Compartir
Publicidad

Moto E demuestra que por 130 euros cualquiera puede acceder a Lollipop y a LTE

Moto E demuestra que por 130 euros cualquiera puede acceder a Lollipop y a LTE
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Motorola nos tenía guardada una sorpresa para hoy y ha cumplido: han llegado los nuevos Motorola Moto E, los dispositivos de gama de entrada de un fabricante que no para de hacer las cosas bien y que desde luego vuelve a presentar a un dispositivo de referencia para una gama en la que uno esperaría muchas limitaciones.

Los Moto E las tienen, desde luego, sobre todo en apartados importantes para ciertos usuarios como el de las cámaras integradas o en el grosor. Y sin embargo la evolución de los Moto E es especialmente destacable por tres circunstancias: su precio de 129 euros, su soporte LTE, y el hecho de que contaremos con un dispositivo a la última gracias a la inclusión de Android 5.0 Lollipop.

Si quieres Lollipop, lo tienes fácil

Que por ese precio cualquier usuario pueda acceder a un terminal con soporte para redes 4G y que además cuente con la última versión del sistema operativo de Google es una gran noticia para un mercado como el de las gamas de entrada, que hasta no hace mucho parecía reservado a dispositivos más limitados en todo.

Moto E 2015 2

Pero es evidente que las gamas bajas cada vez son más solventes. El procesador integrado (un Snapdragon 410) con 1 GB de memoria serán la base de una capacidad de proceso muy decente por ese precio, al que además acompañan esos 8 GB de capacidad de almacenamiento de serie que son otra de esas características muy bienvenidas por los usuarios.

La posibilidad de disfrutar de la última edición del sistema operativo de Google es también nota destacada de un terminal del que a estas alturas ciertamente se podría esperar esa novedad, pero que en cualquier caso permitirá contar con todas las ventajas de la plataforma, incluyendo por supuesto la nueva filosofía de diseño Material Design.

¿Quién necesita Android One?

Con esta propuesta Motorola nos hace plantearnos la pregunta de si realmente Android One tiene sentido en el mercado. El programa para tratar de impulsar el uso de Android en las gamas de entrada parece ahora innecesario, y las recomendaciones hardware de Google y los acuerdos con fabricantes como Micromax o Lava se quedan en papel mojado si tenemos en cuenta que compiten con terminales tan atractivos como el Moto E.

Spice Android One

De hecho este dispositivo vuelve a amenazar a sus competidores en esa gama de entrada: no solo a sus "primos hermanos" del programa Android One, sino a plataformas enteras que precisamente estaban destinadas a tratar de conquistar los mercados emergentes. Podéis ver esas diferencias en la comparativa que acaban de publicar nuestros compañeros de Xataka Android.

Aquí es inevitable no citar a un algo desaparecido del mapa Firefox OS, pero también es importante mencionar a unos Windows Phone que a pesar de sus virtudes -el Lumia 535 es otro "telefonazo" de la gama de entrada- parecen no captar el interés que los terminales Android. Más difícil lo tienen alternativas como Tizen, desde luego, y el Moto E probablemente suponga un nuevo mazazo para las aspiraciones de esos fabricantes.

Pantalla y cámara como próximas conquistas

Los dos únicos apartados en los que se le podrían poner un pero al Moto E -y es difícil con ese precio- serían el de la pantalla y las cámaras integradas. El dispositivo de gama de entrada de Motorola cuenta con una cámara posterior de 5 Mpíxeles y por primera vez integra una frontal con calidad VGA.

Moto E 2015 3

Los selfies llegan también por lo tanto a la gama baja aunque sea con esa calidad limitada, pero en cualquier caso este es un terreno en el que si queremos sacarle más partido al dispositivo haríamos bien en dar el salto a dispositivos más ambiciosos. Aquí parece que la propuesta de Motorola es perfecta: si el Moto E no te llega, por 50 euros más te ofrecen un Moto G que es un producto que roza la perfección también con esa relación precio/prestaciones.

El otro "pecadillo" de los Moto E es sin duda la pantalla: la diagonal gana ligeramente (de 4,3 a 4,5 pulgadas), pero no así la resolución que se queda en 960 x 540 píxeles. La calidad y prestaciones de ese apartado parecen ser otro de los puntos en los que el modelo evolucionará en el futuro -casi me ha extrañado que no llegaran a las 720p-, pero de nuevo aquí el salto a terminales de gama media parece coherente.

Y aún así, qué pocas pegas se le puede sacar al Moto E. En Motorola saben muy bien lo que se hacen, y seguro que Lenovo está muy contenta con su compra. La cosa promete.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio