y no olvidemos que la compra de Canal+ no es más que otra pelea entre Movistar y el regulador del sector, siendo el tema de la fibra óptica el otro gran punto de desencuentro entre ambas partes.

Vía | El Confidencial

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir