Compartir
Publicidad

Móviles resistentes al agua en 2015: una ausencia y una sorpresa

Móviles resistentes al agua en 2015: una ausencia y una sorpresa
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hablar por teléfono en la ducha no es algo muy común pero sí algo que existe desde hace tiempo, cuando nuestra querida Nokia lanzó ese 5210 que prometía aguantar eso y más. Mucho ha llovido desde ahí, y el hecho de poder usar nuestros dispositivos cerca (o dentro) del agua es algo que siempre tiene demanda o que al menos se agradece por una parte del público. ¿Cuáles son los últimos terminales que resisten salpicaduras o son directamente sumergibles? Te traemos una lista.

Hay que tener en cuenta las puntualizaciones de esta característica, es decir, diferenciar entre water resistant y waterproof, los términos anglosajones que solemos leer para describirla como. En la ficha técnica el grado de resistencia, tanto al agua como al polvo, viene definida por las siglas IP, cuyo significado y equivalencias os explicamos con anterioridad citando com ejemplos el Sony Z2 y el Samsung S5.

Sony: resistencia por linaje

Probablemente sea de las primeras marcas que nos vengan en mente cuando pensamos en esta característica debido a que la compañía japonesa mantiene casi en la totalidad de sus terminales la resistencia al agua como una especie de requisito sine qua non. De las propuestas de este año por parte de Sony os hemos hablado en detalle.

Sony Xperia M4 Aqua

Este terminal, presentado en el MWC de este año, viene como iteración del Xperia M2 (siendo algo más grande) y con una certificación IP68 en cuanto a la resistencia al agua y al polvo. La apuesta de Sony para la gama media por 299 euros.

Sony Z5, Z5 Premium y Z5 Compact

Gama Z5

A parte del discreto y exclusivo lanzamiento del Sony Xperia Z4v (para Verizon), los buque insignia de la compañía para este año mantienen la resistencia al agua y al polvo con certificación IP68. Pero no como hasta ahora para la satisfacción del usuario: en esta ocasión ya no necesita taparse puerto microUSB ya no necesita taparse, algo que junto al cambio con respecto al botón de encendido (que ya no es protuberante) representa una mejora importante en el diseño. Como rasgos a destacar de cada uno:

  • Sony Xperia Z5: la opción de flagship para quien busca la renovación del Z3 con las consecuentes mejoras de hardware, acabados y el cristal esmerilado, y "se conforma" con la resolución de pantalla con respecto a su hermano premium. Y con un precio de 699 euros.

  • Sony Xperia Z5 Premium: 807 píxeles por pulgada, Sparkling Contrast y X-Reality, los puntos fuertes de la pantalla de este terminal que representa la aspiración de Sony a que sea la mejor del mercado. Con 3600 mAh (900 mAh y 26 gramos más que el Z5) para dar energía a una hambrienta pantalla 4K. En este caso, desde 799 euros.

  • Sony Xperia Z5 Compact: para quienes aún buscamos pantallas más bien pequeñas, Sony renueva la gama Compact con este terminal de 4,6 pulgadas, 2 GB de RAM (uno menos que los senior). Algo más grueso (8,9 milímetros), 2700 mAh y una cámara con nuevo sensor con la que Sony saca pecho. Desde los 599 euros.

Aunque como hemos comentado los móviles tienen la certificación apta para poder sumergirlo hasta 1,5 metros, desde Sony no recomiendan esta práctica, explicando que la característica se tienta a que los terminales se manejen sin miedo en entornos en los que sean susceptibles de mojarse o haya mucha suciedad.

Motorola quiere que no te despegues de su Moto G

Moto X 2015

Tres han sido también las propuestas de Motorola para este año, pero no todas resisten igual al agua. En cuanto a sus apuestas de mayor tamaño y gama, el Moto X Play y el Style, poseen un recubrimiento que repele el agua y protege de salpicaduras, derrames y otras exposiciones moderadas al agua y, como explican en su web textualmente, "no están diseñados para sumergirse en el agua o exponerlos al agua a presión u otros líquidos; no son impermeable". Encontramos el Moto X Play desde 385 euros y del Style aún no tenemos el precio.

