Compartir
Publicidad

Vodafone es el único gran operador que apenas sufre la irrupción de MásMóvil en la banda ancha fija

Vodafone es el único gran operador que apenas sufre la irrupción de MásMóvil en la banda ancha fija
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los datos de evolución de las líneas móviles en España el año pasado ya los pudimos analizar en enero, gracias a los datos de portabilidades. Movistar fue el único gran operador en aguantar el huracán MásMóvil, que con su estrategia multimarca consiguió ganar por esa vía más de 400.000 líneas. Y ahora que la CNMC ha hecho públicos los datos de banda ancha fija, toca analizar este mercado.

La banda ancha fija en España ya tiene una alta penetración en los hogares, pero a pesar de ello ha incorporado más de medio millón de líneas por año en el último trienio. Ahora, tras ser Vodafone y Orange los principales beneficiados de ello en 2015 y 2016, Vodafone ha sido la que mejor ha capeado la irrupción con fuerza en este mercado de MásMóvil. El operador rojo ha repetido prácticamente su dato de 2016 en 2017, mientras que los de Movistar y Orange han ido a peor.

La banda ancha fija en España tuvo un claro ganador en 2017: MásMóvil. El mercado creció en poco más de medio millón de líneas y el grupo amarillo se llevo 382.071 líneas gracias a sus ofertas low cost. De enero a agosto el grupo se movió siempre entre 20.000 y 30.000 líneas ganadas mes a mes, pero tras el verano llegó a superar incluso las 50.000 en noviembre.

Movistar y Orange han pagado la irrupción de MásMóvil, la primera volviendo a perder líneas y la segunda con un ritmo de crecimiento de menos de 3.000 líneas al mes

Se podría pensar que el principal perjudicado es esos datos sería Vodafone, el gran operador que lideró las ganancias en 2016, pero no ha sido así. El operador británico todavía logró liderar las ganancias en enero y febrero y tras el bache de la primavera-verano (llegó a perder 4.500 líneas en julio) en octubre estuvo a punto de arrebatarle el trono a MásMóvil, ganando 45.000 líneas. En el total del año Vodafone ha logrado crecer en 197.286 líneas.

Muy distinto ha sido el papel de Orange y Movistar a lo largo del año. La trayectoria de ambas ha sido de todo menos plana, con los franceses empezando bien mientras Movistar pagaba sus subidas de tarifas. Las dos marcas acabaron el año con un mes positivo, pero el acumulado de los anteriores meses ha terminado con Orange ganando 30.645 líneas, mientras que Movistar ha perdido 23.637.

Toda la evolución del año y el acumulado lo podéis ver en el siguiente gráfico:

Mismo crecimiento, distinto reparto

Echando la mirada más atrás, queremos comparar los datos de 2017 con los de 2016 y 2015. Las nuevas líneas de banda ancha fija han crecido ligeramente por debajo del año anterior, 570.000 en 2017 frente a las 580.000 de 2016, aunque por encima de las 506.000 de 2015. Pero lo que más ha cambiado es el reparto de ese mercado creciente, porque mientras antes la (casi) totalidad de ese crecimiento se quedaba en las tres grandes marcas, ahora un nuevo actor se queda con más de la mitad.

En ese cambio del reparto de la tarta el menos perjudicado es Vodafone, que prácticamente repite el dato de 2016 en 2017, creciendo en 20.000 líneas frente al dato de 2015. El más afectado es Orange, que de liderar las ganancias en 2015 y sumar 187.000 líneas en 2016 se queda con solo 30.000 el año pasado. Eso sí, el peor dato es para Movistar, que pasa de las 102.000 líneas ganadas en 2016 a perder 23.000 en 2017.

¿Habrá freno para MásMóvil en 2018?

Vista la imagen de lo ocurrido en la banda ancha fija española en 2017 y su comparación con años anteriores, toca ya pensar en 2018. Los inicios apuntan a beneficiar a MásMóvil, ya que entre febrero y abril sus tres grandes rivales subirán sus tarifas y muchos usuarios buscarán refugio en el cuarto operador. De hecho, Yoigo ha renunciado a subir tarifas aunque fuese solo a nuevos clientes, retocando ligeramente su oferta convergente. Porque lo que funciona no se toca.

En los primeros meses de 2018 los grandes sufrirán sus subidas de precio, la incógnita es si apretarán mediante sus segundas marcas para poner freno a MásMóvil

La pregunta es qué ocurrirá tras estos meses iniciales que parecen previsibles. El grupo MásMóvil seguirá buscando que sus casi cinco millones de clientes de móvil también contraten con ellos la conexión a internet, para ello se apoyarán en la red de fibra de Orange, pero los grandes podrían buscar poner freno a ese fuerte crecimiento apretando las tuercas mediante sus segundas marcas.

Foto de portada | Pixabay En Xataka Móvil | Comparativa de tarifas convergentes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos