Telefónica acelera el cierre de sus centrales de cobre: más de 500 se han apagado este último año

Telefónica acelera el cierre de sus centrales de cobre: más de 500 se han apagado este último año
1 comentario

El progresivo despliegue de la red de acceso de fibra óptica llevó a Telefónica a comenzar el cierre de sus antiguas centrales de cobre en 2016. Las dos primeras en apagarse fueron las situadas en Torrelodones y Sant Cugat, y de las 20 centrales cerradas en 2017 se pasó a un total de 50 al año siguiente.

En 2018, la compañía se comprometió a cerrar una al día y, durante este año, ha acelerado el proceso hasta el punto de que, en el primer semestre de 2021, alcanzó el hito de 1.000 centrales de cobre apagadas. Ahora, la CNMC acaba de actualizar el mapa con la distribución de las centrales de cobre que ya han cerrado y, como veremos a continuación, están repartidas por todo el territorio español.

Siete centrales de cobre con accesos desagregados han cerrado en 2021

Centrales Cobre Telefonica
Fuente: CNMC

La red de fibra óptica (FTTH) necesita un menor número de centrales para atenderla, de manera que muchas de ellas han dejado de ser necesarias. Telefónica inició el cierre de centrales de cobre en 2016 y, cuando acabe este año, más de 1.000 centrales de cobre de la compañía se habrán apagado (de un total de casi 3.000 centrales anunciadas). Como vemos, sólo en 2021, y a falta de las 23 que clausurará en noviembre y diciembre, Telefónica ha echado el cierre en más de 500 centrales.

La CNMC acaba de actualizar el mapa de las centrales de cobre que han cerrado ya. Las marcadas con una estrella son las de mayor tamaño, las centrales de cobre con accesos desagregados donde han coubicado los operadores sus equipos de banda ancha. En todas las demás, que aparecen señaladas en el mapa con puntos azules, había sólo servicios de acceso indirecto o no había servicios mayoristas.

Mapa Centrales Cobre
Fuente: CNMC

Recordemos que, con el fin de facilitar la migración definitiva de los servicios de cobre a los de fibra, la última revisión de los mercados de banda ancha aprobada por la CNMC contempla una reducción de 5 a 2 años en el plazo regulado para el cierre de las centrales de cobre con accesos desagregados. Hasta el momento, han cerrado siete (todas en 2021) de un total de 835.

El cierre de una central conlleva el fin de la obligación de acceso en dicha central a la red de pares de cobre de Telefónica, de manera que ni ésta ni otros operadores pueden hacer uso de ellos. Los usuarios que tengan contratado un producto de cobre (con cualquier operador) en un área cubierta por una de las centrales afectadas por el cierre, tienen que cambiarse a una oferta con fibra, pero la instalación es totalmente gratuita y pueden conservar su número de teléfono actual.

Temas
Inicio