El qué sí que es más todoterreno en este sentido es el pequeño, el Moto G de tercera generación, que sí es sumergible y que, con respecto a su predecesor, tiene mayor capacidad de batería (400 mAh más) manteniendo casi del todo las dimensiones (pesando 6 gramos más). Y por unos 200 euros.

Apartaos, mortales, que viene Turing

Hay teléfonos resistentes y luego está la idea de Turing Robotic Industries y su liquidmorfium. Un término inventado que, lejos de ser un falso reclamo (como el ziritione), el fabricante lo presenta como una aleación de cobre, circonio, aluminio, níquel y plata que proporciona una resistencia superior a la del titanio y otros metales. Con respecto al agua, también hay nanocobertura (como en los Moto X) pero en cuanto a sus componentes internos, que los protege teóricamente de agua y otros líquidos.

Turing Phone

Explica Syl Chao, presidente de la compañía, que para el Turing Phone no han optado por las juntas de goma que habitualmente se utilizan para otorgar la resistencia al agua, sino que esta nanocobertura protege los componentes cuando al sumergirse el terminal el agua entra en su interior. Basta con secarlo para seguir utilizándolo como si nada.

Un smartphone que promete ser el más seguro y resistente del mundo, tanto que parece que resista incluso a su compra. La web del terminal, cuya reserva (según Chao) estaría disponible a partir del 31 de julio, sólo muestra un espacio para introducir un código correspondiente a la misma. Un sistema que nos recuerda al de cierto fabricante cuya principal pega es justamente el sistema de distribución mediante invitaciones. Así, el precio rondaría los 550 euros.

El que se quitó el hábito y se puso la armadura

Samsung Galaxy S6

Los flagships de Samsung fueron tradicionales en cuanto a su ruidosa presentación en febrero durante el MWC, pero rompieron con los bordes que hasta el Galaxy S5 habían mantenido, dejando a un lado también la resistencia al agua por un cuerpo más elegante (y cómodo) y en metal. Los Galaxy S6 y S6 Edge carecen de la certificación IP67 que sí tiene el S5 y que permite sumergirlo hasta 1 metro durante media hora.

¿No tenemos flagship water-resistan este año? Bueno, los coreanos han sido duales con respecto a seguir líneas y supuestamente están cumpliendo esa intención de recortar el catálogo, pero han mantenido la costumbre de presentar una versión Active de su tope de gama. Mantiene las características técnicas en su mayoría y sí tiene certificación de resistencia, siendo en este caso la IP68.

En cuanto a los terminales de la compañía de este año, no hemos de olvidar el Samsung Galaxy Xcover 3, el nuevo modelo de esta línea que, si bien no está destinado a ser un tope de gama, su principal característica es la resistencia. Cuenta con certificación IP67 (la misma que el S5) y la especificación militar MIL-STD-810.

Samsung Galaxy XCover 3

El que aguanta la respiración a la chita callando

Hace pocos días saltaba la noticia de que los nuevos iPhone 6s y 6s plus aguantaban bajo el agua. Como en su momento apuntamos, no significa ni mucho menos que se trate de un terminal con una resistencia al agua certificada, pero sí es cierto que aguantan más de lo esperado.

El motivo, al parecer, es la nueva forma de sellar y las juntas que bordean todo el terminal, algo que hemos podido saber por los de iFixit. Tras ver las pruebas de resistencia al agua revisaron todo el smartphone y vieron una junta de 0,3 milímetros de grosor que parece ser la que proporciona esta mayor protección.

En Xataka Móvil | Agua, arena y descuidos: relájate y protege tu smartphone durante estas vacaciones
En Applesfera | Seis fundas resistentes al agua para que tu iPhone salga intacto del verano
En Xataka | Resistencia al agua en smartphones, qué garantiza cada certificación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos