Compartir
Publicidad

¿Es el uso del móvil un detonante de síntomas de hiperactividad y déficit de atención?

¿Es el uso del móvil un detonante de síntomas de hiperactividad y déficit de atención?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El móvil se ha perpetrado con los años como uno de los símbolos modernos de distracción en distintos ámbitos, ya sea a nivel social como académico, por no hablar de lo fatídico del uso del móvil durante la conducción. Aunque dependa de cada caso, cuesta poco ver algunos ejemplos a nuestro alrededor en cualquier momento, y de hecho unos investigadores han llevado a cabo otro estudio en relación a esta distracción asociándolo al desarrollo de hiperactividad.

Concretamente se habla de un aumento de los casos de déficit de atención y trastornos de hiperactividad. Un trabajo realizado por el equipo liderado por el investigador de la Universidad de Virginia (Estados Unidos) Kostadin Kushlev en colaboración con algunos investigadores de la Universidad de la Columbia Británica (Canadá). Un trabajo que se ha presentado en la Conferencia de Interacción entre ordenadores y humanos de la Association for Computing Machinery.

Perdón, ¿de qué hablábamos?

Esto de que los científicos nos tomen por conejillos de Indias para hacernos ver los efectos de la concentración no es nada nuevo. Hace unos meses veíamos los resultados de un curioso estudio en el que se medía tanto la capacidad a la hora de realizar un test como algunas constantes vitales en dos situaciones: teniendo el móvil a la vista y sin él.

Los investigadores vieron que había un empeoramiento en el resultado del test cuando los sujetos no tenían el terminal controlado, habiendo un efecto en las constantes vitales si se oía alguna notificación. Es decir, la intranquilidad de no revisar lo que acontecía en las pantallas repercutía en la concentración (y en las pulsaciones) de los sujetos.

Usando el smartphone

En esta ocasión, el equipo liderado por Kostadin Kushlev calculó que pasamos pendientes de los smartphones unas dos horas al día e hizo un estudio con 221 estudiantes de la Universidad de la Columbia Británica. Este trabajo constó de dos fases: en la primera los estudiantes pondrían al máximo el nivel de notificaciones y alertas durante una semana, y en una segunda harían justo lo contrario, poniéndose difícil el poder acceder a terminal.

Al final de cada una de estas fases los sujetos respondieron a una serie de preguntas que permitirían a los investigadores evaluar si existía alguna indicación relativa a padecer algún trastorno de hiperactividad o déficit de atención. Y, según asegura el equipo, estos tests mostraron que al finalizar la semana de tener al máximo las notificaciones los sujetos mostraban un aumento notable del nivel de hiperactividad y distracción.

Hemos conseguido la primera prueba experimental de que las interrupciones causadas por los smartphones provocan la aparición en mayor medida de síntomas de trastorno de hiperactividad y déficit de atención, incluso en personas sin historial clínico al respecto.

Usando el smartphone

Quita, bicho, que me trastornas

Se observan síntomas como distracción, dificultad para concentrarnos, aburrirnos con facilidad cuando intentamos centrarnos, dificultades a la hora de realizar tareas y actividades estáticas o inquietud

Obviamente no se trata de algo general y depende como decíamos de cada caso y del tiempo (y atención) que dediquemos a los terminales. Pero lo que saca a relucir este trabajo es que tras el desarrollo de alguno de estos síntomas puede estar el uso del móvil. ¿Cuáles son estos síntomas?Distracción, dificultad para concentrarnos, aburrirnos con facilidad cuando intentamos centrarnos, dificultades a la hora de realizar tareas y actividades estáticas o inquietud.

El psicólogo recuerda que las últimas encuestas en relación al uso del móvil, éste se realiza en un contexto social en el 95% de las ocasiones (incluso uno de cada diez admite usarlo mientras practica sexo). También retrocede atrás en el tiempo hasta el lanzamiento de aquel primer iPhone en 2007 y un Steve Jobs prometiendo que los smartphone “lo cambiarían todo". Para él así ha sido, pasando a tener una fuente inagotable de notificaciones en nuestro bolsillo, y de ahí que este investigador decidiese comprobar la influencia en nuestra mente de ese constante goteo de avisos. Y tú, ¿has notado alguna de estas sensaciones?

Vía | Universidad de Virginia
En Xataka Móvil | Ante la distracción, una aplicación: cuatro apps para concentrarnos durante el estudio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos